Demanda Marítima

Bolivia reafirma que la demanda no toca el Tratado de 1904 y que Chile admitió que no se resolvió la controversia

Bolivia remarcó que “el régimen de tránsito comercial bajo el Tratado de 1904 no es exactamente un cuento de hadas" y remarcó que tras la firma de esa acuerdo el propio Chile admitió que no se resolvió la centenaria controversia por el mar.

La audiencia de los alegatos orales de la demanda marítima. A la izquierda, la comitiva boliviana.

La audiencia de los alegatos orales de la demanda marítima. A la izquierda, la comitiva boliviana. Foto: @evoespueblo

La Razón Digital / Rubén Ariñez / La Paz

11:42 / 19 de marzo de 2018

En la apertura de los alegatos orales de la demanda marítima boliviana este lunes, Bolivia reafirmó que su demanda no toca el Tratado de 1904, que selló los límites entre ambos países, y enumeró las contantes oportunidades en las que el país demandado, Chile, admitió que la controversia no fue resuelta pese a la rúbrica de ese acuerdo.

Esa postura fue apuntalada por el equipo jurídico boliviano en el inicio de la fase decisiva del juicio instalado por Bolivia en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en 2013 a la que acudió para que obligue a Chile a negociar una salida soberana al Pacífico sobre la base de varios compromisos hechos a lo largo de la historia.

El agente boliviano ante la corte de La Haya, Holanda, fue quien marcó la línea de la posición boliviana que Chile desmerecería luego al término de la primera jornada de alegaciones orales.

“El régimen de tránsito comercial bajo el Tratado de 1904 no es exactamente un cuento de hadas, sino que impone limitaciones significativas y costos grandes para Bolivia. Jamás ha sido un sustituto para el acceso soberano al mar y Chile lo ha reconocido en repetidas ocasiones”, remarcó el también expresidente y embajador de Bolivia ante el Reino de los Países Bajos de Holanda.

El citado pacto denominado “de paz y amistad” definió los límites entre ambas naciones, concretó el cercenamiento de la cualidad marítima de Bolivia y, a cambio, Chile comprometió una serie de facilidades para que Bolivia acceda al libre comercio a través de los puertos de Arica y Antofagasta.

“En virtud al Tratado de Paz y Amistad de 1904, Chile reconoció a favor de Bolivia y a perpetuidad ‘el más amplio y libre derecho de tránsito comercial por su territorio y puertos del Pacífico’. Junto con ello, Bolivia goza de autonomía aduanera, preferencias tarifarias, y facilidades de almacenamiento, exenciones tributarias y libre desplazamiento por las rutas de conexión con los puertos”, señala la parte introductoria de un documento que divulga Chile para publicitar su postura.

El presidente boliviano Evo Morales, quien lidera la comitiva que presencia esa fase en La Haya, remarcó en una conferencia de prensa que “el Tratado de 1904 fue impuesto, injusto e incumplido" y recordó que "aquí la demanda no es sobre el Tratado de 1904”.

Para la defensa boliviana, ese acuerdo no cerró la controversia en ese entonces, tras 25 años de la invasión chilena y posterior guerra, y en lugar de ello abrió el derrotero de más de una decena de negociaciones en las que Santiago admitió que había un asunto pendiente de resolución que estaba vinculado a otorgar a Bolivia, inclusive, parte de su territorio para ese efecto.

Para el abogado español Antonio Remiro Brotons, el denominado “Abrazo de Charaña”, en el que Chile acordó con Bolivia negociar una salida soberana al Pacífico, es una muestra de ello.

Aseguró que “fue una muestra que el Tratado de 1904 no zanjó el diferendo abierto tras la invasión y posterior guerra de 1879”.

Esa negociación de los entonces dictadores Hugo Banzer y Augusto Pinochet, como la agenda de 13 puntos, en la que estuvo el tema del mar, acordada entre los presidentes Michelle Bachelet y Evo Morales, fueron expuestos como parte de los alegatos que sustentan la causa instaurada en 2013 ante la falta de respuesta a la centenaria demanda.

A su turno, la abogada del equipo jurídico boliviano Monique Chemillier-Gendreau, al inicio de la fase de alegatos orales, destacó que “cada vez que luego los países se acercaron más o menos a una solución, quedó evidente que el respeto del Tratado de 1904 no era un obstáculo para el éxito de las negociaciones, a partir del memorando de 1919 Chile había reconocido esto”.

Así, para Bolivia existe, sin margen a dudas, un deber de negociar una salida al mar con Chile a tenor del derecho internacional que, a su vez, atañe otras obligaciones como la buena fe que debe tener esa tarea, explicó el jurista Vaughan Lowe.

El mismo jurista se cuestionó “por qué dedicaría un Estado (el chileno) tanto esfuerzo, tanto tiempo y dinero a manifestar un derecho a negarse a hablar, por qué no pone sencillamente parte de ese tiempo y esfuerzo y lo dedica a encarar el problema. Francamente no sabemos, quizá Chile nos lo explicará”.

El agente chileno ante La Haya, Claudio Grossman, no quiso anticipar el contenido de la réplica a las alegaciones bolivianas, pero aseguró que la respuesta de su país será sólida. (19/03/2018)

Más información

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia