Demanda Marítima

Bolivia desnuda ofertas de Chile y pide debatirlas en el juicio de fondo

Alegatos. Mesa asegura que no hay una fecha sino todo un siglo de promesas

La Razón (Edición Impresa) / Mauricio Quiroz / La Paz

04:23 / 09 de mayo de 2015

Bolivia cerró ayer la segunda y última ronda de alegatos en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) y lo hizo luego de pasar revista a las ofertas sobre un acceso soberano al mar que hizo Chile. Pidió a los jueces analizar estas promesas en el juicio de fondo.

Precisamente, el país espera que con la presentación de estos alegatos la Corte se declare competente para abordar el reclamo de fondo, paralizado actualmente por una impugnación preliminar sobre la tuición de los jueces respecto al proceso legal. Bolivia solicitó un fallo para lograr una negociación formal y “de buena fe” con Chile sobre la demanda marítima, pero Santiago la objetó porque considera que tiene que ver con un caso anterior a 1948 y fuera de la jurisdicción de la CIJ, que delibera desde entonces.

La abogada que representó a Bolivia, la francesa Monique Chemillier-Gendreau, fue la primera en exponer ayer ante los jueces. Afirmó que el país “respeta los tratados y las fronteras” y señaló que el diferendo planteado es muy específico porque “Chile ha reconocido desde la firma del tratado (de 1904) que el mismo dejaba una cuestión pendiente de solución”.

“Desde el principio de la Guerra del Pacífico (1879), Chile siempre se ha declarado dispuesto a satisfacer las demandas persistentes de Bolivia, pero jamás llegó a darles curso, concretamente. En 1919 ya hablaba de demanda legítima y en 1950, el presidente chileno Gabriel González Videla recordaba ‘la necesidad de una reparación histórica’”, señaló la letrada, al dejar en evidencia las ofertas de Santiago.

La jurista también recordó el memorándum chileno del 9 de septiembre de 1909 sobre “la voluntad” de hacer los esfuerzos “para lograr que Bolivia obtenga acceso al mar. “Chile acepta, y aceptar es asumir”, precisó. Además, recordó que el 23 de febrero de 1923, el Gobierno de Chile suscribió una nota en la que señala “que hará todo lo necesario para crear con Bolivia las bases de una negociación directa cuyo cometido será hacer concreta la aspiración marítima de Bolivia. (...) Decir que se va a hacer todo lo necesario es comprometerse”. 

Chemillier-Gendreau continuó enunciando las fechas y las propuestas chilenas para ceder mar a Bolivia, pero sin afectar el Tratado de 1904. “Entre 1895 y 1949, Chile había aceptado deliberar sobre los medios que permitiesen a Bolivia tener acceso soberano al mar y es sobre la base de esas referencias, aceptadas en las notas de 1950, que declara la negociación”.

PREGUNTA. El detalle de cada oferta se encuentra en la memoria presentada por Bolivia, cuyo contenido se mantiene en reserva mientras no se llegue formalmente a litigio. No obstante, el juez británico Christopher Greenwood, quien asesoró a Chile durante la primera fase del juicio librado con Perú (2008-2014), preguntó el miércoles al equipo jurídico de Bolivia que precise la fecha en la que se realizaron las ofertas de Chile.

“Bolivia está encantada de discutir los alegatos de Chile sobre documentos, pero eso será cuando veamos el fondo (...) No hay una fecha mágica, en derecho una promesa es una promesa, ya sea sola o si se repite una y otra vez”, respondió el profesor de Derecho Internacional, el iraní Payan Akhavan, en representación del equipo jurídico de Bolivia durante los alegatos presentados ayer.

Adicionalmente, el representante oficial de la demanda marítima, el expresidente Carlos Mesa, escribió en su cuenta Twitter: “Respuesta a juez Greenwood. No hay un momento, el compromiso de Chile se genera por la agregación de casi un siglo de promesas formales”.

“El resultado que pretende Chile al decir que no existe Pactum de Contrahendo (acuerdo preliminar que obliga a negociar) necesariamente, significa dar respuesta (al tema de fondo). Al dar respuesta a la objeción preliminar, la Corte tendría que determinar el diferendo en función del fondo. Queda clarísimo y fundamental, los jueces no pueden tomar decisiones en esta fase preliminar sin escuchar primero los argumentos respecto del fondo”, explicó Akhavan.

El jurista español Antonio Remiro Brotóns respondió a los postulados enunciados el jueves por el juez inglés Samuel Wordsworth, quien insistió en “la santidad de los tratados”, especialmente el de 1904. “Escuchando ayer (por el jueves) a la defensa de Chile me preguntaba yo si Moisés mismo hubiese bajado del Monte Sinaí con los diez mandamientos en una mano y en la otra mano el Tratado de 1904, aprobado por Dios mismo”, afirmó Remiro.

SOBERANÍA. A su turno, el abogado francés Mathias Forteau se refirió al Pacto de Bogotá (1948). Consideró que “hay que situarse en la fecha en la que se presentó la demanda en la Corte, es decir 2013”, y que “como en 2014 no estaban solucionados los diferendos entre ambos países”, el tribunal debería declararse competente.

“Chile ha bloqueado el acceso soberano de Bolivia al océano Pacifico, ha bloqueado las negociaciones adicionales y ahora mediante esta objeción Chile intenta bloquear el acceso de Bolivia a la Corte”, afirmó el expresidente Eduardo Rodríguez Veltzé y agente ante la CIJ al pedir que la Corte delibere sobre el fondo de la demanda marítima del país.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia