Demanda Marítima

En respuesta a Chile, Bolivia habla de semántica y de alcances de la concepción de tratados

El equipo jurídico boliviano compareció este lunes en la primera jornada de los alegatos orales en el juicio contra Chile para que cumpla sus ofrecimientos de negociar una salida soberana al Pacífico.

El abogado español Antonio Remiro Brótons

El abogado español Antonio Remiro Brótons

La Razón Digital / Carlos Corz / La Paz

09:58 / 19 de marzo de 2018

Los alegatos orales bolivianos en el juicio marítimo en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) no solo se centran en los argumentos jurídicos sino también en aclarar el sentido de las palabras en la traducción y alcance de lo que puede considerarse un tratado frente al interés de Chile de buscar eludir los efectos jurídicos de sus compromisos de negociar una salida soberana al mar.

El abogado español Antonio Remiro Brotons se encargó justamente de hacer notar a los jueces internacionales, durante la primera jornada de alegatos orales, el interés de Chile de pretender interpretar alejado de su real significado y contexto, en su traducción al inglés, por ejemplo la frase “han resuelto” inscrita en el acuerdo de Charaña de 1975.

En ese documento entre los gobiernos de los entonces presidentes Hugo Bánzer y Augusto Pinochet, se resolvió trabajar en la solución de la demanda de una salida soberana al mar. Ese término “han resuelto” fue puesto en cuestión por Chile durante su dúplica en la fase escrita del proceso al matizar su significado en su traducción al inglés.

Según Chile, Bolivia debería haber traducido “han resuelto” por “se ha resuelto”, mientras que “han acordado” debería ser “convenir”. Dijo que “resolver” implica que “los presidentes han resuelto, eso significa que han convenido o decidido que han tomado una firma, decisión, por fin que se han comprometido a seguir un plan de acción preciso”.

Espere…

Brotons ocupó varios minutos de su exposición en la aclaración semántica del significado de las palabras como su acepción para responder a Chile que observó cómo debieron haberse traducido determinadas palabras o frases que revisten importancia en la medida que su real significado en español.

“Cuán pobre sería entonces el idioma si optáramos por la propuesta que nos hace Chile. Chile quizá ignora que una palabra puede tener varios sentidos, o al contrario que varias palabras pueden tener el mismo sentido y por ende un concepto puede expresar y traducirse con términos distintos sin por ello conocer la mínima alteración”, explicó al jurado.

Durante la primera jornada de alegatos orales, última fase antes de la sentencia, el equipo jurídico mencionó los diferentes momentos en la historia, como el denominado “Abrazo de Charaña, en los que Chile acordó con Bolivia negociar una salida soberana al Pacífico lo que, explicaron, fue una muestra que el Tratado de 1904 no zanjó el diferendo abierto tras la invasión y posterior guerra de 1879".

La administración de Santiago defiende la vigencia del Tratado y niega que las negociaciones realizadas hayan generado derechos. Remiro Brótons explicó que las relaciones bilaterales van más allá de los tratados y contemplan una serie de instrumentos reconocidos por el derecho y la práctica diplomática.

“La categoría de los tratados incluye todos los acuerdos escritos por representantes de Estados  regidos por las normas del derecho internacional”, aseguró y recordó que para los demandados, contrariamente no hay más que los tratados para hablar de acuerdos y que lo obrado en materia del mar solo se restringen a un aspecto enmarcado en lo político.

Aseguró que hay precedentes sobre la premisa boliviana, que la corte otorgó valor jurídico “a un acto verbal” y que “un acuerdo internacional puede tomar formas variadas”.

El martes continuarán los alegatos bolivianos y luego será el turno de Chile. (19/03/2018)

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia