Demanda Marítima

Bolivia llama a la ‘serenidad’ al final de sus alegatos; Chile acusa y ataca

El equipo jurídico boliviano cerró este lunes sus alegatos orales en el juicio planteado contra Chile ante la Corte Internacional de Justicia. El presidente Evo Morales volvió a llamar al diálogo y abogó por la solución del diferendo.

El presidente Evo Morales en conferencia de prensa a la conclusión de los alegatos orales. Captura de Tv

El presidente Evo Morales en conferencia de prensa a la conclusión de los alegatos orales. Captura de Tv

La Razón Digital / Carlos Corz / La Paz

09:41 / 26 de marzo de 2018

Bolivia cerró este lunes su participación en los alegatos orales en el juicio marìtimo que se ventila en la Corte Internacional  de Justicia (CIJ) con un llamado a Chile a la “serenidad” para mirar el futuro y a buscar soluciones de beneficio común para zanjar el diferendo bilateral. Chile respondió a la defensiva acusando a Bolivia de negar la historia y pretender "imponer sus deseos a Chile" en favor de "políticos demagogos que se aferran al poder".

El pronunciamiento de Bolivia estuvo a cargo del presidente Evo Morales, quien en puertas del Palacio de la Paz, en La Haya, llamó a Santiago a iniciar un "estado de reflexión" para encontrar salidas que permitan solucionar este conflicto y no dejarlo como herencia a las nuevas generaciones. "Hemos venido a tender puentes de entendimiento y no muros de enfrentamiento", complementó.

En el mismo lugar se pronunció poco antes la delegación chilena a la cabeza del canciller Roberto Ampuero, aunque con un tono completamente distinto. "Chile no enclaustró a Bolivia, ha sido el presidente Evo Morales el que mantiene enclaustrada a Bolivia en el siglo XIX. En el pasado el presidente Evo Morales ha puesto el candado a las relaciones bilaterales exigiendo territorios chilenos. Como vimos hoy en las referencias reiteradas de parte de la defensa de Bolivia, está en campaña presidencial”, denunció.

Con minutos de diferencia, tanto Morales como Ampuero hicieron conocer sus posiciones contrapuestas respecto a la exposición del equipo jurídico boliviano en el cierre de sus alegatos orales que estuvieron centrados en reafirmar de forma jurídica e histórica la obligación chilena de negociar para atender la demanda marítima boliviana.

A las 04.00, hora boliviana, empezó la réplica oral que, entre otros aspectos, mostró nuevamente la secuencia histórica de los compromisos chilenos de negociar salida al mar con soberanía al margen del Tratado de 1904, la fuerza jurídica de las resoluciones de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre la causa e hizo notar la oportunidad de la CIJ para crear jurisprudencia y resolver casos similares irresueltos en el mundo.

Ambos estuvieron flanqueados por sus respectivos equipos durante las conferencias de prensa que ofrecieron a poco de concluir esta fase que abre paso a la deliberación de los jueces para dictar la sentencia.

Morales destacó la contundencia de la argumentación boliviana y dijo que la demanda implica la importancia de las negociaciones, que Bolivia no cesará en su causa y que el fallo creará jurisprudencia en un juicio donde no haya perdedores.

“Deseo volver a extender a Chile la mano fraterna de Bolivia; este juicio que está concluyendo nos permita entrar en un estado de reflexión y serenamiento. Esperemos que tras haber escuchado nuestra posición, que también fue explicada al mundo entero Chile y Bolivia nos encontremos para solucionar una controversia que nuestras próximas generaciones no deben heredar”, expresó.

Antes había recordado que Bolivia nació con mar y que hacía lo reconocían las cinco primeras constituciones chilenas. "Chile invadió nuestro territorio el 14 de febrero de 1879 y ese mismo día el pueblo bolivano inició una larga marcha por el camino hacia el reencuentro con el mar. El tratado de paz y amistad de 1904 no garantiza ni paz ni amistad, fue un tratado impuesto, injusto e incumplido que no estableció el derecho de Bolivia a acceder a un acceso soberano al mar",recordó.

Mientras, en Bolivia, en diferentes ciudades se seguían los detalles de la última comparecencia en directo y a través de pantallas gigantes de Tv. El vicepresidente Álvaro García estuvo en plaza Murillo y entonó la Marcha Naval, que habla del retorno al mar, a la conclusión de las tres horas de réplica junto al resto de las autoridades y población que se dieron cita desde la madrugada.

Luego, en conferencia de prensa en Palacio de Gobierno, cuestionó la posición “desesperadamente agresiva” expuesta por el canciller de la administración de Sebastián Piñera, quien asumió el mando de su país el 11 de marzo a pocos días, justamente del inicio de esta fase oral en la demanda que busca que Chile honre sus compromisos de negociar una salida soberana al mar.

“La delegación chilena ha perdido toda la compostura diplomática posible y eso habla de su desesperación. No cabe duda de que el golpe que ha recibido, jurídico, en las últimas tres horas, es de tal magnitud que no ha quedado más que esta agresividad y este ejercicio de anti diplomacia verbal que hemos visto. Lo lamento, quien queda mal es Chile”, sostuvo.

Ampuero insistió en su cuestionamiento minutos antes de la conferencia de Morales, hizo alusiones a temas internos bolivianos y advirtió de una “tragedia humanitaria” en el supuesto caso de que deba cederse a Bolivia parte de territorios que los detenta históricamente.

“Invitamos a Bolivia a sumarse a la comunidad internacional, que se identifica con el respeto del derecho internacional y los tratados vigentes, lo demás es una aventura y una irresponsabilidad cuando Bolivia no debe seguir buscando el fututo en el espejo retrovisor, seguir haciéndolo lo dejará anclada en el siglo XIX y entregará argumentos a políticos demagogos que se apegan al poder”, señaló.

El miércoles es el turno de la dúplica chilena. El agente Claudio Grossman aseguró que su equipo está preparado para rebatir los argumentos. (26/03/2018)

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia