Demanda Marítima

Carlos D. Mesa: ‘Bolivia ganó esta primera batalla de manera inequívoca’

Chile colocó todos los huevos en una canasta: su demanda de incompetencia

Triunfo. Carlos D. Mesa, en la tarde del histórico 24 de septiembre de 2015, habla en su oficina de sus impresiones e interpretaciones tras la victoria jurídica boliviana en La Haya.

Triunfo. Carlos D. Mesa, en la tarde del histórico 24 de septiembre de 2015, habla en su oficina de sus impresiones e interpretaciones tras la victoria jurídica boliviana en La Haya. Alejandra Rocabado.

La Razón (Edición Impresa) / Ricardo Aguilar / La Paz

04:19 / 25 de septiembre de 2015

Para el Representante Oficial de Bolivia para la Demanda Marítima, Chile quemó en la CIJ hasta el último cartucho argumental con el que contaba. La prensa tiene conocimiento de que el documento de la objeción chilena cuenta con cerca de 2.000 páginas, superando en volumen la Memoria presentada por Bolivia. Mesa dice que habrá que esperar qué de nuevo tiene que decir Chile, ahora que sus argumentos que consideraba más sólidos han sido rechazados por la Corte.

— ¿Cómo recibió, de manera personal, el fallo?

— Hemos trabajado en un pequeño equipo, aprovecho para citar a Gustavo Aliaga que para mí ha sido una persona imprescindible en el trabajo, considero que su trabajo tiene tanta importancia como el que yo he hecho. Como representante oficial del Estado boliviano me he entrevistado con más de un centenar de personalidades internacionales, el trabajo creo que ha dado sus frutos.

— ¿Qué significa el fallo?

—  Lo que explicamos a las personalidades era que Bolivia no fundamenta su demanda en el Tratado de 1904 y que hay un tema pendiente entre los dos países. Ésos son exactamente los dos argumentos que la Corte ha ratificado de manera inequívoca. La Corte ha establecido que es competente, lo que significa que Bolivia ha ganado esta primera batalla de manera inequívoca ratificándose que el Tratado de 1904 no es el elemento en que Bolivia fundamenta su demanda. Pero lo más importante: el Tratado de 1904 no resuelve definitivamente el tema y no es verdad que no hay temas pendientes entre Chile y Bolivia, sobre ello es que se ha pronunciado la Corte.

Tampoco es cierto que un fallo eventualmente favorable a Bolivia —y este es otro elemento que dijo Chile y que se ha desbaratado— pondría en riesgo la arquitectura internacional de tratados. En mi trabajo futuro ya no diré que Bolivia “dice” que hay un tema pendiente con Chile, pues la Corte ya lo ha dicho. Por eso, para mí y el equipo ha sido un momento extraordinario. Es uno de los momentos históricos más significativos con relación al tema del mar.

— Con esos argumentos desbaratados, ¿en qué centrar su campaña?

— Estamos en una fase absolutamente preliminar. Es el día de la celebración, pero ya hemos conversado con Eduardo Rodríguez, Héctor Arce. Ahora se está haciendo una lectura detenida de análisis jurídico del contenido del fallo de la Corte. Eso va a hacerse los próximos meses hasta fin de año y el equipo jurídico verá los puntos en los que se debe hacer énfasis. También hay una base argumental que no se modifica, en el momento en que haya que hacer un énfasis en un punto tendremos un elemento complementario. Luego hay que esperar algo básico: la contramemoria chilena.

— Pero hay que decir que Chile quemó hasta su último cartucho en su objeción…

—  Colocó todos los huevos en una sola canasta, en su demanda preliminar de incompetencia. Puso toda su artillería argumental. Ahora va a tener que dar el salto que debió dar antes y tendrá que argumentar sobre sus compromisos, sobre los actos unilaterales que hizo para negociar un acceso soberano al mar. Hay que esperar qué cosas nuevas tendrá que decir a la Corte, me temo que muy pocas.

— ¿Por qué Chile tardó tanto en ver que la demanda no tenía que ver con el Tratado?

— Sabemos que en Chile hubo una posición contraria a la objeción preliminar y otra favorable. Chile sabía que tenía dos fases: al perder puede hacer sus propios alegatos para tratar de debilitar la demanda boliviana, pero sabe que su argumentación más fundada no es sólida frente a los actos unilaterales de su Estado. La Corte establece que los actos diplomáticos, las negociaciones bilaterales y los compromisos son elementos jurídicamente existentes.

La única posibilidad que Chile tendría es decir que los actos unilaterales no pueden ser considerados jurídicamente exigibles, pero en la propia argumentación de la Corte está el reconocimiento de que esos actos son parte de un corpus jurídico que sí debe ser considerado, por lo que veo difícil que la argumentación chilena tenga fundamentación para lograr desbaratar la demanda boliviana.

— Chile dice que se ha limitado el alcance del pedido boliviano, cuando es Bolivia el que dijo que la Corte no tiene por qué fallar sobre el resultado de la negociación...

— Cuando un país como Chile, ante un fallo categórico de reconocimiento de competencia, se ve en la obligación de explicar a su opinión pública que no ha perdido, la argumentación entra en este juego: “no hemos perdido un centímetro de territorio”.

¿En qué momento un fallo preliminar diría algo así? O peor aún: ¿En qué momento el fallo definitivo tendría que ver con un centímetro de territorio chileno? Uno, la Corte no va a fallar sobre un espacio geográfico determinado.

Dos, Bolivia busca que se cumpla la obligación de Chile de sentarse con Bolivia y negociar sobre sus propios compromisos que hablan de acceso soberano. El resultado de esa negociación no está vinculado al concepto genérico de soberanía, sino a qué tipo de soberanía podría otorgarse, y ahí la Corte no va a hacer ninguna consideración, la Corte no va a decir si es un enclave, un corredor.

— ¿A qué atribuye que el italiano Giorgio Gaja haya votado a favor de la objeción chilena?

— Permíteme una analogía futbolística, cuando el partido ha terminado 14 a 2, no me preocupa mucho por qué metieron dos goles. Metimos 14. Los argumentos en contrario no son relevantes. Podríamos entrar en una discusión de esa naturaleza si estuviéramos hablando de un fallo casi dividido en que uno o dos jueces hayan hecho la diferencia. Aquí son 14 jueces los que establecen una lógica en la estructura del fallo de la Corte. Sería desviarse a una anécdota decir por qué creemos que un juez ha fallado. Ese 14 es demasiado contundente.

— Y a la inversa, ¿puede explicar la votación favorable a Bolivia de Christopher Greenwood, a quien se puso en tela de juicio?

— A veces el prejuicio nos lleva a sacar conclusiones apresuradas. Pensamos que su pregunta era inducida (Greenwood fue asesor de Chile, se dudó de su neutralidad. En los alegatos preguntó: “¿En qué fecha mantiene Bolivia el que se concluyó un acuerdo respecto de la negociación relativa al acceso soberano?”). El voto a favor que dio Greenwood demuestra que era una pregunta legítima y absolutamente lógica como la que hizo el juez Hisashi Owada, quien también votó por la competencia. En un artículo mío que escribí sobre ese tema dije que la tarea de los jueces es preguntar, es poner en cuestión, es buscar esclarecimientos y no por ello se puede prejuzgar. Es una buena lección del carácter estrictamente jurídico del fallo.

Perfil

Nombre: Carlos D. Mesa

Nació: 12-08-53

Cargo: Representante Oficial de Bolivia para la Causa Marítima

Periodista y expresidente

Carlos Mesa estudió Literatura. Los inicios de su carrera los dio en el periodismo televisivo enfocado en la política. En 2002 fue vicepresidente del país. Tras la crisis de octubre de 2003 que se zanjó con la renuncia de Gonzalo Sánchez de Lozada, Mesa asumió la presidencia por la sucesión constitucional. Su gobierno se vio trabado por el Congreso controlado por el Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR). Renunció en 2005 en medio de una crisis social. En 2014, el presidente Evo Morales lo nombró vocero de la demanda marítima. Desde entonces a la fecha cumple la función de informar  a la comunidad internacional sobre la naturaleza jurídica de la demanda marítima boliviana planteada ante la CIJ.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia