Demanda Marítima

Carlos Mesa: El rol de la vocería será importante tras los alegatos

El vocero de la causa marítima indica que en la política doméstica hay profundas diferencias con el presidente Evo Morales; pero en la política de Estado, que tiene que ver con la demanda marítima presentada ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), hay una “total sintonía”.

Carlos Diego Mesa Gisbert

Carlos Diego Mesa Gisbert Foto: Luis Salazar-archivo

La Razón (Edición Impresa) / Luis Mealla / La Paz

15:29 / 02 de marzo de 2018

El vocero de la causa marítima, Carlos Mesa, es parte de la delegación boliviana que presenciará los alegatos orales del juicio que Bolivia entabló contra Chile en la Corte Internacional de Justicia (CIJ), en La Haya. En esta entrevista, respondida por correo electrónico, revela detalles de su relación con el presidente Evo Morales y, además, el exmandatario enfatiza que el rol de la vocería será muy importante tras los alegatos, como apoyo a la acción jurídica y política. 

— ¿Qué importancia específica tiene una delegación conformada por el Jefe del Estado, expresidentes y excancilleres?

— El carácter de la presencia del Presidente y expresidentes del país en los alegatos orales en La Haya tiene un objetivo simbólico muy significativo, el de la unidad de Bolivia ante el tema más importante de nuestras relaciones internacionales y la confirmación de que encaramos la demanda como una política de Estado, a pesar de nuestras profundas diferencias.

— ¿Tras los alegatos orales, corresponderá activar de nuevo la vocería sobre la demanda?

— La vocería es necesaria precisamente en el momento de los alegatos porque el tema cobra una importancia nacional e internacional muy relevante. Será parte de nuestra política comunicacional trasladar los elementos jurídicos de nuestro equipo de abogados a un lenguaje que pueda ser fácilmente comprendido por la opinión pública, pero sobre todo será importante responder, explicar, aclarar y eventualmente hacer el contrapunto a la perspectiva de Chile en días tan señalados en La Haya. Por supuesto, el periodo previo al fallo y el inmediatamente posterior al fallo serán de gran importancia para la política comunicacional que es valiosa como apoyo a la acción jurídica y la política, dado que es la que fija las ideas maestras de nuestra estrategia.

— ¿Cómo llega Bolivia a esta última fase del juicio?

— Bolivia llega con la misma solidez que mostró en los alegatos durante la Demanda Preliminar de Incompetencia presentada por Chile en 2015. El trabajo del equipo jurídico ha sido serio, está bien fundamentado y ha preparado adecuadamente argumentos y contraargumentos desde la Memoria de 2014 hasta el conocimiento de los documentos presentados por Chile.

— ¿Cómo está su relación con el Presidente, tras las críticas que le hizo por su reunión con el anterior Encargado de Negocios de la Embajada de Estados Unidos? Habló de conspiración.

— Hay que hacer un distingo entre la política doméstica y la política de Estado. Las diferencias con el Presidente, en el primer caso, son muy profundas, pero en el segundo, que es el que tiene que ver con nuestra demanda, hay una total sintonía. Mi respaldo a la causa, a la demanda y al Estado representado por la actual administración es total, eso es lo que importa.

— El Canciller le pidió presentar un informe sobre sus actividades en la vocería. ¿Lo presentó? ¿Puede detallar la cantidad de viajes y actividades que hizo desde que comenzó su actividad como vocero?

— Mi vínculo con el Órgano Ejecutivo, en mi responsabilidad de Representante Oficial de la Causa Marítima, es con el Presidente, el Vicepresidente y el Ministro de Relaciones Exteriores, quienes conducen la política exterior del país. Desde el primer día en que fui invitado por el Presidente (abril de 2014), he enviado abundante correspondencia, tanto haciendo una relación de mis actividades, previamente concertadas con los gobernantes, como propuestas de acción, ideas y puntos de vista sobre el desarrollo del proceso. El detalle referido a mis actividades de los últimos dos años superó las 15 páginas. Destacaré entre ellas mi presencia en la Universidad de Harvard y la publicación del libro La Historia del Mar Boliviano, que fue una tarea de investigación complementaria al Libro Azul que publicamos en 2014.

— Hace poco se reunió con el presidente Evo Morales. ¿De qué hablaron?

— Como comprenderá mis conversaciones con el Presidente sobre el tema marítimo están, como no puede ser de otra manera, en el ámbito de la reserva, pero sí le puedo decir que tuvieron que ver con el estado de situación de la acción boliviana en la demanda y la estrategia comunicacional del país en el tema. Los encuentros con el Primer Mandatario no están sujetos a calendario alguno, responden a circunstancias específicas.

— ¿Será vocero para la demanda por el Silala?

— Nunca estuvo en consideración mi vinculación como representante para el tema del Silala.

— Sea cual fuere el resultado del juicio en la CIJ, más aún si es favorable al país, ¿cuál será el rédito político que puede obtener el gobierno del presidente Morales?

— Cuando el gobierno del presidente Morales presentó la demanda contra Chile en la CIJ, corría 2013. Han pasado cinco largos años desde entonces. Ni el Presidente, ni el país en su conjunto podían adivinar cuánto iba a durar el proceso y menos aún las complejas circunstancias políticas en las que estamos a tiempo de llegar a la resolución del fondo de la demanda. No sé cuál podrá ser el rédito político para él, pero sí estoy seguro del rédito que puede lograr nuestra nación si el fallo nos favorece.

Perfil

Nombre: Carlos Diego Mesa Gisbert

Profesión: Historiador, periodista

Cargo: Expresidente del país

Político

En 2002 fue elegido vicepresidente de Gonzalo Sánchez de Lozada (MNR). Luego de la crisis de febrero-octubre de 2003, ejerció la presidencia entre 2003 y 2005.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia