Demanda Marítima

Bolivia nació con el mar que Chile usurpó y le prometió devolver en varias ocasiones

La historia de la centenaria controversia esta consignada en la memoria que Bolivia presentó para compendiar los argumentos del juicio contra Chile en la corte de La Haya. Revise las imágenes de las propuestas para otorgar mar a Bolivia.

Una niña flamea la tricolor boliviana en la costa del Pacífico.

Una niña flamea la tricolor boliviana en la costa del Pacífico. Foto: Ministerio de Comunicación.

La Razón Digital / Rubén Ariñez / La Paz

16:12 / 23 de marzo de 2018

Chile admitió que antes de 1879 el Litoral era de Bolivia. Tras su invasión a zonas costeras bolivianas y posterior Guerra del Pacífico que cercenó su cualidad marítima se comprometió a ceder parte del territorio usurpado, inclusive después de la firma del Tratado de 1904 que fijó los límites entre ambos países.

Así se refleja en la memoria que Bolivia presentó a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para compendiar los argumentos de su demanda en la que pide se obligue a Chile a negociar un acceso al mar sobre la base de varios compromisos hechos en más de una centuria.

Este es un repaso de esos compromisos.

Bolivia nació con mar

La memoria boliviana remarca que “las Constituciones bolivianas de 1831 y 1834 declararon que la Provincia del Litoral constituía una parte integral del territorio de Bolivia. Posteriormente, el Departamento del Litoral fue creado en esta Provincia y declarado por las Constituciones bolivianas de 1839 y 1843 como parte del territorio boliviano”.

  • Mapa oficial de Bolivia de 1959. Fuente: Memoria de Bolivia del juicio en la CIJ.

Los dos tratados sobre límites que se quebraron por la ambición

El documento boliviano fija que “el 10 de agosto de 1866, las partes concluyeron el Tratado de Límites Territoriales en el que Bolivia cedió parte de su territorio a Chile para establecer el nuevo límite en paralelo a 24º de latitud sur. Este tratado también estableció un régimen especial de propiedad conjunta entre los paralelos 23 ° y 25 ° de latitud sur para la explotación de guano y otros minerales”.

Tras ello, “concluyeron un nuevo Tratado de Límites Territoriales del 6 de agosto de 1874 que confirmó el límite en el paralelo 24 ° sur”.

  • El puerto boliviano de Antofagasta, antes de la invasión chilena. Fuente: Historias de Bolivia.

“El gobierno boliviano del general Mariano Melgarejo (1864-1871) había otorgado concesiones a favor de los ciudadanos chilenos para explotar los vastos recursos de nitratos del territorio costero. Estos inversionistas establecieron la ‘Compañía de Nitrato y Ferrocarril de Antofagasta’, que también atrajo capitales de otros países”.

  • Mapa de límites de 1874 acordado por Bolivia y Chile. Fuente: Memoria de Bolivia del juicio en la CIJ.

“En 1877, un terremoto masivo devastó la línea costera boliviana y destruyó el puerto boliviano de Cobija60. El año siguiente, 1878, con el fin de recaudar fondos para la reconstrucción y reparación de este extenso daño, y siguiendo la iniciativa de los representantes del Congreso de Antofagasta y Mejillones, Bolivia adoptó una ley que exige un impuesto de diez centavos por quintal de nitrato exportado. La Compañía de Nitrato y Ferrocarril de Antofagasta se negó a pagar”

“En lugar de agotar primero los recursos internos, la Compañía se acercó a Chile para defender su reclamo alegando que la ley boliviana de 1878 violó el Tratado de Límites Territoriales del 6 de agosto de 1874. En respuesta, Bolivia invocó el Protocolo Adicional de 21 de julio de 1875 proponiendo el arbitraje para resolver la disputa”, pero en Chile ya había otros planes y desoyeron el llamado de Bolivia de acudir a un arbitraje para solucionar el conflicto.

La invasión de 1879

En el acápite 55 del legajo, Bolivia precisa que “el 14 de febrero de 1879, sin ninguna declaración de guerra, Chile invadió el puerto boliviano de Antofagasta. En los días siguientes, las tropas chilenas avanzaron por todo el territorio costero boliviano, tomando los puertos de Mejillones, Cobija y Tocopilla, así como el centro minero de Caracoles”. La usurpación alcanzará a Lima en el Perú. Tras la guerra, se firmarán acuerdos de paz por separado.

  • La invasión de tropas chilenas al puerto boliviano de Antofagasta. Foto: Internet.

1895 y el primer Tratado de paz

En ese entonces—cita la memoria boliviana— Chile se comprometió expresamente a “adquirir el puerto y territorios de Tacna y Arica, entonces en disputa con Perú, con el propósito ineludible de cederlos a Bolivia”.

Chile asumió además que si no lograba obtener este territorio, le daría a Bolivia un acceso soberano alternativo al Pacífico a través de “Vítor u otra entrada equivalente” y reconoció que su obligación “no se considerará cumplida, hasta que ceda un puerto y un área que satisfaga plenamente las necesidades actuales y futuras del comercio y la industria bolivianos”.

  • La denominada entrada Vítor se Chile ofreció en 1875 para dar acceso al mar a Bolivia. Fuente: Memoria de Bolivia en la CIJ.

Aquí nace el largo derrotero de compromisos de Chile de resolver el diferendo con Bolivia.

1904 y el Tratado de Paz y Amistad

El escrito boliviano apunta que “ese Tratado restableció las relaciones de paz y amistad entre Bolivia y Chile, poniendo fin al régimen establecido por el Pacto de Tregua (Artículo I), y reconoció el dominio de Chile sobre los territorios ocupados de Bolivia (Artículo II). Chile también reconoció que Bolivia tenía un derecho de tránsito comercial libre a través de sus territorios y puertos en el Pacífico (Artículo VI) y estipulaba compensaciones financieras (Artículo IV) y la construcción de un ferrocarril de Arica a La Paz (Artículo III)”.

  • Parte del Tratado de 1904. Foto: Procuraduría de Bolivia.

Además, precisa que “el Tratado de 1904 abordó la cesión del Departamento del Litoral de Bolivia pero no el acceso soberano de Bolivia al mar en los territorios costeros ocupados más al norte”.

Chile asegura que así se dio culmen a los asuntos pendientes con Bolivia, pero el tema del mar se instalaría en la agenda bilateral hasta el siglo XXI.

1920 y la oferta de cesión de territorio en Arica

El legajo boliviano reseña además que Chile “afirmó su voluntad de negociar un acceso soberano al Pacífico en declaraciones ante la Sociedad de Naciones y en la Ley de Aprobación Oficial del 10 de enero de 1920 (Ley de 1920) en virtud de la cual confirmó su voluntad de ‘hacer todos los esfuerzos para que Bolivia adquiera un acceso al mar propio, cediendo una parte significativa del área al norte de Arica’”.

Una ilustración de Arica. Fuente: Blog Guerra del Pacífico 1879 - [email protected]

1950, cuando se reflota la oferta de 1895

Ese año, ambos países intercambian notas para reflotar el plan de solución perfilado en 1895. La memoria boliviana hace hincapié en que “Chile reafirmó una vez más su compromiso de negociar un acceso soberano al mar para Bolivia. En respuesta a la Nota Boliviana de 1 de junio de 1950 que se refería, entre otros, al Tratado de Transferencia de 1895 según el cual ‘la República de Chile... aceptó la transferencia a mi país de un acceso propio al Océano Pacífico’”.

“La nota chilena de 20 de junio de 1950 confirmó que ‘está dispuesta a entablar formalmente negociaciones directas encaminadas a encontrar una fórmula que permita otorgar a Bolivia un acceso soberano al propio Océano Pacífico y que Chile reciba una compensación’ de carácter no territorial que efectivamente tenga en cuenta sus intereses”, se añade.

  • Sentados, los presidentes de Estados Unidos, Harry Truman, y de Chile, Gabriel González Videla. Fuente: Libro del Mar.

En este periodo “el presidente chileno Gabriel González Videla, en una visita a los Estados Unidos, informó al presidente estadounidense Harry Truman de una posible solución por la cual Bolivia aceptaría el uso de las aguas del lago Titicaca, ubicado en el Los Andes bolivianos y peruanos, para el desarrollo hidroeléctrico chileno, a cambio de que Bolivia reciba acceso soberano al mar, señalando que Estados Unidos podría financiar este proyecto”.

Se añade que “según los informes, el presidente Truman reaccionó favorablemente. Sin embargo, Bolivia nunca fue informada oficialmente por Chile sobre este proyecto”.

1975 y el hito del Abrazo de Charaña

Ese año se gestó uno de los ofrecimientos chilenos más claros. Bolivia reseñó a la CIJ que “en 1975, los presidentes boliviano y chileno, Hugo Banzer Suárez y Augusto Pinochet Ugarte, firmaron una declaración conjunta en la ciudad fronteriza de Charaña para abordar ‘la situación sin salida al mar que afecta a Bolivia”.

  • La propuesta de Chile se ceder un corredor a Bolivia paralelo a Línea de la Concordia. Fuente: Memoria de Bolivia del juicio en la CIJ.

“Una nota de Chile del 19 de diciembre de 1975 confirmó que, a pesar del Tratado de 1904, Chile ‘estaría dispuesto a negociar con Bolivia la cesión de una franja de territorio al norte de Arica a la Línea de la Concordia’”.

En ese entonces, Bolivia propuso la cesión a su favor “de un pedazo de territorio soberano a 50 kilómetros a lo largo de la costa y de 15 kilómetros de ancho en una región adecuada que se determinará, alternativamente, cerca de Iquique, Antofagasta o Pisagua”.

  • Propuestas bolivianas de enclave en las costas del Pacífico. Fuente: Memoria de Bolivia del juicio en la CIJ.

Inclusive el tercero en conflicto exteriorizó una propuesta. “El 19 de noviembre de 1976, Perú presentó un Memorando a Chile en el cual hizo su propia propuesta” que estaba vinculada al “establecimiento, en la Provincia de Arica, siguiendo el Corredor, de un área territorial bajo la soberanía compartida de los tres Estados Perú, Bolivia y Chile, ubicado al sur del límite peruano-chileno, entre la Línea de la Concordia, la carretera Panamericana, la zona norte de la ciudad de Arica y la región costera del Océano Pacífico”. “Chile rechazó la propuesta peruana”, destaca el legajo.

  • La contrapropuesta del Perú de un territorio tripartito que fue rechazado por Chile. Fuente: Memoria de Bolivia del juicio en la CIJ.

La Agenda de 13 puntos y el enclave en Tiviliche

Los presidentes de Bolivia, Evo Morales, y de Chile, Michelle Bachelet, acordaron una agenda de 13 puntos que incluyó “el Punto VI” identificado como el “Problema Marítimo” y, en ese marco y de manera reservada, “también se discutió la posibilidad de crear un enclave boliviano en la costa chilena”.

El presidente boliviano reveló que la entonces presidenta del Senado Ana María Romero de Campero viajó a la costa con autoridades chilenas para hacer un sobrevuelo con el fin de identificar el lugar más apropiado para el enclave. Se había hablado de un puerto en la bahía de Tiviliche.

  • Pisagua. El cementerio de trabajadores de las salitreras y de excombatientes de la Guerra del Pacífico. Al fondo se ve la bahía de Tiviliche. Foto: Mauricio Quiroz - La Razón.

Todo este derrotero culminó en 2011, con el gobierno del chileno Sebastián Piñera, quien llegó a La Moneda con la premisa que su país “no tiene disputas fronterizas pendientes con Bolivia” y que este asunto fue “claramente resuelto por el Tratado de Paz y Amistad (de 1904), que está en pleno vigor”.

2011, el año del repudio chileno y el anuncio del juicio

“Así, para 2011, después de más de un siglo de acuerdos, compromisos y garantías que abarcan el Pacto de tregua de 1884, el Tratado de transferencia de 1895, la Ley de 1920, el Memorándum mate de 1926, el Canje de notas de 1950, el Memorándum Trucco de 1961 y el 1975 Declaración conjunta de Charaña, además de varias declaraciones chilenas y resoluciones unánimes de la OEA, Chile simplemente rechazó cualquier negociación adicional y repudió sus obligaciones con respecto al acceso soberano de Bolivia al mar”, destaca la memoria de Bolivia.

En febrero de ese año, el presidente Morales había enviado un claro mensaje a La Moneda: “Sería bueno tener una propuesta concreta para el 23 de marzo. Aprovecho esta oportunidad para solicitar respetuosamente al Presidente, al Gobierno, al pueblo chileno, y esperaré hasta el 23 de marzo para una propuesta específica que pueda servir de base para una discusión”.

  • El canciller Fernando Huanacuni; el presidente de Bolivia, Evo Morales; y el agente Eduardo Rodríguez Veltzé, en La Haya. Foto: BBC.

"Chile no tiene disputas fronterizas pendientes con Bolivia", respondió el presidente Sebastián Piñera.

Así, el 23 de marzo de ese año, el gobierno boliviano anuncia un juicio internacional que dos años después, en 2013, será instalado en la corte de La Haya, cuyo fallo se prevé para fines de 2018 o comienzos de 2019. (23/03/2018)

Más información

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia