Demanda Marítima

Vicecanciller: Fracaso del diálogo sobre el Silala motivó que se acuda a instancias internacionales

El vicencaciller Juan Carlos Alurralde afirmó que hubo avances importantes en las negociaciones sobre las aguas del Silala, pero que el acercamiento fracasó porque Chile rechazó tratar la deuda histórica. Dijo que frente a esa situación se decidió recurrir a instancias internacionales.

Inspección. Morales con autoridades de Sud Lípez, en uno de los canales por donde fluye el Silala.

Morales con autoridades de Sud Lípez, en uno de los canales por donde fluye el Silala. Foto archivo Fotos: Pedro Laguna.

La Razón Digital / Carlos Corz / La Paz

10:38 / 30 de marzo de 2016

Bolivia decidió acudir a instancias internacionales para resolver el conflicto por las aguas del Silala, ya que las negociaciones sobre esos manantiales fracasaron porque Chile, no obstante “a los grandes avances” alcanzados, rechazó tratar la deuda histórica por el uso del recurso, que data de 1908, afirmó hoy el vicecanciller Juan Carlos Alurralde.

“En este grupo (que trató el Silala) tuve la oportunidad de participar. Chile se rehusó a tocar este tema y no podía acompañar esta demanda legítima que se trate la deuda histórica. No se pudo llegar a un acuerdo y poder trabajar en este tema”, aseguró en relación a las negociaciones bilaterales de 2009  enmarcadas en la agenda de 13 puntos, posteriormente congelada en el gobierno de Sebastián Piñera.

El presidente Evo Morales encabezó una comisión que ayer visitó la zona de Quetena Chico, en Potosí, para demostrar que el recurso hídrico, que procede de ojos de agua y no de un río como sostiene Chile, fue desviado de forma artificial hacia ese país. El uso sin compensación se originó en 1908.

Santiago congeló en 2010 el trabajo de las comisiones formadas en el marco de la agenda de 13 puntos, entre ellas las que trataba el diferendo por el Silala. “Hicimos grandes avances”, reconoció y aseguró que fracasaron las conversaciones porque se negaron a tratar la compensación histórica o retroactiva de la deuda.

“Por eso nosotros  tenemos que acudir a otras instancias para que se descongele el debate y la reparación que tiene que haber hacia Bolivia”, insistió Alurralde durante una entrevista con la estatal Patria Nueva, donde también convocó al canciller de Chile, Heraldo Muñoz, a “tratar de tender puentes en vez de construir murallas, y resolver esto de una manera adecuada y en base a la realidad”.

En 2009 ambos países alcanzaron un preacuerdo a través del que Santiago se comprometió a cancelar por el 50% del caudal, mientras que el saldo estaría sujeto a los resultados de un estudio que definiría la propiedad de la otra mitad del recurso.

Morales decidió este año llevar el diferendo a la corte de La Haya y ayer anunció la formación de un grupo especial para trabajar en los argumentos del caso, aunque ya se anunció que uno es el permiso solicitado en 1908 por una empresa chilena para usar el recurso. El presidente del Senado,  Alberto Gonzáles, calculó que la deuda ascendería a más de $us 1.000 millones.

Muñoz anunció una contrademanda bajo el argumento de que las aguas son parte de un río internacional y consecuentemente de uso bilateral. “Seguramente si el canciller Muñoz fuera al Silala cambiaría de opinión”, señaló y reflexionó que “la realidad entra por la vista, no entra por discursos acalorados o por discurso nacionalista, que han sido emitidas por el canciller”.

Bolivia también radicó en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) la demanda marítima, orientada a que el demandado honre sus compromisos hechos a lo largo de la historia de negociar una salida soberana al Pacífico. Alurralde anunció que invitarán a organismos internacionales y especializados a visitar la zona de Quetena Chico para verificar las características del recurso hídrico.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia