Demanda Marítima

‘Un corredor en Arica para Bolivia puede afectar la relación Chile-Perú’

Salvador Urrutia. El Alcalde de Arica habló en exclusiva con La Razón y opinó sobre las relaciones entre los tres países. Explicó que en la actual coyuntura no se puede conversar sobre enclaves o soberanía, pero que en un futuro deben plantearse soluciones “creativas e integradoras” como se hace entre los países de la Unión Europea (UE), donde los puertos están al servicio de todos. Proyecta una gran federación de estados en la que el uso de los mares y puertos estén abiertos a todos los actores.

Entrevista. Urrutia asegura que el fallo de La Haya debe hermanar más a las naciones de la región.

Entrevista. Urrutia asegura que el fallo de La Haya debe hermanar más a las naciones de la región. Foto: Luis Mealla

La Razón (Edición Impresa) / Luis Mealla

00:00 / 02 de febrero de 2014

— Hay voces que retoman el debate sobre un corredor para Bolivia al norte de Arica, ¿qué opina de esa posibilidad?

— Desde Santiago ven como una  gran solución a este corredor al norte de Arica, cerca a la Línea de la Concordia, incluso estuvo a punto de materializarse en el tiempo de Banzer y Pinochet, pero la idea ha perdido fuerza. A los ariqueños eso no nos gusta, porque tenemos una relación muy directa con Perú y el corredor crearía algunas dificultades.

— ¿Como cuáles, por ejemplo?

— Instalar una tercera frontera donde hay dos fronteras, además de un territorio controlado por Bolivia puede ser conflictivo.

— Se refiere a la estrecha relación entre Arica y Tacna (Perú)

— Resulta que en esa frontera se mueven seis millones de personas  al año y, de ese total, más de 2/3  son ariqueños que van a Tacna porque allá todo es más barato: la ropa, comida, servicios médicos. Allí cobran la décima parte de lo que cuesta en Arica, aparte, si alguien quiere whisky y ron, allá lo encuentra a la cuarta parte del costo. Esto es porque Tacna es una zona franca y no paga impuestos, en cambio Arica no lo es.

— Entonces, ¿cómo generar un beneficio o alternativas sin afectar a los tres países?

— Entendemos que Chile en algún momento puede entregar algún tipo de enclave o territorio para facilitar la actividad marítima a Bolivia, pero preferimos que sea no en un corredor, sino en un lugar en el litoral chileno que no afecte la relación con Perú. Se habló de Pisagua o Caleta Vítor; puertos al sur de Iquique (...) eso nos parece mucho mejor, porque en una frontera meter otra frontera —más a los ariqueños— nos parece no conveniente (...) por la relación con Perú y vemos ahí más de un problema.

— Es decir, un puerto boliviano en el litoral, ¿con soberanía?

— Es mucho más limpio y ordenado que el puerto esté en un terreno del litoral chileno (...) eso es perfectamente viable, siempre y cuando no tenga soberanía porque soy uno de los que piensa que dar soberanía sobre el mar a un tercer país, en este caso Bolivia, crearía circunstancias riesgosas para una buena relación futura. En cambio, dar todas las facilidades para que los barcos de todo el mundo lleguen a puerto boliviano a través de un mar soberano chileno, nos parece posible.

— ¿Habría alternativas a la soberanía que busca Bolivia?

— Todo es posible, es lo que piensa Chile y Arica hoy; pero tengo claro que las cosas cambian y si progresamos en las relaciones entre los países de Latinoamérica, en el futuro podrían plantearse soluciones más creativas e integradoras. Creo que debemos avanzar a lo que es ahora la Unión Europea, donde todos los puertos están al servicio de todos los países.

— ¿Hoy no es posible?

— Dada la situación política, cultural y económica en Sudamérica, no es posible aspirar a eso y, por tanto, hay que apelar a la realidad de hoy (...), pero no me cierro que en un futuro pensemos en una forma mucho más abierta.

— Por tanto, ¿soberanía no ahora, sino en el futuro?

— Una posible alianza entre todos los países del cono sur en la que seamos una gran federación de estados, en la cual el uso de los mares y los puertos esté abierto a todos los actores, pero para eso faltan varias generaciones todavía.

— Para comenzar, ¿tal vez una alianza entre las tres naciones?

— Exactamente. Creo que en un futuro si Perú, Chile y Bolivia actuamos, somos creativos y actuamos con hermandad e integración podemos perfectamente olvidarnos de los conceptos de soberanía y de enclave, así, abrirnos a mercados y usos territoriales y marítimos totalmente abiertos. Eso, indudablemente, es algo a lo que tenemos que avanzar, pero no podemos hacerlo sin alejarnos de la realidad, sin ser ingenuos.

— ¿Hay condiciones para ello?

— En este momento las condiciones no están dadas para que eso ocurra, pero tenemos que trabajar para mejorar las relaciones entre los tres países, sin olvidar a Argentina y a otras naciones para que cada vez este tema de frontera y soberanía tenga menos peso e influya menos en lo que hacemos,  y tenemos que irnos hermanando en estos temas, pero es un trabajo lento que no podemos apurar.

Perfil

Nombre: Salvador Urrutia

Nació: 17-07-42

Profesión: Oftalmólogo

Cargo: Alcalde de Arica

El médico que se volvió político

Se proclama como político independiente, aunque indica que actualmente milita en el Partido Progresista, presidido por Marco Enríquez-Ominami. Urrutia. Está casado, tiene cuatro hijos y siete nietos, es exmiembro del Partido Por la Democracia (PPD) y fue diputado entre 1994 y 2002. Nació en Valdivia, al sur de Chile, donde vivió hasta los 24 años, cuando se graduó. Entonces, decidió trasladarse a Arica, donde reside desde hace 46 años. Lleva un año en el cargo y le quedan tres como la principal autoridad del municipio.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia