Nacional

El 39% de los 130 diputados tiene la condición de “diputado de pasillo”

Los diputados de pasillo son los que no cuentan con oficinas asignadas para el desempeño de sus labores. Muchos terminan en esa condición porque ya no forman parte de los circulos de confianza tanto en el oficialismo como en la oposición.

La Razón Digital / Paulo Cuiza / La Paz

10:42 / 28 de marzo de 2013

“Diputados de pasillo” es un denominativo afincado en la Cámara Baja y alcanza al 39% (51) de los 130 legisladores que no cuentan con una oficina y otros beneficios de los que gozan sus colegas que forman parte de la Directiva, ocupan alguna presidencia de comisión, comité u otra instancia. También terminan como legisladores de pasillo los que pierden respaldo de sus bancadas.

Son al menos 51 los diputados, entre oficialistas y opositores, que se encuentran en esa situación por ejercer sólo una función de vocal en las diferentes instancias deliberativas, de acuerdo a datos recogidos por La Razón Digital de la lista de vocales de la página web de la Cámara de Diputados. Los cargos disponibles en esa instancia de la Asamblea Legislativa Plurinacional no son los suficientes para todos, por ello –según algunos legisladores consultados y que pidieron reserva- las pugnas se desatan cada inicio de legislatura.

La Cámara de Diputados está constituida por una Directiva de siete miembros, 13 comisiones y 37 comités, además de otras instancias como el Parlamento Andino, Parlamento Latinoamericano, Parlamento Amazónico, Parlamento Indígena de América, Unión Parlamentaria Mundial, Red Parlamentaria Por la Niñez y Adolescencia, Brigadas Parlamentarias y jefaturas de Bancada.

El Movimiento Al Socialismo (MAS) es la fuerza mayoritaria y en consecuencia tiene el control de nueve comisiones y 25 comités, mientras que el resto se dividen entre las fuerzas opositoras: Convergencia Nacional (CN), Movimiento Sin Miedo (MSM), Unidad Nacional (UN) y Alianza Social (AS).

Diputados del MAS, que pidieron el anonimato, explicaron que los que quedan fuera de las estructuras formales de la instancia legislativa son los vocales, diputados de pasillo. “Estos no tienen oficinas ni personal, tienen que prestarse oficinas para trabajar”, declaró uno de los legisladores, mientras que otro señaló: “Otra vez nos dejaron como diputados de pasillo, sin oficinas ni personal a nuestro cargo para poder trabajar proyectos de ley, mientras que otros colegas están tres años en algunas comisiones y comités”.

Del grupo de los “diputados de pasillo”, 31 son legisladores del MAS, 15 de las principal fuerza de oposición CN, dos del MSM, uno de UN y similar número de AS. El resto de los legisladores con cargos están distribuidos en las presidencias de comisión,  secretarías en comités, en los parlamentos regionales y las jefaturas de bancada. En este recuento no se tomó en cuenta las Brigadas Parlamentarias porque sus oficinas se encuentran en sus respectivas regiones.

El diputado opositor por CN, Luis Felipe Dorado, explicó que los diputados designados como presidentes de Comisión son beneficiados con el desembolso de 18 mil bolivianos por mes para la contratación de asesores, secretarios y mensajeros, mientras que un secretario de Comité recibe  ocho mil bolivianos.

Los  legisladores de pasillo son aquellos que ejercen vocalías. “Los vocales, por tanto no son beneficiados con nada”, señaló Dorado, quien informó que ejercerá la vocalía en el Comité de Culturas, Inerculturalidad y Patrimonio Cultural de la Comisión de Naciones y Pueblos Indígenas.

“Yo estaba designado para otro Comité, pero el MAS me designó en esa vocalía, estoy tres años como diputado de pasillo”, afirmó el legislador opositor.

Este año, la expresidenta de la Cámara de Diputados, la oficialista Rebeca Delgado, se quedó como diputada de pasillo y en sus declaraciones del 25 de enero sostuvo que asumirá el ‘castigo’. “Estoy tranquila y voy a ser una diputada de base”, manifestó en ese entonces.

Delgado, en su condición de presidenta de Diputados, mantuvo diferencias con el ministro de Gobierno, Carlos Romero, respecto al proyecto de ley de Dominio. El presidente Evo Morales intervino y decidió remitir la norma, que es cuestionada por choferes y comerciantes porque –afirman- que los afectará- a control constitucional para establecer si afecta o no derechos.

Franklin Garvizú, diputado del MAS y jefe de Bancada de Santa Cruz, afirmó que en el oficialismo la readecuación de cargos obedece a una rotación que debe ser cumplida orgánica y disciplinadamente. Diputado de ‘pasillo’ encaja en los diputados designados como vocales de los comités, quienes no cuentan con una infraestructura donde trabajar y son pocos los que tienen un asesor, añadió.

Garvizú cumplirá, en la presente gestión legislativa, la tarea de vocal del Comité de Autonomías Municipales y Regionales, pero, al ser jefe de Bancada tiene derecho a una oficina y personal de apoyo.

El segundo secretario de la Cámara de Diputados, el oficialista Galo Bonifaz, explicó que en relación a la designación de presidente de comisiones, secretarios de comités y vocales existe consenso, y negó que haya otra valoración en ese proceso, aunque reconoció limitaciones en labores de los diputados al margen de los cargos.

La Paz es el departamento que más tropieza con el tema del equilibrio al ser una bancada con mayor número de miembros, en todas las designaciones se ha actuado con transparencia”, sostuvo y adelantó que para la presente gestión, a iniciativa de la Directiva, se les dotará de espacio a aquellos legisladores de ‘pasillo’.

De acuerdo a la actual distribución de escaños parlamentarios, 29 corresponde a La Paz; 25 a Santa Cruz; 19 a Cochabamba; 14 a Potosí; 11 a Chuquisaca; 9 a Oruro; 9 a Tarija; 9 a Beni y cinco escaños a Pando. En algunos casos, un mismo legislador ocupa dos cargos en la estructura de cargos legislativos.

En la bancada de La Paz, según el diputado del MAS y vocal del Comité de Derechos de Género de la Comisión de Derechos Humanos, Jorge Choquetarqui, no es posible actuar con igualdad en todos los casos, “siempre existirá descontento”, dice.

“Consenso no existe en ningún departamento, sin embargo si existe la mayoría (…) un diputado debe aportar al país desde el lugar que éste”, declaró Choquetarqui quien ejercerá una vocalía en el Comité de Derechos de Género pero también cumple funciones como presidente del Parlamento Andino, cargo que dejó su colega Delgado.

Al menos unos 24 diputados, la mayoría del oficialismo, que este año ejercerán como vocales de los distintos comités de la Asamblea cumplirán funciones en los otros parlamentos, lo que les permitirá contar con un espacio de reuniones, personal administrativo y de apoyo.

La jefa de Bancada del MAS, Flora Aguilar, descartó cualquier división y conflictos internos al asegurar que la designación de directivas en esas instancias legislativas se hizo en el marco del consenso interno.

“Nueve comités le corresponden a la oposición y 28 al MAS; pero no vamos a entrar todos en los comités. El resto tiene la opción de inscribirse a cualquier comité donde pueda aportar; en ese caso, sólo participan como adscrito con derecho a voz y no a voto, pero todos en cualquier aspecto podemos trabajar”, expresó Aguilar.

El diputado del MAS por La Paz, Jorge Medina, reconoció el conflicto y lamentó que sus colegas busquen espacios en los comités. “He sido diputado de pasillo e igual he trabajado; hay conflictos en varios comités, pero los compañeros deben entender que la elección fue de manera organizada”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia