Nacional

‘La falta de una lucha efectiva contra el narcotráfico puede afectar la imagen’

César Guedes - El representante de la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (ONUDD) señaló que este año Bolivia está en una situación controversial por estar fuera de la Convención de la ONU de 1961 sobre estupefacientes. El país busca su readmisión, pero con una reserva, despenalizar el acullico, y precisa el apoyo de los 184 países miembros. Guedes dijo que la lucha contra el narcotráfico debe ser mayor, para generar una imagen positiva en otras naciones.

Previsor. Guedes destaca la captura de 400 kilos de cocaína que iban con destino a Europa.

Previsor. Guedes destaca la captura de 400 kilos de cocaína que iban con destino a Europa. Foto: La Razón

La Razón / Luis Mealla

03:22 / 21 de febrero de 2012

— Bolivia se desafilió de la convención, ¿qué debe pasar mientras busca su readmisión?

— Los 184 estados miembros tienen un año para pronunciarse, si un tercio (62 países) se pronuncian en contra de la reserva, la solicitud de Bolivia no puede ser procesada, pero si hay menos de esta cantidad que se oponen, la solicitud puede ser aprobada.

— ¿Qué debe hacer Bolivia?

— Debe hacer reuniones, lobbies y explicaciones de manera bilateral y en foros internacionales para explicar las razones culturales del masticado de coca, ya que esa práctica debía ser erradicada 25 años después de la puesta en marcha de la convención (1989).

— ¿Hay preocupación en los países miembros?

— Lo que les preocupa es que el instrumento se manipule para favorecer un  interés particular y ponerlo encima del interés general. Ven con dificultad el que este mecanismo se replique para (solicitar la legalización de) otras sustancias como cannabis o precursores en otros países.

— Bolivia está fuera de la convención, ¿se relajará la lucha contra el narcotráfico?

— No. Al contrario, el país debe hacer esfuerzos para demostrar que su lucha es permanente, efectiva y está dando resultados;  como la captura que se hizo de 400 kilos de cocaína que iban a Europa. Esa información puede realzar la posición  boliviana frente  a su responsabilidad y compromiso de combatir al narcotráfico.

— ¿Si ocurre lo contrario?

— Si en este momento, con una Bolivia  fuera de la convención,  empieza a haber problemas en cuanto a una lucha efectiva contra el narcotráfico, como lo ocurrido en Yapacaní y La Asunta, recientemente, esos problemas se van a magnificar triplemente en los países miembros.

— ¿Qué está en juego?

— Bolivia es un país que no es miembro de la convención y puede ser que a pesar de las promesas de luchar contra el narcotráfico, los resultados no sean los mismos; eso puede afectar la imagen (para apoyar la reserva) y también la cooperación internacional en favor del país.

— ¿La ONUDD puede apoyar a Bolivia para que países miembros manifiesten su apoyo?

— No es posible entrar en este tipo de lobbies, porque es un tema de diplomacia bilateral y nosotros como organismo internacional debemos permanecer neutros.

— ¿Bolivia está en una situación difícil en cuanto al apoyo?

— El año pasado fue exitoso en cuanto a la lucha contra el narcotráfico, la interceptación y destrucción de laboratorios de cocaína, pozas de maceración, de bolivianos y extranjeros capturados por narcotráfico. Se erradicaron 10.430 hectáreas, la mayor erradicación en los últimos años. A lo que se insta es que esos esfuerzos  sean mayores, porque Bolivia ahora está en una posición controversial, ya que no es miembro de la convención; los esfuerzos deben continuar para que al final del año  Bolivia consiga  el objetivo de que le aprueben la reserva y pueda reincorporarse a la convención.

— ¿La cooperación técnica y económica quedará afectada?

— El no ser miembro puede impedir que llegue ayuda contra el narcotráfico y el hecho de que Bolivia salió de la convención puede ser un factor para que los países donantes prefieran analizar dos veces la posibilidad de dar esa ayuda a Bolivia.

— ¿La ONUDD se cierra?

— No, no se cierra y permaneceremos en el país, pero el funcionamiento está sujeto a que nos continúen llegando fondos de la cooperación; el que esta oficina disminuya su ayuda o pueda cerrar, en una situación remota, no sería una buena imagen para el país, pero sobre todo nuestro compromiso es de continuar.

— ¿Algún país anunció que ya no cooperará a Bolivia?

— No olvidemos la crisis económica que está afectando a Europa. Nuestra base mayor de donantes son países europeos, entonces algunos países han disminuido su ayuda, no por la posición boliviana, sino por la situación financiera.

— ¿Será la única causa?

— En época de crisis, cuando el presupuesto para la ayuda antinarcóticos se reduce, los países tienden a discriminar y ven quién es más merecedor de la ayuda; entran en una serie de análisis y si dentro del análisis está la membresía a la convención, Bolivia pierde y ese dinero se lo dan a otro país. Hay esa alerta de que por ambas razones o por una razón que sigue a la otra la ayuda pueda disminuirse.

— ¿La ayuda está en riesgo?

—Sí, pero no olvidemos que éste es un tema de responsabilidad compartida, por un lado son acciones del Gobierno suplementadas con las de la cooperación; no todo es cooperación ni todo es Bolivia. Hay un punto medio. Si la situación económica se pone difícil, habrá recortes.

— El Gobierno anunció nacionalizar la lucha contra el narcotráfico, ¿qué opina?

— Es importante tener una clara estrategia nacional, pero a la vez (se debe) tener una estrategia de responsabilidad compartida en el ámbito binacional, regional e internacional; Bolivia es un país productor y tránsito de droga; entonces, debe interconectarse en acciones y operaciones de inteligencia e interdicción con otros países. Hay que fortalecer instituciones locales, asignar mayores recursos del Tesoro y hay que depender menos del asistencialismo.

— ¿Cómo controlar la producción de droga y coca ilegal?

— Hay 31 mil hectáreas de cultivos de coca; lo que falta es tener un estudio actualizado del consumo de coca tradicional y este estudio que lo venía patrocinando la UE, aún no está listo. Entonces, el único referente que tenemos es la Ley 1008, que autoriza 12 mil hectáreas, pero un decreto de 2006 legaliza 8 mil más en Cochabamba. Hay controversias. El estudio indicará cómo es la distribución de esas 31 mil hectáreas, cuántas son legales y cuántas ilegales.

Perfil Nombre: César Guedes Nació: En Perú Profesión: Administrador Cargo: Representante de la ONUDD en Bolivia Un largo recorrido por las Naciones UnidasGuedes actualmente es Representante Residente de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito; también fue Director de esa oficina para el Caribe y Latinoamérica. Está fungiendo actividades en la ONU desde 1994. Nació en Perú y estudió en la universidad de Lima la carrera de Administración de Empresas entre los años 1978 y 1983. Tiene una maestría en Relaciones Internacionales y Desarrollo en el Instituto de Estudios Sociales en La Haya y fue voluntario de las Naciones Unidas en Georgetown, Guyana. Llegó a China, patrocinado por los Países Bajos en la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI). Fue especialista del Programa Voluntarios de Naciones Unidas en Alemania (2000-2004).

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia