Nacional

Según galenos, se practicó ‘medicina de guerra’

“Los otros hospitales no han vivido lo que hemos vivido nosotros”, explicó Julio Figueroa, jefe médico, al recordar que la cantidad de heridos activó el plan de contingencia y se tuvo que practicar “medicina de guerra” porque la mayoría tenía heridas de bala.

Personal médico atiende a un herido en Huayllani.

Personal médico atiende a un herido en Huayllani. Foto: Fernando Cartagena

La Razón (Edición Impresa) / Angélica Melgarejo / Cochabamba

00:07 / 03 de diciembre de 2019

El 15 de noviembre, en el hospital México de Sacaba se atendió a 87 personas heridas durante la balacera que se dio cuando fuerzas combinadas de la Policía y las Fuerzas Armadas dispersaron una marcha cocalera. Con las víctimas que llegaron, los galenos dijeron que tuvieron que practicar “medicina de guerra”.

“Los otros hospitales no han vivido lo que hemos vivido nosotros”, explicó Julio Figueroa, jefe médico, al recordar que la cantidad de heridos activó el plan de contingencia y se tuvo que practicar “medicina de guerra” porque la mayoría tenía heridas de bala.

“Hubo enfrentamiento entre bolivianos, estábamos en medio y el único objetivo era atender a la gente”, sostuvo el galeno y añadió que en contiendas bélicas, cada segundo cuenta, y la tarea es cuestión de vida o muerte aunque no se tengan las condiciones.

El día de la violencia, en el hospital de segundo nivel, ubicado a tres kilómetros del puente Huayllani, en la urbe sacabeña, desde las 17.00 empezaron a la llegar los heridos a la sala de Emergencias. Pasillos al interior de la infraestructura y hasta el patio sirvieron para la atención. Los fallecidos fueron puestos en la capilla.

Familiares y amigos recogen a los fallecidos. Foto: AFP

Gualberto Lara, director del nosocomio, explicó que los pacientes graves fueron enviados al hospital Viedma. Las ambulancias tuvieron que buscar rutas alternas por los bloqueos. Se lamentó el sexto deceso cuando llegaron al centro de salud derivado.

Basilia Flores, jefa de enfermeras, afirmó que desde las 18.00 “se comenzó a llenar” de pacientes y tuvieron que improvisar lugares de atención. Los familiares de los heridos y dirigentes cocaleros “presionaban” al personal, incluso fueron agredidos verbalmente y físicamente, hubo empujones.

El hospital fue cercado. Hubo control en puertas para evitar el ingreso de personas, pero algunas treparon las paredes, en la desesperación de saber cómo estaban sus familiares heridos y si fueron atendidos. Flores explicó que lograron atender a toda la gente y aclaró que en ningún momento faltaron insumos y medicamentos, como se publicó en redes sociales, con pedidos de ayuda.

La labor de Juan Valenzuela, médico de turno, fue elogiada porque tuvo que “negociar” la salida de los cadáveres, ya que las familias rechazaron las autopsias. El trabajo culminó a la 01.30.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia