Nacional

MAS revisará alianzas y obligará a independientes a ser militantes

Con el objetivo de depurar de “infiltrados” al Gobierno y al propio   partido oficialista, el Movimiento Al Socialismo (MAS) revisará sus alianzas políticas y obligará a las personalidades independientes a inscribirse como miembros militantes del partido.

Congreso. Militantes del MAS se reunieron durante tres días en la ciudad de Cochabamba.

Congreso. Militantes del MAS se reunieron durante tres días en la ciudad de Cochabamba.

La Razón / Iván Paredes / La Paz

02:13 / 29 de marzo de 2012

Esta iniciativa surge luego de que en el Congreso Nacional del MAS el presidente Evo Morales instruyó identificar a los “infiltrados”, a fin de alejarlos del Gobierno y del partido. Esta depuración del MAS y del Gobierno, según los asambleístas, no impide llevar adelante la “reingeniería” en el partido, reclamada por el Jefe de Estado, para abrirse a otros sectores sociales. 

El diputado oficialista Galo Bonifaz planteó la necesidad de hacer una revisión de las alianzas políticas que firmó el MAS para enfrentar los comicios generales de 2009. Argumentó que existen actores políticos independientes que no aportan al denominado proceso de cambio. 

“Hay que hacer una evaluación en cada departamento. Hay que ver qué tipo de alianzas se tiene; por ejemplo en Pando tenemos un acuerdo político (con una agrupación ciudadana), pero ellos tienen otros intereses; entonces, hay que hacer una evaluación militante por militante”, planteó.

El legislador informó que también se revisará la alianza con la Unión Juvenil Cruceñista. “Es lamentable que dirigentes no quieran aportar (por) buscar sus propios intereses”, dijo. Bonifaz acotó que para evitar fricciones e infiltrados dentro del MAS, “ya no tienen que haber independientes, tienen que haber compañeros comprometidos con el proceso de cambio. Ya no tienen que haber funcionarios públicos a medias tintas”.

Esta posición fue respaldada por su correligionario Lucio Marca, quien sugirió hacer una reinscripción de militantes para evitar infiltrados dentro del partido oficialista. “Del Instrumento Político se aprovechó mucha gente que en el pasado estuvo en filas de partidos tradicionales. Ellos aprovecharon a los movimientos sociales para infiltrarse en el MAS. Ellos no demuestran militancia”, dijo.

Acuerdos. Para encarar las elecciones generales de 2009 —cuando se reeligió a Evo Morales— el MAS selló alianzas políticas con diferentes agrupaciones políticas. En Santa Cruz, por ejemplo, el oficialismo firmó un convenio con la Unión Juvenil Cruceñista y en Pando con el Movimiento Amazónico de Renovación (MAR). 

La secretaria ejecutiva de la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas Indígenas Originarias de Bolivia Bartolina Sisa, Julia Ramos, añadió que en el MAS ya no habrá “políticos invitados” ocupando cargos de asambleístas nacionales y departamentales, alcaldes y concejales. “Ahora todos deberán ser militantes de manera oficial y mediante registro”, dijo.

Por su lado, la nueva secretaria de Relaciones Internacionales del MAS, Leonilda Zurita, afirmó que “habrá una reestructuración en el MAS, desde sus bases hasta sus dirigentes, incluyendo personas en función de gobierno, en las gobernaciones y en los municipios que son del MAS”. Entre el 25 y el 27 de marzo, el MAS realizó su VIII Congreso Nacional Ordinario; allí definió las tareas del oficialismo; entre ellas, identificar a infiltrados y realizar una reingeniería.

Movimientos sociales arrinconaron al partido

Para el diputado oficialista Lucio Marca, la estructura política del Movimiento Al Socialismo (MAS) quedó relegada ante la participación de los movimientos sociales. Sugirió mayor coordinación entre sectores y las distritales del partido oficialista.

“El MAS es un instrumento de los movimientos sociales, pero también en este proceso, como partido político, se ha olvidado de la estructura del MAS, (se ha) arrinconado la estructura política del MAS; las direcciones nacionales, regionales o departamentales no tienen ninguna incidencia”, reconoció el asambleísta Marca.

Para ilustrar esta contradicción entre movimientos y partido, tomó como ejemplo al MIR o al MNR, donde la dirección política, dijo, hasta elegía ministros. En cambio, “hoy en día en el MAS se ha abandonado la estructura del partido político”, acotó.

Por su parte, su correligionario Galo Bonifaz afirmó que la dirigencia política del MAS fue “abandonada” en la última gestión. “El compañero Sergio Loayza (exvicepresidente del MAS) trabajó solo, sin ningún apoyo”, criticó. Marca añadió que los movimientos sociales tienen representantes en el gabinete, en las asambleas y alcaldías. Pero, “no se ha generado espacios de incidencia de la estructura política del MAS. Por esto se debe hacer una reingeniería dentro del instrumento”. 

Se debate reelección de Evo

La posibilidad de que Evo Morales sea reelegido como presidente del Estado en las elecciones generales de 2014 generó un debate entre el oficialismo y la oposición.  Para el Movimiento Sin Miedo (MSM) se debe convocar a un referéndum para que el soberano decida si Morales va o no a la reelección. “El Gobierno inició su campaña preelectoral, por lo que de hoy en adelante todo tipo de entrega de obras será con miras a las elecciones”, opinó Edwin Herrera, secretario político de los Sin Miedo.

Por su parte, la presidenta del Senado, Gabriela Montaño (MAS), fue tajante al afirmar que Evo Morales cumple los requisitos constitucionales para ser reelecto en 2014. “El presidente Evo Morales está habilitado para una reelección”, dijo en conferencia de prensa sobre le tema. En cambio, el diputado de Convergencia Nacional (CN) Adrián Oliva afirmó que la reelección de Morales sería “inconstitucional”. “Que nos digan de una vez que quieren perpetuarse en el poder”, se quejó.  

Posiciones sobre una tercera elección de Evo Morales

Oficialismo

El Movimiento Al Socialismo (MAS) considera que una nueva reelección de Evo Morales es constitucional. Dice que entre 2009 y 2014, el Presidente recién cumplirá su primer mandato con el Estado Plurinacional y, según la Constitución, un Mandatario puede tener dos gestiones consecutivas. Recordó que Morales entre 2006 y 2010 (primer gobierno), en rigor, no cumplió con su mandato.

Oposición

Los partidos de oposición —Convergencia Nacional (CN), Unidad Nacional (UN) y el Movimiento Sin Miedo (MSM)— califican como inconstitucional una posible reelección de Evo Morales. Consideran que el Mandatario, con la gestión 2009-2014, cumplirá su segundo mandato, tomando en cuenta que el primero, aunque interrumpido para convocar a la Constituyente, se dio entre 2006 y 2009.

Constitución

La Constitución dispone la reelección presidencial continua por una sola vez. El periodo del mandato “es de cinco años, y (las autoridades) pueden ser reelectas o reelectos por una sola vez de manera continua”. Y, en una disposición transitoria dice: “Los mandatos anteriores a la vigencia de esta Constitución serán tomados en cuenta a los efectos del cómputo de los nuevos periodos de funciones”. 

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia