Seguridad nacional

Abogado de Rojas anuncia un juicio a periodista de La Razón

Moisés Ponce de León, abogado del jefe del Estado Mayor del Ejército, Gral. Félix Rojas, acusó a Luis Mealla, periodista de La Razón, de encabezar una “campaña de desprestigio” contra su defendido en el caso Espadines y anunció un juicio en tribunales de la prensa contra el reportero.

Defensa. El abogado Moisés Ponce de León habló ayer sobre el juicio.

Defensa. El abogado Moisés Ponce de León habló ayer sobre el juicio.

La Razón / Juan José Cusicanqui / La Paz

02:31 / 11 de julio de 2012

“Vamos a seguir las acciones legales ante el tribunal de la prensa contra el señor Luis Mealla, que de manera irresponsable, sin contar con respaldo documental, sin cerciorarse de que la imputación nos ha sido notificada, sin haber investigado si el Juzgado 5° en lo Penal es o no juzgado de la causa, se atreve a hacer este tipo de publicaciones”, advirtió ayer Ponce de León en la puerta de la Fiscalía de Distrito de La Paz, ante al menos una decena de periodistas.

Consultado sobre las declaraciones de su representante legal, el general Rojas dijo a este diario estar “sorprendido por esa actitud”. Aseguró que acababa de salir de la oficina de Ponce de León, a quien pidió que hoy dé otra conferencia de prensa similar para retractarse de sus declaraciones en contra del periodista Mealla.

Caso. El 3 de julio, La Razón conoció que el general Rojas fue imputado por el Ministerio Público en un presunto hecho de corrupción en la compra de 300 espadines para cadetes del Colegio Militar del Ejército, cuando era comandante de esa institución, en 2010. Los hechos irregulares anotados fueron que en vez de 400 espadines se adquirió sólo 300 y que este lote fue entregado después de más de un año, cuando el plazo era tres meses. Además, que contrató a una empresa de transporte e importación de artículos de ferretería para que entregue el lote.

Cinco senadores y cuatro diputados del MAS presentaron la denuncia ante la Fiscalía contra Rojas en enero.  

El fiscal Marco Rodríguez, que atiende este caso, confirmó que imputó al jefe militar por la comisión de los delitos de uso indebido de influencias, incumplimiento de deberes, contratos lesivos al Estado y conducta antieconómica, el 22 de junio. Agregó que está pendiente una audiencia cautelar convocada por el juez que atiende el caso, una vez que termine la actual vacación judicial.

En busca de la contraparte de la información, este diario designó a Mealla para que la publicación informativa lleve la versión del acusado. Ponce de León, como aparece en la edición del 4 de julio, dijo que oficialmente la imputación no estaba registrada en el sistema IANUS (que registra causas judiciales). Pese a ser entrevistado en la mañana, Ponce de León visitó este diario por la noche, para pedir que se frene la publicación de la nota; su versión fue publicada. Además, presentó un documento de descargo de su cliente expedido por el Ministerio de Defensa en este caso. El 5 de julio, Mealla entrevistó a Rojas y al dueño del taller que fabricó los espadines, Antonio Acarapi, quienes negaron cualquier irregularidad.

El lunes, el fiscal Rodríguez ratificó la denuncia contra el general Rojas, y anunció que solicitará medidas sustitutivas en la audiencia cautelar pendiente. En respuesta, Ponce de León acusó ayer a Mealla de encabezar una “campaña de desprestigio” contra su patrocinado. “Existe algo oscuro, intereses personales de Luis Mealla para perjudicar al general Rojas”, sostuvo.

Defensa autorizó el contrato

Resolución

En octubre de 2010, el Ministerio de Defensa emitió la Resolución N°0760/10 delegando al entonces coronel Félix Rojas como responsable del proceso de contratación por excepción la adquisición de 400 espadines; para tal efecto se desembolsó 400 mi bolivianos.

Compra

El 22 de noviembre se emite la proforma para fabricar 300 espadines por un total de Bs 402 mil. Ese mismo día se firma el contrato con Import y Export Rojas y se paga la cifra citada, además se emite la factura. En febrero de 2011 se hace una adenda en el contrato para modificar la fecha de entrega de los 300 espadines.

Espadines debían estar grabados

Según el contrato firmado entre el general Félix Rojas e Import y Export Rojas para la fabricación de 300 espadines, el monto cancelado incluía un grabado ornamental en el producto, labor que fue incumplida.

El lote de espadines que fue entregado al Colegio Militar de Ejército este año no incluía esta característica. Al respecto, el general Rojas explicó a La Razón que, debido a la tecnología que hay en Bolivia, este trabajo se hubiera podido realizar pero habría demandado un año más. La entrega del material se retrasó por más de un año, pues el último lote se terminó de otorgar durante este año.

“El grabado en las hojas no se lo hizo porque con la tecnología que tiene el artesano fabricante no hubiera alcanzado el tiempo necesario para el grabado de 300 espadines. Hubiéramos tenido que esperar otro año. Se podía, pero hubiera tardado y había presión para la entrega”, señaló Rojas la pasada semana.

Las armas blancas antiguas (de procedencia alemana) que usaban los cadetes de esa institución militar tienen inscritas en las hojas un grabado decorativo, además de la leyenda “Ejército de Bolivia”. Para Rojas, esa peculiaridad no le resta calidad al trabajo final que se entregó.

Según el documento, al que accedió este diario, se pagó por cada espadín Bs 1.340, que hace un total de Bs 402 mil, por los 300, pago que se realizó “al contado y de manera efectiva al momento de la firma (22 de noviembre de 2010)”, según se lee en la cláusula séptima.

En la cláusula quinta indica que el espadín (hoja y empuñadura) tenía las siguientes especificaciones de fabricación: “hoja de acero niquelado y grabado, partes doradas de la empuñadura en material SAMAC y mango de plástico en alta con envoltura de hilo dorado”.

Esta supuesta irregularidad, el retraso en la entrega y la presunta manera ilegal de cómo se realizó el proceso de adquisición de este material derivó en una investigación por parte de la Fiscalía que, una vez colectado indicios, procedió a la imputación formal de Rojas por cuatro delitos. En este caso, cinco senadores y cuatro diputados del MAS presentaron la denuncia formal en enero. La investigación penal fue abierta en mayo de esta gestión.

El caso espadines en la Fiscalía

Imputación

El 3 de julio, La Razón accede a una copia de la imputación contra el general Rojas; el fiscal del caso, Marco Rodríguez, confirma el dato y anuncia el pedido de audiencia cautelar.

Visita

El mismo día, el abogado de Rojas, Moisés Ponce de León, visita La Razón para solicitar que se frene la publicación, con el argumento de que el caso estaba resuelto.

Contraparte

El 5 de julio, La Razón visita a Rojas para conocer su versión so- bre el caso, la misma que es publicada durante dos días continuos, en el marco de la contraparte.

Artesano

La versión del artesano Antonio Acarapi es publicada el 6 de julio, en la que certifica la calidad de su producto. Negó un presunto sobreprecio en la fabricación.

Fiscalía

El lunes 9 de julio, la Fiscalía ratifica la imputación y anuncia que se solicitarán medidas sustitutivas para Rojas, en una audiencia cautelar a ser señalada por un juez.

Amenaza

Ayer, Ponce de León dijo que no existe la imputación y amenazó con un proceso al periodista de La Razón por un presunto interés personal en las publicaciones.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia