Seguridad nacional

Alemania entrega a Bolivia su plan contra el consumo de droga

Encuentro. El país le pide estrategias para evitar el lavado de capitales

Encuentro. Autoridades bolivianas, al mando del Ministro de Gobierno (al fondo), con la delegación alemana, ayer.

Encuentro. Autoridades bolivianas, al mando del Ministro de Gobierno (al fondo), con la delegación alemana, ayer. Nicolás Quinteros.

La Razón / Elisa Medrano / La Paz

02:32 / 11 de mayo de 2013

El Gobierno boliviano recibió de su similar alemán la estrategia que ese país europeo implementó para la reducción del consumo y la demanda de drogas, la misma que será analizada con la finalidad de que se pueda tener cooperación en esa materia.

El ministro de Salud, Juan Carlos Calvimontes, recogió un archivo que contiene toda esa información, en el marco de la reunión que él y el ministro de Gobierno, Carlos Romero, sostuvieron con la jefa antidrogas de Alemania, Mechthild Dyckmans, y otros representantes de ese país.

Tras el encuentro, Romero explicó que en la cita, además de presentar las políticas y el estado de situación de prevención y rehabilitación del consumo de drogas en Bolivia, se informó sobre los avances de otros proyectos que están en marcha.

Relación. Respecto a la estrategia alemana para reducir el consumo y la demanda de estupefacientes, el ministro Calvimontes explicó que no existe mucha diferencia entre la realidad de esa república europea y la de Bolivia. “Ellos nos han entregado la estrategia que tienen en el ámbito de la salud (referido al consumo de drogas) y nosotros vamos a hacer un estudio. Luego iniciaremos todo un trabajo de cooperación, si es necesario”, indicó Calvimontes.

Romero precisó que también se hizo una revisión a los avances en el proceso de institucionalización del Consejo Nacional de Lucha Contra el Tráfico Ilícito de Drogas (Conaltid) en Bolivia. Además, señaló, se informó sobre la implementación del observatorio de drogas en el país, así como de los avances del estudio complementario sobre el consumo tradicional de la hoja de coca.

Durante el encuentro, el Gobierno boliviano también presentó proyectos para que puedan ser considerados por autoridades alemanas, entre los que se plantea la transferencia de conocimientos para la investigación la legitimación de ganancias ilícitas o lavado de capitales que, según Romero, es necesario para fortalecer la lucha contra el tráfico de drogas.

Entre otros requerimientos, se presentaron planes referidos al fortalecimiento de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN), para lo que se pide apoyo para la implementación de dos laboratorios forenses (uno para Cochabamba y otro para Santa Cruz) y en mecanismos de seguridad informática para los datos que maneja la fuerza antidroga.

“En realidad, ellos (en la delegación alemana) han asumido un compromiso de que van a hacer las gestiones, van a poner sus buenos oficios ante el Gobierno alemán para que estas iniciativas empiecen a canalizarse”, declaró Romero, quien además precisó que no se habló sobre una cantidad específica de cooperación.

En una declaración escueta con ayuda de traductor, Dyckmans aseguró que la reunión fue positiva y que se realizó en un marco de mutua confianza. Horas antes, afirmó que la ayuda económica de su país a Bolivia está garantizada hasta el próximo año. El embajador de la Unión Europea, Alain Buthorel, adelantó el jueves que ese bloque elabora el presupuesto para la gestión 2014-2020, el que se prevé que sufrirá reducciones por efecto de la crisis, aunque aseguró que la ayuda de los países europeos a Bolivia no será reducida.

El respaldo al país

Interés

La jefa antidrogas de Alemania, Mechthild Dyckmans, felicitó a Bolivia por su reincorporación a la Convención de Viena y destacó de manera muy especial los esfuerzos que hace el país con relación a la lucha contra el narcotráfico.

Apoyo

Esa nación respalda los programas de fortaleci- miento institucional, la destrucción de drogas y desarrollo integral  en la región de La Asunta, norte de La Paz.

Exigen el estudio de consumo de coca

El Gobierno de Alemania espera conocer “lo más pronto posible” los resultados del estudio de consumo de la hoja de coca que fue financiado por la Unión Europea (UE). La jefa antidrogas alemana, Mechthild Dyckmans, consideró ayer que esa investigación es muy importante, porque permitirá determinar qué cantidad de hoja de coca se necesita para el mercado tradicional interno del país. La UE cooperó con $us 1,4 millones a Bolivia para la realización de ese análisis.

Al respecto, el viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres, explicó que para difundir esos resultados aún se deben hacer informes complementarios, para lo que pidió un presupuesto adicional de $us 300 mil.

Precisó que la asignación de esos recursos fue burocrática, pues primero se requirió la aprobación del Ministerio de Economía y luego la inscripción del monto en el sistema de normas básicas de contratación. Tras cumplir con ese procedimiento, según Cáceres, ya corre el plazo para que la empresa entregue los resultados.

Los datos complementarios, acotó, serán recabados de sectores como los de la minería y el transporte. Además, el estudio se enfocará en lugares donde existe una alta demanda, como Santa Cruz. También se verá el uso medicinal de la coca.

Inauguran horno para incineración de droga

El Gobierno y la cooperación externa inauguraron ayer un horno ecológico de incineración de droga en la zona de Aranjuez de La Paz. El mismo que tiene capacidad para destruir entre 60 y 90 kilos de estupefacientes por hora. El ministro de Gobierno, Carlos Romero, precisó que ése es uno de tres equipos cuya adquisición fue financiada por Alemania, Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos.

Los otros dos hornos serán instalados en Cochabamba y Santa Cruz. El costo de cada uno llega a $us 50 mil. La droga será incinerada a 850 grados centígrados. Para ello, los quemadores del horno utilizarán diésel y se empleará energía eléctrica sólo para operar el panel de control.

Tanto Romero como el representante de la Oficina de Naciones Unidas para la Droga y el Delito (UNODC) para Bolivia, César Guedes, resaltaron que ahora la destrucción de los estupefacientes que se confisca al narcotráfico será más efectiva y más segura.

Anteriormente, la incineración se hacía al aire libre y para ello se utilizaba combustible, la que dañaba el medio ambiente y la salud del personal que cumplía con ese trabajo. “Vamos a pulverizar la droga sin afectar el medio ambiente y sin afectar a los operadores”, aseveró el Ministro de Gobierno.

A nombre de los cooperantes, la jefa antidrogas de Alemania, Mechthild Dyckmans, ponderó la ayuda que da su país a la UNODC para este tipo de emprendimientos que permiten afianzar la lucha antidroga, ayuda que proseguirá durante éste y el próximo año. Romero aprovechó esta ocasión para pedir que la Unión Europea coadyuve con apoyo tecnológico en los programas de interdicción, lo que permitirá sopesar la reducción de la ayuda de Estados Unidos.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia