Seguridad nacional

La Anapol no se salva del consumo de marihuana

El director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN), coronel Mario Centellas, afirmó que no hay preferencias para el control de consumo de estupefacientes, sean policías o militares.

Estudiantes. Cadetes de la Anapol formados durante el aniversario de la Policía Boliviana. Foto: Alejandra Rocabado-archivo

Estudiantes. Cadetes de la Anapol formados durante el aniversario de la Policía Boliviana. Foto: Alejandra Rocabado-archivo

La Razón (Edición Impresa) / Williams Farfán / La Paz

04:30 / 06 de octubre de 2014

El consumo de marihuana por parte de algunos cadetes dentro de la Academia Nacional de Policías es un secreto a voces. Un oficial afirmó que por semana se registra un promedio de dos casos, pero que ninguno recibe una sanción ejemplar. El Director de la Unipol dijo que solo conoce de casos que tuvieron lugar en 2013.

Un oficial de la Policía que pidió no ser identificado, expresó su preocupación a La Razón porque ve que los futuros efectivos del orden, instruidos para controlar los ilícitos en la sociedad, cometan irregularidades cuando están en plena etapa de formación.

“En el Departamento Disciplinario de la Anapol no se registran, no sé por qué, las faltas relacionadas con el consumo de marihuana, puesto que en el último tiempo los casos subieron, donde se ve que hasta dos alumnos son sorprendidos fumando la hierba por semana, (lo hacen) en el baño o lugares de expansión”, contó la fuente.

Agregó que la única sanción que reciben los cadetes infractores es el arresto durante un fin de semana o una “chocolateada” (castigo corporal con ejercicios), esto de acuerdo al curso en el que está el estudiante. Ante estos casos, Régimen Disciplinario no efectúa procesos para expulsarlos, ni tampoco elabora un informe para remitir a sus superiores y si lo hacen, “los jefes se hacen a los locos”, manifestó. “Creo que dicen que si el fumador es reincidente recién lo expulsan, pero los demás o los que no se hacen ver siguen con un posible problema de adicción al interior de la academia”.

Esta denuncia fue hecha conocer al rector de la Universidad Policial (Unipol), coronel Luis Cerruto, tras su participación en una movilización estudiantil en contra del consumo de drogas, el 30 de septiembre, en la que participaron unidades educativas y cadetes de la Anapol. La autoridad aseguró que no tiene ninguna información oficial de estos ilícitos dentro de esa institución de formación.

“Tengo entendido que el año pasado hubo antecedentes de consumo de marihuana, ahora en esta gestión no tenemos ningún conocimiento oficial de ese tipo, tampoco tengo un informe del comandante de la Academia Nacional de Policías, puesto que cualquier tipo de novedad el comandante de la unidad debe informar”, declaró a este diario la autoridad policial de manera muy escueta.

Remarcó que no tiene detalles de esos casos, ya que se dio en otra gestión, con otro comandante, porque él asumió el cargo de Rector de la Unipol recién a inicios de este año.

No obstante, Cerruto confirmó que se realizan los controles necesarios dentro de los centros de estudios policiales sin excepción alguna en el país. Un alumno de tercer año de la Anapol, un “trica”, que pidió el anonimato por temor a represiones, afirmó que en el tiempo que está dentro de la academia, escuchó varias veces de que sus camaradas u otros cadetes fumaban marihuana en lugares lejanos donde se hace guardia, hecho que si alguno de los cadetes denuncia es sometido a castigos por sus propios camaradas. “Algunos decían que les hacía bien y les daba energía para la instrucción y pruebas porque estaban agotados del trabajo diario”, sostuvo.

Mencionó también que en una oportunidad llegaron efectivos de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) a la Anapol para hacer una aprehensión por un tema de sustancias controladas, pero no se dio información al respecto.

El director nacional de la FELCN, coronel Mario Centellas, aseveró que no tiene conocimiento de aprehensiones o casos dentro de la Anapol, por caso de drogas. “Quien debe responder a las preguntas es el comandante de esa unidad”, se limitó a indicar.  

Este medio intentó obtener una versión del Director de la Anapol, pero no se pudo, ya que estaba en consejo superior, informaron sus subalternos. En el Ministerio de Gobierno también señalaron que las autoridades se encontraban en reuniones y no se recibió una respuesta respecto a estas denuncias.

Existen al menos 1.000 alumnos

Según informes policiales, en la Academia Nacional de Policías (Anapol) hay al menos 1.000 alumnos que se forman para ser miembros activos de la institución verde olivo.Los controles de seguridad al interior de la Anapol lo realizan los alumnos de 3º y 4º año, hecho que es considerado, por una fuente policial, a veces un perjuicio, ya que existe favoritismo o abusos en contra los de alumnos de cursos inferiores.

FELCN indica que no hay preferencias para el control

El director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN), coronel Mario Centellas, afirmó que no hay preferencias para el control de consumo de estupefacientes, sean policías o militares.

“Como dirección de lucha antidrogas en el país, no distinguimos y no damos ningún tipo de privilegios con ninguna persona, sea estudiante de cualquier instituto militar o policial,  si ésta es encontrada con sustancias controladas se aplicará con todo el rigor la Ley 1008”, advirtió la autoridad policial.

Agregó que si existe alguna denuncia en alguno de estos centros de formación, la fuerza antinarcóticos no hará ninguna categorización y acudirá al lugar del hecho para proceder como corresponde.

Centellas aseguró que no conoce denuncias sobre la existencia de sustancias controladas en la Academia Nacional de Policías (Anapol) o el Colegio Militar (Colmil).

Senadora sugiere aplicar pruebas antidopaje

Tras conocer las denuncias de consumo de marihuana por parte de cadetes de la Academia Nacional de Policías (Anapol), la secretaria del Comité de Fuerzas Armadas y Policía del Senado, Sandra Soriano, sostuvo que hay “permisibilidad” en esa institución, por lo que sugirió practicar exámenes antidopaje a los sospechosos.

“Son muy permisibles, dejamos hacer las cosas y luego, cuando crece el problema, ya no sabemos qué hacer con ello, porque con estas denuncias se está vulnerando la ley. Me parece sorprendente el hecho de que hayan alumnos (cadetes) que fumen la marihuana, hecho que va contra la moral y ética, sobre todo a la naturaleza de la institución”, expuso la asambleísta.

Señaló que los miembros del sistema disciplinario en la Anapol deben ser severos para hacer cumplir las normas vigentes, ya que los que cometen esos ilícitos y no son expulsados, no tendrán la autoridad moral para llevar a cabo el control y lucha contra las sustancias controladas.

Soriano recomendó a las autoridades policiales realizar controles y pruebas antidopaje, esto cuando hayan sospechas o se presuma que se cometió la falta. Además, si existe la certeza de culpabilidad de alguno de los estudiantes, se los debe expulsar de la institución, indicó. También dijo que para este tipo de pruebas se deberían efectuar sorteos, o algo similar.

La asambleísta no descartó convocar para un informe oral a las autoridades  policiales, al Comandante Nacional de la Policía Boliviana, al Rector de la Universidad Policial (Unipol) y al Director de la Anapol, esto en los próximos días.

Un oficial policial informó a este diario que, en promedio, por semana se registran dos casos de cadetes que fuman la hierba.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia