Seguridad nacional

Ariel Maraz vive, pero en papeles está muerto

Según el certificado de defunción emitido por el Sereci, Ariel Maraz, con carnet 2240953 LP, falleció a raíz de una diabetes el 30 de septiembre de 2005, a las 14.30, a los 52 años. El documento fue registrado en la oficialía del municipio de Teoponte, aledaño al de Guanay.

Reclamo. Maraz exhibe el certificado de defunción que lo da por muerto desde 2005.

Reclamo. Maraz exhibe el certificado de defunción que lo da por muerto desde 2005. Foto: Eduardo Schwartzberg

La Razón / Elisa Medrano / La Paz

04:24 / 17 de junio de 2013

Para Ariel Clavel Maraz Argandoña (59) el 30 de enero de 2013 quedará grabado en su memoria. En esa fecha fue a renovar su carnet al Servicio General de Identificación Personal (Segip), pero se sorprendió cuando le dijeron que estaba muerto, según sus papeles.

“Para mí ha sido una sorpresa, no sabía qué hacer” en la oficina del Segip, relató el agricultor de Guanay, provincia Larecaja de La Paz.

Al igual que este caso, el Servicio de Registro Cívico (Sereci), dependiente del Órgano Electoral Plurinacional, atendió en los últimos dos años al menos tres hechos de personas que figuran como fallecidas, aunque en realidad están vivas.

Según el certificado de defunción emitido por el Sereci, Ariel Maraz, con carnet 2240953 LP, falleció a raíz de una diabetes el 30 de septiembre de 2005, a las 14.30, a los 52 años. El documento fue registrado en la oficialía del municipio de Teoponte, aledaño al de Guanay.

Debido a que en el área rural se carece de médicos forenses, el Sereci autoriza a las oficialías mayores a que parientes o familiares del fallecido atestigüen el deceso. Así, cuatro personas fueron las que dieron fe de la muerte de Maraz.

Transcurrieron ocho años sin que esta persona se diera cuenta de que oficialmente estaba muerta. En enero de esta gestión llegó a La Paz para renovar su cédula de identidad. Hizo el depósito bancario con su documento de identidad que estaba por fenecer y cuando se apersonó a las oficinas del Segip para proseguir con el trámite y allí se enteró que para el Estado, él había dejado de existir.

Entonces comenzó su peregrinación. Acudió a una oficina estatal que asiste a las personas de la tercera edad, contrató a un abogado, fue a oficinas de registro y al Defensor del Pueblo, entre otras.

En el Registro Cívico le dijeron que había una partida de defunción con su nombre y revisaron para ver si se trataba de un homónimo. Empero, en el documento de deceso sus datos estaban llenados correctamente, incluso su número de cédula de identidad, aunque no su dirección.

Cuando hay personas que tienen el mismo nombre y apellidos, el sistema los asocia y los depura, explicó el director nacional del Sereci, José Pardo. Precisó que en caso de tratarse de una homonimia, el problema puede solucionarse por la vía administrativa, pero cuando es una inscripción correcta, la partida debe anularse con autorización de un juez.

La Representación del Defensor del Pueblo de La Paz tomó conocimiento del caso. Su titular, Teófila Guarachi, informó que a través de un Requerimiento de Informe Escrito (RIE) al Sereci de Guanay y al departamental, se enteraron de que un compañero de trabajo de Maraz y dos testigos inscribieron al difunto.

Según la oficina de registro, sólo una orden judicial puede anular un certificado de defunción, para lo que se debe seguir un proceso legal. Guarachi envió este caso a la Unidad de Servicios Integrados de Justicia, dependiente del Ministerio de Justicia, para que esa repartición asista al afectado con un abogado, a fin de que le coadyuve a cancelar la partida de defunción y así pueda recobrar sus derechos civiles.

Maraz se siente perjudicado porque a la fecha no puede realizar transacciones bancarias, pero su  mayor preocupación radica en que este 1 de julio cumplirá 60 años, edad que le habilita para cobrar su Renta Dignidad (Bs 250 mensual), pero no puede comenzar a gestionar el pago porque oficialmente no existe.

Por el momento, este poblador  no piensa iniciar una acción legal en contra de las cuatro personas que tramitaron el certificado de defunción, de las que sólo conoce a dos. Para él, lo primero es solucionar el problema originado a causa de su fallecimiento legal, ya que para sus seis hijos, su esposa y sus cinco nietos, él continúa vivo.

Se atendió tres casos similares en 2 años

En los últimos dos años, el Servicio de Registro Cívico (Sereci) atendió al menos tres casos de personas cuyos datos están registrados en una partida de defunción, pero que en realidad no se encuentran muertas.

El director de esa entidad, José Pardo, explicó que esos hechos no son frecuentes y que pueden deberse a la existencia de homonimia perfecta (nombres y apellidos iguales) o al hecho de que algún familiar registra a una persona como fallecida, sin que lo esté. Y cuando se presentan casos de homónimos, el sistema asocia los datos de esta persona con las del difunto registrado y la excluye.

Señaló que si alguien se encuentra en esta situación, debe apersonarse al Sereci, con el objetivo de que se le brinde la información necesaria y se le recomiende el procedimiento que debe seguir para solucionar su problema.

Precisó que algunos casos de homonimia fueron solucionados por la vía administrativa, pero si se trata de partidas de defunción correctamente inscritas (nombre, apellido y número de carnet similar), entonces se deriva a la vía judicial, pues sólo un juez puede autorizar al Sereci, en base a pruebas que aporte el interesado, que la partida de defunción sea anulada.

Si se trata de dar solución por la vía administrativa, un trámite de este tipo puede tardar un día, pero puede demorar más tiempo si se lo hace por la vía judicial.

Certificado de difunto

Teoponte

La Oficialía 2217 de Teoponte (norte de La Paz), a cargo de Filomena Mamani, inscribió la muerte  de Ariel Maraz.

Testigos

Víctor Peralta, que figura como compañero de trabajo del fallecido, es el declarante. Los testigos son Gonzalo Alfaro y Francisco Salas.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia