Seguridad nacional

Cocaleros dejan bloqueo; abren un diálogo con el Gobierno

Los cocaleros de Yungas de Vandiola abrieron ayer un diálogo con el Gobierno para tratar el conflicto desatado por la erradicación de coca en su sector y el parque Carrasco. Los productores de coca acordaron un cuarto intermedio en el bloqueo de caminos en Epizana hasta las 10.00 de hoy.

Protesta. Cocaleros bloquean en Epizana. Fue el jueves.

Protesta. Cocaleros bloquean en Epizana. Fue el jueves.

La Razón / A. Melgarejo / Cochabamba

00:40 / 25 de agosto de 2012

Los dirigentes cocaleros se reunieron con el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana; el viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres, y autoridades regionales de Cochabamba. El encuentro se dio luego de que el jueves hubo un enfrentamiento entre comunarios y erradicadores en el sindicato Potrero, en la central Machu Yungas, donde se iba a erradicar cocales ilegales. Producto del choque hubo seis heridos y cinco detenidos. Además, este sector realizó un bloqueo de caminos por tres días en Epizana.

“El bloqueo se levanta, hemos entrado en un cuarto intermedio hasta mañana (hoy). Vamos a tratar de concienciar a los compañeros que están en el bloqueo, porque hemos conversado con el ministro Quintana y estamos tratando de entrar en consenso entre ambas partes para solucionar el conflicto y que no hayan más enfrentamientos”, informó Edwin Grájeda, dirigente de Machu Yungas.

La reunión se inició a las 16.20, contó con 15 dirigentes de las subcentrales campesinas de Totora. Ellos plantearon la construcción de un camino, proyecto anhelado por años para que posibilite el ingreso a Yungas de Vandiola; la delimitación del área de cultivo; la suspensión de la erradicación y el respeto al convenio de 2006 que permite el cultivo de 984 catos, explicó Severo Flores, alcalde de Totora, que también estuvo en la reunión.

Cocales. Según Felipe Cáceres, viceministro de Defensa Social, la erradicación no cesará. Afirmó que se agotará el diálogo. “Hemos sido claros, la ley no se negocia, se aplica”. Explicó que los dirigentes pidieron un cuarto intermedio para reflexionar y que hoy se reanudará el diálogo para delimitar la zona tradicional de Yungas de Vandiola, en el marco de la ley 1008.

Afirmó que la dirigencia reconoció que existe gente nueva y cocales nuevos en Yungas de Vandiola y que lo que ha erradicado la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) son esas hectáreas, en las zonas de San José, Potrero y Derrumbado.

“Si bien son 186 afiliados, de éstos por lo menos el 65% es nuevo. Lo que hemos planteado es la depuración y diferenciación de un productor ancestral y colonizador, ahí nos hemos dado tiempo para que la dirigencia sindical pueda reflexionar”, explicó Cáceres.

Durante la reunión se sugirió la conformación de una comisión que se constituirá en Yungas de Vandiola para realizar la depuración. De aceptar la propuesta, la tarea se realizaría hoy.

La mañana de ayer, Cáceres informo que Yungas de Vandiola, zona tradicional, sólo contaba con siete comunidades: Guanay, Arepucho, Yanamayu Icuna Pataycuna, Antawaqhana, Chuquiuma y Pergantillo; ahora existen 10 más, entre ellas San José, Potrero y Derrumbado, zonas a las que la FTC ingreso el miércoles en medio de resistencia cocalera.

Cocaleros detenidos,  a la cárcel

Justicia

Martín Pérez (21), Mario Pinto (40), Roberto Marvin (25), Mario Pérez (58) y Germán Ticona (38), detenidos en posesión de dinamita en un choque con erradicadores, fueron remitidos a la cárcel de Sacaba.

En la zona son legales 110 ha de coca, según el Ejecutivo

El viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres, afirmó ayer que el Gobierno reconocerá 110 hectáreas de coca, equivalente a 650 catos, en la región de Yungas de Vandiola. Los cocales excedentarios a esa cantidad serán erradicados, advirtió la autoridad.

“En esta zona tradicional, de acuerdo con la Ley 1008, sólo existirán 650 catos, que significa casi 110 hectáreas. No puede haber más de 110 hectáreas y el Gobierno nacional permitirá su existencia por una cuestión cultural”, dijo en una conferencia de prensa en la ciudad de Cochabamba.

Explicó que en el 2004 se hizo un catastro en la zona, a pedido de los cocaleros, el mismo que registró a 180 personas y no más de 84 hectáreas de coca. Luego, dijo, en 2006 se firmó un acuerdo y se reconoció que existían 953 catos de coca, alrededor de 144 hectáreas del cultivo.

Agregó que se reconoció a las comunidades de Guanay, Arepucho, Guanamayu, Icuna Pataycuna, Antaguacana, Chuquima y Pergantillo como zonas legales, pero que después de 2007 aumentaron 10 comunidades más.

Cáceres lamentó que la coca ilegal que se produce en esta región no llega al mercado legal. “Lastimosamente, la actividad del narcotráfico penetró la zona tradicional, no hay otro justificativo; la producción de coca, casi en 100%, va a la producción de pasta base de cocaína”, aseveró. También hizo notar el hecho de que en esa zona se destruyeron 34 pozas de maceración de droga.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia