Seguridad nacional

El 98% de los militares retornó a sus unidades, según las FFAA

Acuerdo. Los movilizados habrían logrado que no les castiguen

Medida. Suboficiales y sargentos durante una protesta en la ciudad de La Paz, a fines de abril.

Medida. Suboficiales y sargentos durante una protesta en la ciudad de La Paz, a fines de abril. Pedro Laguna-Archivo.

La Razón (Edición Impresa) / Williams Farfán / La Paz

02:35 / 07 de mayo de 2014

El 98% de los militares de baja graduación que se movilizó para pedir la descolonización de las Fuerzas Armadas (FFAA) retornó a sus unidades y trabaja en forma normal, según afirmó ayer el director de Comunicación del Comando en Jefe de las FFAA, capitán de navío Hernán Crespo.

Tras más de dos semanas de protestas en la institución castrense, los dirigentes de los efectivos movilizados de la Asociación Nacional de Suboficiales y Sargentos (Ascinalss) y familiares dejaron atrás las protestas el lunes y se abrieron al diálogo con jefes militares. 

“El 98% de nuestro personal cumple sus funciones en cada uno de sus destinos, el 2% es el personal que tiene permiso y vacaciones, vale decir que hay un número muy pequeño que no asiste a sus fuentes laborales, prácticamente ausencias individuales, en la que cada quién tendrá sus motivos por el que todavía no se incorporó a sus destinos”, dijo Crespo.

Acuerdo. Remarcó que no hay sanciones ni represalias a los militares de baja graduación que estaban en protesta, ni tampoco se los destina a otras unidades militares del país. El conflicto de los militares de los suboficiales y sargentos se inició el 3 de abril, cuando éstos dieron a conocer públicamente un anteproyecto de ley para incluir la descolonización en las FFAA y eliminar la discriminación. Al no ser escuchados iniciaron protestas inéditas, como marchas. En respuesta, en las tres fuerzas ordenaron el retiro obligatorio de 715 efectivos movilizados, de los que dejó sin efecto 430. Hasta ayer otros 130 pidieron reconsiderar el retiro, las solicitudes son evaluadas en los Tribunales de Personal de las tres fuerzas.

Durante el conflicto se crearon dos mesas de trabajo entre las FFAA y los suboficiales comando (representantes de los efectivos por años de antigüedad y calificación) para tratar el problema; uno que trata los 715 retiros y el otro los cambios a la LOFA. Esta tarea no contaba con el aval de los efectivos movilizados de la Ascinalss.

El lunes al menos 60 efectivos movilizados decidieron replegarse a sus unidades, a la espera del diálogo y de que se den los cambios solicitados en la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas (LOFA) para descolonizar la institución castrense. Una fuente que siguió de cerca el conflicto dijo que los militares de bajo rango lograron el compromiso de que no iban a recibir ninguna sanción, por lo que dieron fin a sus medidas de protesta.

“Se replegaron a todas sus unidades porque hubo un compromiso de los jefes militares en que no habrá sanciones ni represalias a los uniformados que se movilizaron”, indicó la fuente consultada por este diario.

Este mismo entrevistado acotó que dentro del acuerdo se contempla el dejar sin efecto los 715 retiros obligatorios emitidos contra los suboficiales y sargentos movilizados, esto previo procedimiento legal militar. Ante ese compromiso, todos aceptaron levantar las medidas de presión.

Sin embargo, el titular de la mesa de trabajo de retiros obligatorios, general Marco Antonio Rojas, negó que haya un acuerdo para dejar sin efecto los 715 retiros. “No puede ser porque los Tribunales de Personal son los que deben emitir sus resoluciones de reconsideración caso por caso. No hubo acuerdos de amnistía ni foja cero, y no se dará porque los Tribunales son los que trabajan uno a uno los casos, éstos deben ser evaluados tras la solicitud de reconsideración de los uniformados”, declaró el jefe militar.

Una representante de las esposas de los uniformados movilizados, que pidió el anonimato, señaló que continúan en estado de alerta y vigilia, esto hasta que sus demandas sean atendidas por el Alto Mando Militar, de lo contrario volverán a sus protestas.

Reciben cursos de doctrina

Trabajo

Una fuente allegada al Estado Mayor afirmó que los uniformados de baja graduación que se movilizaron no son reprimidos, pero sí vuelven a recibir cursos de formación de doctrina. Por eso, en esta guarnición continúan todos acuartelados    y en apronte.

Fiscalía abre una investigación a López

Tras concluir el conflicto en las Fuerzas Armadas (FFAA), el fiscal Departamental de La Paz, José Ponce, informó que el Ministerio Público abrió un proceso de investigación en contra de Sandra López, dirigente de las esposas de militares de bajo rango.

La demanda fue abierta tras la denuncia formulada por autoridades del Ministerio de Defensa. Según una fuente cercana a la Fiscalía paceña, la querella fue presentada junto a Margarita Torres, considerada la representante oficial de las cónyuges de los suboficiales y sargentos de las FFAA.

“Se presentó una denuncia en contra de la dirigente de las esposas de militares (Sandra López) por el delito de instigación a delinquir, si no me  equivoco fue presentada por el Ministerio de  Defensa”, señaló Ponce en una conferencia de prensa. Detalló que dentro del procedimiento legal, el fiscal asignado al caso, Facundo Coronel, debe convocar a declarar a López en los próximos días.

La sindicada fue una de las primeras esposas de los militares de bajo rango movilizadas. También instaló un piquete de huelga de hambre y protagonizó marchas en las calles, para exigir con los uniformados de bajo rango la descolonización dentro de las FFAA y la eliminación de la discriminación en la institución castrense.

Este sería el único caso presentado ante la comisión de fiscales que recibió la instrucción de investigar cualquier hecho de violencia durante las protestas de los militares, ya que no se reportaron otros incidentes.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia