Seguridad nacional

Para el Gobierno, Belaunde busca distraer al hablar de su secuestro

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, aseguró que Martín Belaunde solo busca desorientar y confundir la investigación que se lleva adelante para dar con su paradero

Acto. El ministro de Gobierno, Carlos Romero (centro), tras ser reconocido ayer por sectores sociales.

Acto. El ministro de Gobierno, Carlos Romero (centro), tras ser reconocido ayer por sectores sociales. Miguel Carrasco.

La Razón (Edición Impresa) / Williams Farfán / La Paz

03:22 / 28 de mayo de 2015

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, rechazó la posibilidad de que el peruano Martín Belaunde haya sido secuestrado, como éste afirmó desde la clandestinidad. Más bien aseguró  que esta versión se constituye en una estrategia para desorientar la investigación para lograr su recaptura.

La declaración de Romero se da en respuesta a la declaración de Belaunde a un canal de televisión peruano, quien luego de tres días de haber fugado dijo que fue secuestrado la madrugada del domingo del domicilio donde guardaba arresto domiciliario. Agregó que logró escapar tirándose del vehículo en el que era transportado y que se puso a buen recaudo. Denunció que el Gobierno contrató sicarios para asesinarlo.

“El Gobierno descarta el secuestro, porque el señor Belaunde fugó y ahora es un fugitivo de la Justicia, lo vamos a aprehender seguramente en cualquier momento (…). Tengo que decirles que la declaración con ese medio peruano se dio muchas horas antes de la hora en la que se difundió, pero esto es una táctica de desorientación y desinformación”, sostuvo Romero.

Escape. “Si salió de Bolivia de su arresto domiciliario no fue solo, acá lo ayudaron. Entonces es lógico que hay gente peruana y boliviana que lo estuvo ayudando”. En Perú, Belaunde es acusado de cometer los delitos contra la administración pública, peculado y asociación ilícita para delinquir, por lo que iba a ser extraditado.

La versión de Belaunde también es rechazada en Perú. El procurador Anticorrupción, Joel Segura, por ejemplo, dijo que Belaunde “miente” al decir que fue secuestrado y que es un perseguido político. “Sus acciones hablan por sí solas, ese señor (Belaunde) siempre ha mentido”, manifestó Segura, quien llegó a Bolivia junto al ministro de Justicia, Gustavo Adrianzén. De acuerdo con la agencia Andina, Segura expresó su deseo de que la recaptura de Belaunde se dé lo más antes posible, para que sea enjuiciado en Perú.

Romero señaló que de la pesquisa y búsqueda que realiza la Policía solo puede informar que hay seguridad de que el peruano salió vía terrestre y que se desplazó un tramo importante. “Lo que sí les puedo decir es que esta mañana (ayer) hemos desplegado tres dispositivos de refuerzo (en la vigilancia), uno en Santa Cruz y dos de Trinidad (Beni)”, apuntó Romero.

El domingo, el Ejecutivo confirmó que la huida de Belaunde se dio cerca de las 03.00 del domingo. Por este hecho se envió a la cárcel de San Pedro a cinco policías custodios del peruano, además de medidas sustitutivas sin detención a dos de sus familiares. Hugo Moldiz, exministro de Gobierno, aseguró que Belaunde no escapó a las 03.00, sino que la fuga se produjo mucho más antes y que se concretó con la ayuda de varias personas.

“Los indicios que hacen subrayar, no confirmados, se los digo en exclusiva, es que a las 00.00 del domingo Belaunde ya se encontraba fuera de (la ciudad de) La Paz”, reveló Moldiz en una entrevista en la radio estatal.Denunció que los custodios del foráneo, a las 03.00 del domingo, ya sabían que Belaunde no se encontraba en la vivienda y que lo reportaron cerca de las 08.00, de una manera totalmente ilegal.

Una señal del peruano

Acuerdo

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, sostuvo que Martín Belaunde puede que esté mandando alguna señal, al declarar en un medio, pero solo puede ser para desorientar y buscar algún acuerdo.

Quintana:  El peruano está armado y en el país

Carlos Corz

El Gobierno maneja la hipótesis de que el empresario peruano Martín Belaunde Lossio aún se encuentra en territorio boliviano y además armado, por lo que advierte que es “potencialmente peligroso”. No obstante, confía en que será detenido “en cualquier momento”, tras lo cual será entregado “de inmediato” al Gobierno peruano.

Así lo hizo saber ayer el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, durante una entrevista que concedió a radio Panamericana. “Tenemos entendido que el señor Belaunde está armado y una persona que está huyendo armada es potencialmente peligrosa”, advirtió.

Belaunde desapareció la madrugada del domingo del domicilio en el que guardaba detención con fines de extradición, lo que provocó cambios en las máximas instancias de seguridad interna del Estado. Hasta el momento no hay un dato cierto de su ubicación, aunque el exministro de Gobierno Hugo Moldiz reveló que se tiene el dato de que llegó a Caranavi el mismo domingo en que se reportó su fuga. Quintana informó que la Policía y las Fuerzas Armadas participan en el operativo montado para la recaptura del ciudadano peruano, buscado en su país por delitos de corrupción.

El prófugo llegó a Caranavi, dice Moldiz

Williams Farfán

Hugo Moldiz, exministro de Gobierno, afirmó ayer que el peruano Martín Belaunde estuvo en la localidad de Caranavi, en el departamento de La Paz, el mismo domingo que fugó del domicilio donde guardaba arresto domiciliario, en Bajo Llojeta. La exautoridad gubernamental aseguró que dimitió del cargo porque un grupo de la Policía trabajó con negligencia en la custodia del peruano, debido al anuncio que hizo para ejecutar una reforma en la institución.

“Cerca de las 08.00 recibí el reporte de la fuga de Belaunde, esto es grave, porque los custodios se dieron cuenta de que el extranjero ya no estaba en su dormitorio a las 03.00, pero lo reportan a sus mandos a las 07.30. Los policías sabían y lo informan más de cuatro horas después. Los indicios hasta hoy revelan que salió mucho antes (…) y a las 00.00 Belaunde ya estaba en Cotapata y en Caranavi a las 03.00”, informó Moldiz.

Aseguró que los policías arguyeron la tardanza para dar el informe porque todavía buscaban a Belaunde en la casa. Esta situación, según Moldiz, es grave y agravará la situación de los efectivos que no midieron la consecuencia de sus actos que permitieron la fuga del peruano.

Moldiz también dijo que, de manera sospechosa y planificada, el día de la fuga, los custodios y la vigilancia del perímetro externo fueron reducidos. Ya no estaban los más de siete policías que diariamente trabajaban, ni la patrulla, sino que solo quedaron tres. “Con esos indicios se plantea la abierta complicidad delictiva para ayudar a salir a Belaunde”, puntualizó el exministro. Añadió que todo fue parte de un boicot de un sector de la Policía.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia