Seguridad nacional

Rojas asume el mando del Fondo de Desarrollo Indígena

Gobierno. El ministro Cocarico dice que busca erradicar la corrupción

La Paz. El director ejecutivo del nuevo Fondo Indígena, Eugenio Rojas (con micrófono), discursa luego de su posesión.

La Paz. El director ejecutivo del nuevo Fondo Indígena, Eugenio Rojas (con micrófono), discursa luego de su posesión. Alejandra Rocabado.

La Razón (Edición Impresa) / Williams Farfán / La Paz

02:33 / 02 de septiembre de 2015

Eugenio Rojas asumió ayer la dirección ejecutiva del nuevo Fondo de Desarrollo Indígena, mientras el ministro de Desarrollo Rural, César Cocarico, anunció que uno de sus objetivos será esclarecer las denuncias de corrupción en la oficina de apoyo rural.

Rojas, exviceministro de Desarrollo Rural y expresidente del Senado, fue posesionado en el cargo tras siete días de concluir la intervención al antiguo Fondo Indígena, en la que se confirmó el manejo irregular de Bs 14,5 millones por 30 obras inexistentes, cifra que puede elevarse a Bs 102 millones, debido a que falta revisar otros proyectos. Tras conocerse esa información, renunciaron la ministra de Desarrollo Rural, Nemesia Achacollo, y el embajador de Bolivia en Paraguay, Rosendo Alpiri.

“El desafío grande está en establecer normativas que puedan regular todas las acciones de gestión, especialmente de la estructura orgánica. Si hacemos aquello, habrá menos posibilidad de despilfarrar recursos y de generar actos de corrupción”, sostuvo Cocarico luego de posesionar a Rojas.

Política. El citado ministro remarcó que habrá cero tolerancia a la corrupción en el nuevo Fondo de Desarrollo Indígena, ya que el anterior está en proceso de liquidación. Añadió que se trabajará en ese rumbo, ya que comparte el criterio del presidente Evo Morales de no permitir ningún indicio de ilícitos o irregularidades.

“Hay que evaluar los resultados de la intervención y lo que hay que hacer es una investigación con las autoridades que correspondan, de tal forma que se pueda dar el esclarecimiento que la población necesita en este momento (…), hay que ser conscientes de que ha habido manejos irregulares y no convenientes al objetivo mismo”, dijo Cocarico en una entrevista con la red PAT.

También recomendó una buena guía de la nueva institución para no cometer más errores que llevaron a ese Fondo a ser cuestionado. “Hay que utilizar un mecanismo parecido al coto, de tal forma que se permita transparentar los recursos que se administran en el Fondo de Desarrollo Indígena”, manifestó.

Rojas se comprometió a realizar una reestructuración total en la oficina que ahora dirige, pese a que la tarea es difícil. Añadió que busca consolidar y dar transparencia a la institución con los dirigentes y las organizaciones sociales.

El flamante director también aseguró que se dará continuidad a los proyectos en curso que no fueron observados. “Hay que hacer una evaluación de los proyectos. La interventora de la institución (Lariza Fuentes) nos tiene que pasar la información para que analicemos y verifiquemos en qué condiciones están los proyectos en ejecución”.

Además, Rojas recordó que antes del proceso citado, se debe elaborar una reglamentación de la institución para continuar con la ejecución de los proyectos que deben concluir y cerrar, con el fin de no tener problemas como los que se suscitaron en el antiguo Fondo.  De esto, según Rojas, se encargará la Unidad Liquidadora y, de acuerdo con las normas, la interventora del Fondo Indígena podría realizar ese trabajo.

Trabajo. “Hay varios reglamentos que se deben trabajar, por ejemplo sobre las transferencias directas a cuentas bancarias personales, lo que se debe normar para no tropezar con los problemas que se dieron. Yo creo que por lo menos trabajaremos esto en uno o dos meses”, indicó Rojas.

Todo el proceso de reestructuración, desde el titular del Ministerio de Desarrollo Rural y la liquidación del antiguo Fondo Indígena, surgió luego de que la semana pasada la interventora Fuentes reveló los resultados de su trabajo en el que descubrió 30 proyectos fantasma en diferentes regiones del país. Además, por estas irregularidades inició 56 acciones penales que sindican a 90 responsables de las obras, entre las que figuran dirigentes indígenas, uno de ellos el exembajador Alpiri.

Por esto, el Gobierno emitió el Decreto Supremo 2493 que liquida al anterior Fondo Indígena y lo reemplaza por uno nuevo, con un Consejo Consultivo integrado por seis ministros y representantes de organizaciones sociales. La Fiscalía paceña ya investiga un primer caso de fraude en el ex Fondo Indígena por la no ejecución de 153 proyectos que causaron un daño económico al Estado de al menos Bs 71 millones.

La pesquisa en la Fiscalía

Citación

Gregorio Blanco, fiscal que indaga el caso Fondo Indígena, por 153 obras observadas, anunció que se evaluará citar de nuevo a declarar a la exministra de Desarrollo Rural, Nemesia Achacollo. El mismo criterio tiene el fiscal Javier Flores, que indaga el caso por Fondos en Avance.

Blanco

Blanco también afirmó que la comisión de fiscales se reunió con representantes de la intervención a la oficina de desarrollo indígena, quienes se comprometieron a remitir el informe la próxima semana.

ONU pide indagar el uso del dinero

Tras la crisis en el antiguo Fondo Indígena y la reestructuración impulsada por el Gobierno, el representante en Bolivia de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), Denis Racicot, recomendó ayer que se investigue el uso de recursos de la institución originaria campesina.

“Es importante que se siga investigando, que se siga comunicando la información precisa sobre lo que ocurrió en cuanto al manejo de los fondos, obviamente hay etapas nuevas que se está viviendo, pero es importante que se conozca profundamente cómo ocurrió el manejo de los fondos”, dijo. Racicot recomendó a las nuevas autoridades del Fondo de Desarrollo Indígena revisar algunos aspectos que no parecen haber funcionado, respecto a la supervisión y la responsabilidad de la entidad.

“Mucho bien aportará saber en qué medida hubo un uso indebido de los recursos, de cómo se trabajó, cómo se utilizó el dinero y si hay un cambio institucional, cómo se está haciendo, que sea por algo mejor”, observó el representante de la ACNUDH.

No obstante, Racicot cree que el proceso en el nuevo Fondo de Desarrollo Indígena  solo es una etapa “mediana o preliminar”, de reconsideración, más que todo de análisis de conocimiento de lo que ocurrió en la entidad, ya que hay procesos penales abiertos en contra de varias personas. La semana pasada, la interventora Lariza Fuentes reveló que hay 30 proyectos fantasma, por los que se causó un daño económico al Estado de Bs 14,5 millones. Se inició 56 procesos que sindican a 90 responsables de las obras.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia