Seguridad nacional

Dirandro: Filial del cártel de Sinaloa opera en Bolivia

Narcotráfico. El viceministro Cáceres pidió informe oficial a Perú

Interdicción. Policías antidrogas bolivianos confiscan una avioneta utilizada para transportar droga.

Interdicción. Policías antidrogas bolivianos confiscan una avioneta utilizada para transportar droga. AFKA.

La Razón (Edición Impresa) / Williams Farfán / La Paz

05:48 / 28 de noviembre de 2013

Según investigaciones de la Dirección Antidrogas de la Policía del Perú (Dirandro), una filial del cártel mexicano de Sinaloa opera en Bolivia. Por ello sostiene que Ángel Roca Rivera, piloto boliviano que murió el fin de semana en suelo peruano cuando transportaba droga, era parte de ese grupo.

El domingo 24 de noviembre, policías antinarcóticos de Puerto Inca, Huanuco, intervinieron una avioneta con matrícula boliviana, en la que Roca quería trasladar al menos 300 kilos de pasta básica lavada de cocaína.

“Roca integraba una filial del grupo criminal (cártel de Sinaloa) establecida en Bolivia. Se sabe que semanalmente realizaba hasta cuatro viajes clandestinos a territorio peruano para recoger cargamentos de cocaína elaborados en la zona del Valle de los Ríos Apurimac, Ene y Mantaro (Vraem)”, reportó el diario limeño La República que entrevistó a autoridades de la Dirandro.

Espacio. El cártel de Sinaloa es una organización criminal mexicana dedicada al narcotráfico y está establecido principalmente en Culiacán, Sinaloa. Tiene operaciones en gran parte de los estados de México.

Según informaciones que dieron a conocer los investigadores de la Dirandro, la filial boliviana del cártel de Sinaloa envía cargamentos de cocaína peruana a Europa, vía Brasil. Los principales destinos de la sustancia ilícita eran las ciudades de Madrid y Barcelona, en España, y Amsterdam, Holanda.

Al ser consultado sobre estos datos, el viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres, dijo ayer a La Razón que no tiene información del hecho y que la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) estaría procesando la información. “Se pedirá un informe oficial de la Policía Antinarcóticos de Perú para hacer la investigación correspondiente”, declaró la autoridad antidrogas.

El martes, el Viceministro de Defensa Social reveló que informes dan cuenta de que hay al menos 70 pistas de aterrizaje clandestinas en diferentes puntos de la frontera entre Bolivia y Perú, utilizadas para el narcotráfico.

Al respecto, el reporte de La República señala que fuentes de la policía antidrogas peruana admitieron la existencia de aeropuertos clandestinos en esa zona del país, aunque indicaron que no son más de 30.

Detallaron que en 2013 fueron destruidas 21 pistas ilegales en la selva central peruana. Otras, como la habilitada cerca de la comunidad asháninka El Milagro, donde murió el piloto boliviano, son constantemente monitoreadas, añadieron. Roca, agregaron, recogía la droga producida en el VRAEM para llevarla a Bolivia o Brasil. El piloto era considerado peligroso, ya que era buscado en Bolivia desde 2001, tras haber sido condenado, en ausencia, a 25 años de prisión por contrabando de sustancias controladas. Fue juzgado con los ahora reclusos Carlos Colón Ramírez, Hugo Salazar Salazar, Alberto Loras Daza, Jorge Melgar, Arturo Viaña Moreno y Roy Viana Moreno, indicó La República.

Informe La Razón publicó el domingo una investigación sobre narcotráfico, en la que autoridades de Bolivia y de Perú señalan que hay entre tres y cuatro narcovuelos diarios en la zona fronteriza selvática entre ambos países. Además, remarcan que hay reuniones binacionales para coordinar acciones para luchar contra el tráfico ilegal de estupefacientes.

El lunes, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, admitió que el problema de Bolivia es su condición de país tránsito de droga, debido a las limitaciones tecnológicas que tiene para controlar el tráfico aéreo dentro del territorio y así evitar que en esos vuelos se transporte cocaína.

Gobierno gestiona

Lucha

El viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres, informó el martes que el Ministerio de Gobierno realiza gestiones con su similar de Perú para luchar contra el tráfico de drogas en la frontera, ya que el vecino país dispone de aviones y helicópteros para el control aéreo.

Ormachea fue señalado como un nexo

Mario Fabricio Ormachea, expolicía boliviano detenido en agosto por agentes del FBI en Miami cuando extorsionaba a Humberto Roca, tenía vínculos con el cártel de Sinaloa y también era hombre de confianza del general René Sanabria, detenido por la DEA en Chile por narcotráfico, según un reportaje de la cadena Univisión.

Ormachea, exmayor de la Policía Boliviana, actualmente espera el desenlace de su juicio en Miami, que se conocerá en enero. La web de la cadena Univisión difundió un reportaje en el que indica que desde 2011 Ormachea era nexo entre el cártel mexicano de Sinaloa con narcotraficantes bolivianos. 

En la nota periodística también se cita al capitán de la Policía Boliviana Raúl Oña, quien junto con el actual detenido realizaron en varias oportunidades despachos de maletas y aviones cargados con cocaína hacia México, España y Brasil.

Univisión señaló que el policía boliviano era oficial de confianza de Sanabria, exjefe de la FELCN actualmente preso en EEUU por narcotráfico. También indica que otros jefes policiales estaban involucrados y siempre supieron de la presencia de cárteles de Sinaloa y Valle del Norte, además del brasileño Primer Comando de la Capital (PCC), en Santa Cruz.

El cártel de Sinaloa es una organización criminal dedicada al narcotráfico, establecida principalmente en Culiacán, Sinaloa. Desde febrero de 2010, los cárteles mexicanos se alinearon en dos bandos, el primero con el cártel de Juárez, de Tijuana, Los Zetas y los Beltrán Leyva; el segundo con el cártel del Golfo, de Sinaloa y Los Caballeros Templarios.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia