Seguridad nacional

Exdictador Luis García Meza: “Si yo hubiese matado, estuviera arrepentido”

El exdictador encabezó el golpe de Estado del 17 de julio de 1980. Responsabilizó a su entonces ministro del Interior Luis Arce Gómez por la muerte del líder socialista Marcelo Quiroga Santa Cruz. Ambos militares fueron condenados a 30 años de cárcel sin derecho a indulto

Luis García Mesa, exdictador

Luis García Mesa, exdictador Foto: La Razón archivo

La Razón Digital / Carlos Corz / La Paz

11:54 / 30 de julio de 2013

“Si yo hubiese matado, estuviera arrepentido”, afirmó el exdictador Luis García Meza, quien encabezó el golpe de Estado del 17 de julio de 1980. Negó que haya ordenado el asalto a la COB y aseguró que su ministro del Interior Luis Arce Gómez conoce quién asesinó al líder socialista Marcelo Quiroga Santa Cruz.

El exdictador, quien fue condenado a 30 años de cárcel sin derecho a indulto,  habló vía teléfono sobre algunos pasajes del golpe y gobierno militar con radio Panamericana. En la entrevista afirmó que no tiene ninguna relación con Arce Gómez, también recluido en la cárcel de Chonchocoro.

“Yo con ese señor (Arce Gómez) no hablo, porque es un señor que habla demasiado y no hace nada. Además yo lo he tildado como ministro chistoso; ha sido un tipo que ha hecho lo que le ha dado la gana y por culpa de él estamos nosotros en la situación en la que estamos. Él decidía todo lo que quería”, sostuvo.

Arce Gómez fue ministro del Interior y desde ese cargo lanzó la amenaza de que se debería andar con el testamento bajo el brazo.

“El señor éste ha entrado por la ventana, yo no lo he nombrado; me lo han mandado del Estado Mayor, desgraciadamente. Él dice que cumplía más las órdenes de (Hugo) Banzer, que las mías. (Dice ahora) que no tiene nada, que es macanudo, que ha cumplido con lo que la dicho el Mando, o sea él respondía al Mando y no al Presidente. A ese señor ni siquiera lo tomo en cuenta”, afirmó García Meza, quien está internado en el hospital militar.

Consultado por el periodista de Panamericana si tenía un sentimiento de arrepentimiento por lo hecho en 1980, respondió: “Si yo hubiese matado, estuviera arrepentido. En mi libro, que le voy a hacer llegar, digo: ni he matado, ni he robado, gracias a Dios, bendito sea Dios que he cumplido así. He dado mucho a mi país y he dado mucho a mi institución (FFAA)”.

El golpe del 17 de julio de 1980 derrocó a la presidenta Lidia Gueiler y evitó que Hernán Siles Zuazo asuma el poder, ya que 18 días antes había ganado las elecciones. En ese gobierno dictatorial hubo alrededor de 500 asesinatos y desapariciones forzosas y 4000 detenidos. Entre las víctima estaba Quiroga Santa Cruz, diputado que alentaba el juicio de responsabilidades contra el exdictador Hugo Banzer, quien gobernó siete años.

El general García Meza señaló que no conocía lo sucedido en el asalto a la COB. “El golpe del 17 de julio no ha sido escogido por nosotros, ha sido escogido por el general Banzer, que venía a mi casa tarde, mañana y noche a llorar para que se haga el golpe. El señor Banzer, desgraciadamente está muerto, varias veces le he dicho (eso) cuando estaba en vida. Yo no me acordé cuando me hacía pasear por oficial comunista todo el Beni, y lo colaboré y el señor Arce Gómez sabe quiénes han entrado (a la COB), quién lo ha matado a Marcelo Quiroga Santa Cruz”, insistió. Banzer murió en 2001 aquejado por un cáncer, cuando dirigía los destinos de Bolivia, como presidente constitucional.

“El que sabe quién lo ha matado (al líder socialista) es Arce Gómez y el general Banzer, que también estaba ahí (en el asalto a las instalaciones del ente sindical), ocultos en una ambulancia”, reseño y añadió que lo único que le dijo el entonces coronel Arce Gómez fue: “Ha habido una baja, y le dije de quién se trata yo no les he mandado…sino para que te fijes lo que iba a pasar. Marcelo Quiroga Santa Cruz  me dijo, se me enfrió el cuerpo al saber que era mi compañero de curso al que le habían hecho (asesinado)”, explicó.

Es más, reveló en la entrevista con Panamericana que habló días antes de lo sucedido con el entonces diputado nacional. “Le dije que si cambiaba la forma de pensar y fuera más atenuante sus cosas, yo lo iba a colaborar en todo lo que iba a poder con las Fuerzas Armadas, yo era comandante de Ejército”.

El general dictador señaló que un personero de Estados Unidos, a través de uno de sus camaradas, le hizo saber que el país del norte reconocería a su gobierno si retiraba de su gabinete a Arce Gómez y a Ariel Coca, ministro de Educación. “De inmediato lo cambie por esa razón a Luis Arce Gómez; ante ya tenía que cambiarlo cuando hubo la matanza de la calle Harrington, que tampoco estaba él, hicieron otros dos coroneles todo el plan para ir a la calle Harrington”.

En ese hecho, ocurrido el 15 de enero de 1981, fueron asesinados ocho líderes de la dirigencia clandestina del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR); la única persona que logró escapar con vida fue Gloria Ardaya, que posteriormente fue apresada, torturada y exiliada. Los paramilitares que operaron en ese período eran, dijo el general, suboficiales que colaboraron con Banzer en su primera gestión dictatorial de siete años. Por razones sentimentales, explicó, el coronel Arce Gómez fue destinado como comandante del Colegio Militar para controlarnos

“Inclusive él (Arce Gómez) ha contado el otro día que Banzer le había dicho que cualquier error que tenga García Meza lo matas y vos te haces cargo del gobierno; eso ha contado a los oficiales en Chonchocoro”, reveló y atribuyó las denominadas cadenas radiales de ese entonces a su entonces ministro del Interior.

Arce Gómez fue extraditado a Estados Unidos por sus vínculos con el narcotráfico.

García Meza y Arce Gómez fueron condenados en 1993 a 30 años de cárcel sin derecho a indulto. Ambos guardan detención en el penal de máxima seguridad de Chonchocoro, donde el expresidente de facto detentaba al menos tres celdas.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia