Seguridad nacional

La Defensoría denunció ante la CIDH el caso del suboficial Gil

Reacción. Los familiares del militar  detenido creen que la acción legal internacional ayudará a liberarlo

Juicio. El uniformado en una audiencia ante el Tribunal Militar.

Juicio. El uniformado en una audiencia ante el Tribunal Militar. Luis Salazar-Archivo.

La Razón (Edición Impresa) / Williams Farfán / La Paz

03:16 / 03 de septiembre de 2014

La Defensoría del Pueblo denunció ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) “la detención indebida” del suboficial de Ejército Johnny Gil, recluido desde mayo en el Estado Mayor acusado por liderar una inédita protesta de militares.

Gil, detenido en las instalaciones del Estado Mayor, fue acusado por los delitos de sedición, rebelión y motín. Al momento, es procesado en los tribunales de Justicia Militar. La protesta, que promovió, fue para pedir la “descolonización” de las Fuerzas Armadas y un mejor trato para suboficiales y sargentos.

Los abogados defensores del militar presentaron dos pedidos de libertad, los que fueron aceptados por los juzgados de La Paz, pese a ello el Tribunal de Justicia Militar rechazó esta moción.

“Este pedido a la CIDH responde a que vemos con preocupación una acción institucional de las Fuerzas Armadas (FFAA) que busca y tiende al castigo a la protesta, al escarmiento a quienes se atreven a plantear una demanda, en lugar de hacer y dar justicia, de priorizar y respetar el debido proceso”, afirmó ayer el defensor del Pueblo, Rolando Villena.

La autoridad explicó que el 29 de agosto presentó la demanda ante el organismo internacional dependiente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) con el objetivo de que “el Estado boliviano garantice (al suboficial Gil) un debido proceso y un juicio justo” y que la Justicia Militar deje sin efecto su detención preventiva.

Apoyo. Mery de Gil, esposa del suboficial preso, afirmó que la medida adoptada por la Defensoría del Pueblo es positiva, puesto que ayudará a que la defensa de su cónyuge se efectúe en el marco del debido proceso legal.

Villena explicó que la petición incluye cuatro aspectos: que el Estado a través de los jueces y tribunales de Justicia Militar deje sin efecto la detención preventiva de Gil; que se le brinde las medidas necesarias para tutelar las garantías de un debido proceso; mantener las medidas cautelares hasta que el proceso obtenga una sentencia ejecutoriada y que el Estado informe periódicamente a la CIDH sobre las medidas eventualmente otorgadas.

Luego de las protestas de los uniformados, también se detuvo en julio a los suboficiales de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) Freddy Sucojayo y Franklin Colque, quienes están acusados de sedición, rebelión y motín.

Según fuentes vinculadas a la defensa de los uniformados, la denuncia ante la CIDH solo se hizo por el caso de Gil, ya que él se habría sometido ante la Justicia Ordinaria, hecho que no se dio con los otros dos efectivos.

En esa línea, ayer el jefe de la Unidad de Conflictos de la Defensoría del Pueblo, Gregorio Lanza, realizó una visita a los uniformados detenidos en la FAB, con el objetivo de verificar el estado de salud de los encarcelados y también para ver si existen otras vulneraciones a sus derechos humanos.

Hoy habrá  audiencia

Proceso

Mery de Gil, esposa del suboficial detenido Johnny Gil, informó que hoy a las 15.30 se dará la audiencia cautelar en contra del juez relator del Tribunal de Justicia Militar, quien tiene el caso de su cónyuge.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia