Seguridad nacional

Dirigentes militares dicen que ordenaron capturarlos

Proceso. Tras las protestas, un delegado del Ejército fue detenido

La Paz. El presidente de la Ascinalss, suboficial Jhonny Gil, tras la primera movilización de militares.

La Paz. El presidente de la Ascinalss, suboficial Jhonny Gil, tras la primera movilización de militares. Pedro Laguna-Archivo.

La Razón (Edición Impresa) / Williams Farfán / La Paz

04:35 / 17 de mayo de 2014

Efectivos de baja graduación denuncian que el Alto Mando Militar ordenó la captura de los cinco dirigentes que encabezaron la movilización de abril, para exigir la descolonización de las Fuerzas Armadas (FFAA). Familiares advierten con volver a las calles.

El jueves se detuvo al expresidente de la Asociación Nacional de Suboficiales y Sargentos de las Fuerzas Armadas (Ascinalss), Johnny Gil, luego de que éste se presentó a declarar ante el Tribunal de Personal del Ejército, en el Estado Mayor, por el proceso sumarial que existe en su contra. Este aspecto no fue confirmado ni negado oficialmente por las Fuerzas Armadas.

“El temor es que nos detengan, como lo hicieron con el suboficial Jhonny Gil, porque nos pasaron la voz de que hay órdenes de captura para los cinco dirigentes de la movilización, esto emitido por el Alto Mando Militar”, denunció el suboficial de la Armada Boliviana, Lorgio Cartagena.

Conflicto. Agregó que los dirigentes que encabezaron las protestas lograron contactarse y analizan la posibilidad de asistir a los comandos de las tres fuerzas, junto con sus abogados y representantes de Derechos Humanos. Se los acusa de sedición y rebelión.

El conflicto de los suboficiales y sargentos de las FFAA comenzó el 3 de abril, cuando éstos dieron a conocer un anteproyecto de ley con sus demandas en las que pedían descolonizar la institución y eliminar la discriminación. Al no ser escuchados por los jefes militares, iniciaron protestas inéditas, como marchas en calles paceñas. En respuesta, el Alto Mando Militar ordenó el retiro obligatorio de 715 efectivos movilizados, aunque la mayoría volvió.

Ante la denuncia de la detención del suboficial Gil, este diario intentó obtener una versión oficial del Comando del Ejército, pero no tuvo éxito. También se comunicó con el Inspector General del Ejército, general Ángel Solis, quien señaló que no puede declarar sin autorización superior.

Ante las denuncias de represalias, el abogado y representante de los familiares de los sargentos y suboficiales de las FFAA movilizados, Édgar Tuco, advirtió que se declararon en estado de alerta y vigilia, por lo que advierten con volver a las calles en protesta si se confirman las detenciones.

Una fuente del Comando en Jefe de las FFAA afirmó que los dirigentes que encabezaron las movilizaciones serán sometidos a procesos sumariales que son administrados por los Tribunales de Personal de las tres fuerzas (Fuerza Aérea Boliviana (FAB), Armada y Ejército). Éstos determinarán si los uniformados movilizados serán enviados ante el Tribunal de Justicia Militar o no, de acuerdo al grado de culpabilidad que tengan.

El conflicto en las FFAA duró al menos tres semanas, para solucionar el problema y atender las demandas de los uniformados, el Alto Mando ordenó la instalación de dos mesas de trabajo, una para tratar los retiros obligatorios y la otra para analizar la modificación de la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas (LOFA). En la primera mesa, a la fecha se dejaron sin efecto 430 retiros obligatorios de los 715 emitidos a los sargentos y suboficiales.

Peticiones de militares

Decisión

Según informes extraoficiales del Comando en Jefe de las FFAA, la mesa de trabajo de retiros obligatorios recibió otras 200 cartas de reconsideración y decidió dejar sin efecto los retiros. Ahora sumarían 630.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia