Seguridad nacional

Dos militares seguirán los pasos de Gil para salir libres

FFAA. El suboficial Jhonny Gil dejará la celda, anuncia su abogado

Trámites. El suboficial Jhonny Gil en una audiencia en el Tribunal Supremo de Justicia Militar.

Trámites. El suboficial Jhonny Gil en una audiencia en el Tribunal Supremo de Justicia Militar. Luis Salazar-Archivo.

La Razón (Edición Impresa) / Williams Farfán / La Paz

02:53 / 05 de mayo de 2015

Tras la liberación del suboficial Jhonny Gil, sus camaradas de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) Franklin Colque y Freddy Sucojayo, detenidos por pedir la descolonización de las Fuerzas Armadas (FFAA), harán el mismo trámite judicial para salir de las carceletas; presentarán una acción de libertad.

Gil, Sucojayo y Colque fueron detenidos por haber promovido una inédita movilización de efectivos de baja graduación de las FFAA, entre marzo y abril de 2014, para pedir mejor trato de sus superiores. Los dos últimos están detenidos en una celda militar de la FAB, en El Alto, desde julio de 2014. El primero sigue preso en la Policía Militar (PM) del Estado Mayor de La Paz.

El jueves se dio a conocer que, después de 353 días, Gil se benefició con la detención domiciliaria, mediante una resolución de la Sala de Apelaciones y Consultas del Tribunal Supremo de Justicia Militar, en la que se revocó la detención preventiva en una celda castrense. La medida se dio luego de ocho acciones de libertad presentadas por la defensa de Gil, quien aún debe enfrentar el proceso que se le sigue por motín, sedición y rebelión.

Procedimiento. Oswaldo Rojas, abogado de Gil, anunció que su cliente saldrá en libertad hoy, ya que cumplió con todos los requisitos que pidieron en la Justicia Militar: dos garantes, arraigo y Bs 20.000 de fianza. “Todo lo que estamos agilizando (el trámite) ahora depende de la Sala de Apelaciones y Consultas, ya que el tema del arraigo se tiene que resolver en esa instancia, con un oficio, y otros trámites para terminar el proceso. Por eso lo más probable es que mañana (hoy) salga (Gil)”, explicó Rojas.

Una fuente cercana a la defensa de los suboficiales Colque y Sucojayo, que pidió la reserva de su identidad por razones de seguridad y estrategia, adelantó a este diario que se seguirá los mismos pasos que Gil, con una acción de libertad, además del análisis de otros mecanismos legales que serán presentados ante el Tribunal Permanente de Justicia Militar, con el fin de que los efectivos sean liberados.

El mismo entrevistado aseguró que la detención domiciliaria de Gil sienta un precedente y jurisprudencia en este caso, ya que los tres uniformados son procesados por el mismo hecho. La Justicia Militar resolvió que Gil continúe dentro del proceso y asista a las audiencias a las que sea citado.

Roberta Leniz, madre del suboficial Gil, indicó que apenas se enteró del fallo de la Justicia Militar en favor de su hijo, junto a sus familiares se organizaron para conseguir dinero y garantes, ya que la decisión fue sorpresiva. Rojas, a pesar de la detención domiciliaria, criticó el trabajo del Tribunal Supremo de Justicia Militar, debido que ahí existen vulneraciones a los derechos fundamentales de su cliente.

“Lo que dije es que hay un desconocimiento total de la ley. Miren, hemos hecho ocho acciones de libertad para que puedan entender que ya no deben estar con el sistema inquisitivo, pero no entienden. Los asesores de esta instancia no asimilan ni un comino la ley. Por ejemplo, los garantes solventes que piden es para que cubran los gastos si es que el imputado se escapa, para que lo traigan”, reclamó Rojas.

En septiembre de 2014, la Defensoría del Pueblo denunció ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) la detención indebida de Gil. Además, junto a dos representantes del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) visitó a Colque y Sucojayo para verificar la situación legal de los procesados y hacer un informe.

Afectada la salud de la madre

Proceso

Roberta Leniz, madre del suboficial Jhonny Gil, dijo que su salud está deteriorada por la detención de su hijo y por la huelga de hambre que realizó  frente al Ministerio de Defensa. Añadió que gracias al último fallo suspendió otra huelga.

Suboficial beneficiado pedirá su jubilación

El suboficial de Ejército Jhonny Gil pedirá su jubilación de las Fuerzas Armadas (FFAA), una vez que goce de detención domiciliaria, debido a que ya le corresponde, anunció su abogado Oswaldo Rojas. La madre del efectivo criticó a los camaradas de su hijo que lo abandonaron en el proceso.

El efectivo será liberado hoy, según su abogado, quien aseguró que luego de que la Justicia Militar lo autorice, su defendido se irá a su casa a cumplir con una detención domiciliaria y enfrentar el proceso por sedición, rebelión y motín, por encabezar movilizaciones para pedir descolonizar las FFAA en 2014.

“Saldrá a tramitar su jubilación porque ya le corresponde, no sacará su jubilación al 100% pero podrá hacerlo porque tiene casi 30 años de trabajo en las Fuerzas Armadas, por eso solo tiene que hacer la gestión”, dijo Rojas.

Añadió que el efectivo espera ser apartado definitivamente del proceso, para que después pueda trabajar con su otra profesión. “Pidió ya no ser miembro de las Fuerzas Armadas, por eso no se presentó un amparo constitucional en contra de la baja que resolvieron en su momento”, precisó. Roberta Leniz, madre de Gil, criticó a los camaradas del efectivo por abandonarlo en el proceso y por ello los tildó de “cobardes”, pese a que su hijo luchó por los militares de baja graduación.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia