Seguridad nacional

Falta de radares impiden utilizar los aviones K-8 para derribar naves del narcotráfico

El presidente Evo Morales promulgó en abril la Ley de Seguridad y Defensa del Espacio Aéreo que, entre otras características, autoriza el derribo de aeronaves que sean declaradas "hostiles".

Aviones K-8

Aviones K-8

La Razón Digital / ANF / La Paz

21:00 / 23 de junio de 2014

A pesar de contar con una ley para derribar aviones que ingresen a territorio boliviano sin autorización, el gobierno boliviano no puede hacer uso de los seis aviones K-8 debido a la falta de radares que detecten estas aeronaves ilícitas que provendrían del narcotráfico.

El viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres, manifestó este lunes que para radarizar la extensa frontera del país se requiere de un presupuesto elevado mismo que podría ser solicitado al Tesoro General de la Nación (TGN) para implementar estos aparatos y poder luchar con mayor énfasis en la lucha contra el narcotráfico.  

"Se adquirió hace tres años los aviones K-8 y estos  no pueden operar mientras no tengan los radares respectivos para detectar aeronaves clandestinas", expresó Cáceres en conferencia de prensa.

A pesar de la intención de adquirir los radares para este trabajo contra el narcotráfico, el viceministro Cáceres dijo que recién la próxima gestión se podría adquirir estos equipos que están a cargo del Ministerio de Defensa, toda vez que ya estamos a medio año y se tienen destinados los presupuestos consignados a principios de 2014.

El presidente Evo Morales promulgó en abril la Ley de Seguridad y Defensa del Espacio Aéreo que, entre otras características, autoriza el derribo de aeronaves que sean declaradas "hostiles", es decir, aquellas que muestran evidentes acciones de agresión, amenaza o intento de fuga o se nieguen a aterrizar o a cumplir órdenes o disposiciones del Comando de Seguridad y Defensa del Espacio Aéreo, que se crea a través de esta norma.

La ley también tomará acciones en aeronaves civiles que sean sorprendidas en actividades de narcotráfico, las cuales serán incautadas directamente a favor de las Fuerzas Armadas, de la misma manera las que fueran detenidas y se establezca su vinculación con el narcotráfico, determinado por autoridad competente, previos procesos legales.

El 14 de diciembre del 2011, el presidente Morales entregó a la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) seis aviones chinos K-8 con el propósito de derribar aeronaves de narcotraficantes. Las aeronaves están equipadas con un sistema de armamento de seis cañones 23 milímetros y doce coheteras. Doce instructores y pilotos fueron formados en China, además de 24 sargentos y suboficiales que se capacitaron durante tres meses en sistemas de vuelo hidráulico, de motor y sistema de artillado.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia