Seguridad nacional

Faltan custodios para detenciones domiciliarias

Régimen Penitenciario admite la falta de escoltas para vigilar a personas que tienen arresto domiciliario. Hay 1.350 efectivos para cuidar a 3.000 capturados en el país

La Paz. Un detenido es acompañado por su custodio en juzgados. Foto: Alejandra Rocabado-archivo

La Paz. Un detenido es acompañado por su custodio en juzgados. Foto: Alejandra Rocabado-archivo

La Razón (Edición Impresa) / Williams Farfán / La Paz

03:00 / 08 de junio de 2015

Según la Dirección General de Régimen Penitenciario, faltan custodios policiales para vigilar a personas que tienen detención domiciliaria por orden judicial. Existen al menos 1.350 efectivos para el resguardo de unos 3.000 procesados, que tienen arresto en una casa, la mayoría con escolta.

El trabajo de los custodios policiales fue cuestionado tras el estallido del escándalo que provocó la fuga del empresario peruano Martín Belaunde (17 de mayo), quien huyó de su arresto domiciliario a pocos días de su extradición. Investigadores del caso sospechan que los vigilantes recibieron dinero, aunque familiares de los guardias dijeron que los policías incluso trabajaban más de 24 horas seguidas para cuidar al ahora recapturado y extraditado al Perú.

“Siempre en cuestión de policías hubo eso, de que no hay el personal (custodios) suficiente. Por eso más bien estamos en el trabajo de realizar toda la coordinación para que se pueda solicitar (más efectivos) de acuerdo a las detenciones domiciliarias que existen y lo requieran en el país”, señaló el director general de Régimen Penitenciario, Jorge López.

Colaboración. Agregó que la Dirección de Seguridad Penitenciaria realizó una solicitud al Comando Nacional de la Policía Boliviana para que se destine un nuevo número de efectivos que refuercen el trabajo policial penitenciario, no solo para custodios, sino también para el control de las cárceles del país.

“Tengo conocimiento de que hay alrededor de 1.350 custodios policiales a nivel nacional que tienen que trabajar con todas las exigencias que se requieran y, de acuerdo a eso, se destina el personal en el país”, remarcó López a este diario.

La autoridad sostuvo que los custodios son dependientes del Comando Nacional de la Policía Boliviana, pero la ley también prevé la coordinación en forma muy estrecha con Régimen Penitenciario para el trabajo de estos vigilantes.

La falta de custodios fue constatada por este diario, pues observó que desde la pasada semana, desde hace 15 días, están en celdas judiciales de La Paz al menos 15 personas que esperan que Régimen Penitenciario les otorgue los custodios para que den cumplimiento a su detención domiciliaria. Entre estos apresados estaban dos familiares de Yuliano Arista (Curaca Blanco), encarcelado por la fuga del peruano Belaunde.

Según una fuente del Órgano Judicial, que pidió la reserva de su identidad, en Bolivia hay al menos 3.000 personas con detención domiciliaria, la mayoría debería ser con custodios.

Con estos datos se da cuenta de que los procesados beneficiados con la medida sustitutiva superan en un 122% al número total de custodios, aunque no todos deben tener escolta.

La misma fuente explicó que la mayoría de las detenciones domiciliarias están en el eje troncal; en el departamento de La Paz hay aproximadamente 600 arrestos domiciliarios, en Santa Cruz 900, en Cochabamba 300, en Chuquisaca más de 200 y en Potosí 150, mientras que el resto está en Oruro, Beni, Pando y Tarija.

El 8 de mayo, en el Hospital de Clínicas de La Paz se reveló que existían dos privados de libertad internados con serias contusiones, pero que eran encadenados a las camas del nosocomio por falta de custodios policiales. Los apresados indicaron, en esa fecha, que era normal el hecho debido a que no había quién los resguarde todos los días, además que no tenían recursos económicos para pagar el sustento de los efectivos.

Un jefe policial que pidió el anonimato explicó que las personas que son sometidas a audiencia cautelar y tienen arresto domiciliario con custodios deben firmar un contrato de manutención a los efectivos que los vigilarán. Deben darles de comer, viático y una suma de dinero para que éstos se trasladen.

Los tribunales departamentales de Justicia emiten la resolución de detención domiciliaria y, de acuerdo a la gravedad, indican si deben tener custodios y la cantidad, luego envían el pedido al Comando de la Policía para que se designe al personal.

Fugas por falta de control

Pese a que tenían procesos y eran vigilados, huyeron del país el exsenador opositor Róger Pinto (2012) y el empresario estadounidense Jacob Ostreicher (2013). Éstos fugaron de Bolivia y ahora el primero tiene refugio en Brasil, mientras que el segundo se encuentra en Estados Unidos (EEUU). Ambos tenían un control por efectivos de Inteligencia para evitar que salgan de Bolivia.

Contrato para tener escolta

Según fuentes policiales, la persona que debe cumplir detención domiciliaria, por orden judicial, debe firmar un contrato con Régimen Penitenciario para correr con el gasto de alimentación y otros que necesita el custodio.

Esta misma fuente, que pidió el anonimato, explicó a este diario que las personas que tienen la medida sustitutiva, antes de salir de celdas, deben firmar el contrato por el que se comprometen a dar la comida, pasajes y un estipendio de entre Bs 20 y Bs 50, de acuerdo al pacto y la cantidad de custodios que necesiten.

De no rubricar el documento citado, esas personas deberán permanecer en celdas judiciales hasta que el juez cambie su decisión o consiga el dinero para, prácticamente, mantener a los uniformados.

Al respecto y consultado sobre si se firma o no un contrato para acceder a un custodio, el director general de Régimen Penitenciario, Jorge López, respondió con un “sí, sí, se debe realizar y se designa de acuerdo a la determinación del juez”.

Cada uno de los tribunales departamentales de Justicia de Bolivia es el encargado de enviar una solicitud al Comando Nacional de la Policía Boliviana para que se asignen los custodios necesarios y que vigilen a las personas que tienen detención domiciliaria.

El 19 de mayo, el mismo día que fue posesionado como ministro de Gobierno Carlos Romero, rechazó de que se haga contratos o se pague a los custodios por realizar su trabajo con personas que tienen arresto domiciliario en el país.

Hizo referencia a tres custodios policiales que resguardaban al peruano Martín Belaunde y que supuestamente les pagaba hasta Bs 200 por día a los uniformados que estaban en su domicilio.

El 26 de mayo, el presidente Evo Morales calificó de “indigno” que los guardias hayan sido pagados por Belaunde. “El grupo responsable de dar seguridad a un delincuente internacional no es posible que diariamente, informalmente, reciba plata del corrupto (Belaunde). Si recibe una especie de viático diario, ya podemos imaginarnos”, criticó el Jefe del Estado.

Carencia de escoltas impide que detenidos dejen las celdas

Los apresados en La Paz no van a su arresto domiciliario hace más de dos semanas

La falta de custodios para acompañar y vigilar a personas que tienen detención domiciliaria obliga a los beneficiados con esa medida sustitutiva a permanecer en las celdas judiciales, por lo menos hasta que haya estos custodios y puedan retirarse a sus viviendas. Este diario verificó que la pasada semana había 15 personas que esperaban, desde hace dos semanas, que haya vigilantes para dejar el calabozo.

Los jueces que sometieron a audiencias cautelares a esas personas optaron por otorgar a los imputados la detención preventiva, como alternativa a la detención carcelaria, mientras asuman su defensa legal. En todo el país hay al menos 3.000 sindicados en esa situación.

La Razón verificó, en las mismas celdas judiciales, que estas personas detenidas esperan la respuesta de las autoridades policiales para que se les asignen custodios.

En el Tribunal Departamental de Justicia de La Paz informaron que la situación en las carceletas de esta instancia jurisdiccional se llenan justamente por esa situación. Agregaron que el problema debe ser resuelto por Régimen Penitenciario y la Policía, ya que ni bien exista una orden de arresto domiciliario, se envía un proveído a la institución policial para que se haga la designación respectiva.

Según un uniformado que trabaja en el tribunal, en las celdas hay hacinamiento por la falta de custodios; pero recalcó que este problema no es reciente, sino de hace varios años.

Entre las 15 personas detenidas en celdas judiciales paceñas se encontraban dos familiares de Yuliano Arista, implicados en la fuga del empresario peruano Martín Belaunde.

Al margen de la falta de custodios en esta carceleta, uno de los detenidos dijo que otro factor que impide que salgan del lugar es la alta suma de dinero que piden los jueces para la fianza. Los arrestados deben esperar que los montos sean reducidos.

Denuncia  de pagos ilegales

BeneficioUno de los detenidos en celdas judiciales de    La Paz denunció que hay personas que acceden rápido a un custodio o hasta dos, solo porque tienen los recursos económicos necesarios para hacer pagos.

DelitoTambién denunció que dentro de estas personas están las acusadas de cometer delitos graves como narcotráfico, asesinato, robo agravado, violación y atraco, entre otros.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia