Seguridad nacional

Faustino Mendoza: ‘Vamos a potenciar la Inteligencia policial’

A 15 días de ser posesionado Comandante General de la Policía Boliviana, el general Faustino Alfonso Mendoza Arce explica en esta entrevista los objetivos de su gestión y los primeros acuerdos hechos con el Ministerio Público y las Fuerzas Armadas.

El Comandante General de la Policía Boliviana, Faustino Mendoza. Foto: La Razón

El Comandante General de la Policía Boliviana, Faustino Mendoza. Foto: La Razón

La Razón Digital / Ibeth Carvajal / La Paz

17:19 / 11 de enero de 2018

Fortalecer los Departamentos de Análisis Criminal e Inteligencia (DACI) de Bolivia y las unidades de Tránsito son los principales objetivos del nuevo comandante general de la Policía Boliviana, Faustino Mendoza Arce. El servidor público afirma que apuntará a consolidar la imagen de “policía amigo”, premisa que resaltó durante su posesión, cuando agradeció su nombramiento en quechua.

— ¿Qué significado tiene para usted dar parte de su discurso en quechua?

— Es importante hacer saber que estamos en un Estado plurinacional y multiétnico, donde nosotros estamos queriendo buscar un nuevo norte, que es el acercamiento a nuestra sociedad. Como cochabambino sé quechua y quise hacer conocer que hay esa concepción de cambio del policía. Es importante identificarse como uno es, tener un acercamiento con la sociedad que no solo habla español; el policía tiene que adecuarse y saber otros idiomas. 

— ¿En qué situación se encuentra el proyecto de Ley Orgánica de la Policía?

— El 80% está terminado, falta un 20% para que se concluya y podamos socializar dentro de nuestra institución y ser puesta en conocimiento del Legislativo, para que sea aprobada y promulgada. 

De esta ley me interesa la parte de las viviendas sociales, porque cuando hay cambios de destino es importante tener dónde llegar. La próxima semana tendremos una reunión con la comisión para ver a detalle cómo está y avanzar.

— ¿Ya empezó la coordinación con el Ministerio Público para la aplicación del nuevo Código de Sistema Penal?

— Aproveché la posesión de los magistrados y me reuní con el Fiscal General; coincidimos en que somos dos instituciones que buscan un fin común, la lucha contra la delincuencia y aquellos delitos que van contra la norma. Acordamos integrarnos, hubo algunos malos entendidos en el pasado que han sido limados. Ya empezamos a trabajar; en la primera quincena de febrero vamos a hacer el primero de muchos cursos nacionales de fiscales y policías en temas de investigación.

— El presidente Evo Morales también le sugirió coordinación con las Fuerzas Armadas (FFAA), ¿qué hará para cumplir esa recomendación?

— No sé si es virtud o defecto, pero trabajo sin pausa, soy acelerado. Con el Dakar hubo un gran acercamiento con el Comandante de las Fuerzas Armadas e hicimos una gran amistad personal e institucional.

— Precisamente, ¿qué temas concertaron?

— Haremos reuniones periódicas para establecer pautas con relación a aspectos en común, como la lucha contra el contrabando. Seguiremos trabajando de forma coordinada y en hermandad; Fuerzas Armadas y la Policía Boliviana, juntos.

— ¿Por qué acciones más se destacará su gestión?

— Cuando fui comandante departamental hicimos grandes cambios en Tarija, existe una sensación de seguridad y eso quiero realizarlo en los nueve departamentos. Logramos reducir los índices de delincuencia potenciando el DACI; vamos a replicar eso en todo el país porque es la parte operativa, lo fundamental, de ahí obtenemos buenos resultados.

— ¿Cómo va a potenciar?

— Con más policías, dotándoles de equipos, gestionando mayores dispositivos que les sirvan para hacer su trabajo; lo mismo haremos con la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), pero también con las unidades de Tránsito, es algo principal, porque según datos de la Organización Mundial de la Salud, uno de los mayores índices de mortalidad es por los accidentes de tránsito. Vamos a trabajar con los niños de nivel primario, implementaremos los jardines de educación vial, porque son quienes mejor transmiten los conocimientos. También impulsaremos concursos nacionales de video sobre la Ley 264 del Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana, con temas de la violencia intrafamiliar, prevención de delitos y educación vial.

— ¿Cómo consolidará la seguridad ciudadana?

— Para crear una verdadera seguridad ciudadana se tiene que trabajar mucho, porque es una responsabilidad compartida. En Tarija hemos hecho dramatizaciones sobre los cuidados que debe tener la ciudadanía, por ejemplo.

Teníamos una frase entre los camaradas: ‘Vamos a ser implacables con todos los delincuentes’, y ahora: ‘Vamos a seguir siendo implacables contra los delincuentes’. A eso aspiro, a un mejor trabajo.

— ¿Se destacará la premisa del policía amigo?

— Soy fanático de los niños y de la solidaridad con la que llevaremos adelante este servicio, como el impulso de las campañas; trabajar con centros de niños con capacidades especiales, visitándolos, jugando con ellos, haciéndoles sentir bien y que sepan que una institución los apoya. Trabajaremos en fortalecer la imagen del policía amigo que trabaja mano a mano con el pueblo. 

— ¿Qué hará ante las denuncias de malos policías?

— En mi gestión siempre primó la imparcialidad, no hemos tapado a nadie y ninguna inconducta de los policías; todos han sido remitidos por la Ley 101 del Régimen Disciplinario de la Policía. Cuando era comandante de Tarija les dije a mis camaradas: ‘No vamos a ocultar ningún hecho delincuencial’; seguiremos bajo esa línea, porque nuestra función debe destacar por su transparencia y ser más amigos de la comunidad.

— ¿Cómo se hará el control interno en temas de corrupción?

— Tenemos una Ley 101 y la Dirección de Investigación Policial realiza las investigaciones de acuerdo con la falta. Al campo penal pasan los malos servidores públicos, los que cometen una falta que tiene que ser sancionada; y en el de procesamiento por la vía administrativa se ventilan los procesos con suspensiones de seis meses, un año, dos años, baja definitiva y arrestos, si lo amerita.

— ¿Qué hará si se presentan casos de corrupción en la Academia Nacional de Policías (Anapol)?, ¿actualmente continúan los procesos?

— El año pasado se envió al penal de San Pedro a un general por estafas en la Anapol; ese tipo de hechos no habrá en mi gestión, vamos a transparentar, porque no puede haber ningún tipo de cobros. Eso vamos a cambiar. Seremos celosos de que se cumplan las disposiciones normativas; el hermano Presidente ha sido claro y se debe cumplir, haremos que no existan irregularidades en el ingreso a la Academia, porque ahí se imparte la formación de los policías del mañana.

— ¿Cuál es la situación del Sistema Integrado Seguridad Ciudadana Bol-110 y cómo se lo potenciará este año?

— Esa fue una inquietud de nuestro hermano ministro de Gobierno, Carlos Romero; estamos trabajando en eso, es un sistema novedoso de identificación que nos servirá para la investigación y muchas otras actividades. Son cámaras de vigilancia, de reconocimiento fácil y de placa de vehículos; además están los llamados botones de pánico, que serán instalados en las diferentes zonas para alertar sobre cualquier acto sospechoso; ese trabajo será parte de la primera fase. Es un proyecto en el que se invirtió 100 millones de dólares gracias a un crédito chino. Es la tecnología más moderna de Sudamérica.

— ¿En qué cambiará el trabajo de la Policía esa tecnología?

Nos servirá para poder trabajar mejor; existe una lógica del mundo moderno y debemos gestar la incursión de la Policía a ese mundo, desenvolviéndonos bajo la concepción de la filosofía de policías comunitarios. En ese sentido, nosotros como policías del pueblo y para el pueblo —porque ese será nuestro eslogan de este año— estamos enfocados en que el servidor público de la institución verde olivo trabaje con empatía y junto a la sociedad. A veces se ve al uniformado como alguien aislado de su pueblo, queremos romper ese tipo de barrera y que sea amigo.

— ¿Qué le motivó a ser policía?

— Al salir bachiller, fuimos cinco jóvenes que decidimos animarnos a ser policías por la función social y de servicio, esa siempre fue mi actitud. Éramos más de 1.000 en el mes de ambientamiento, solo aprobamos 280 y en el examen para ser cadetes se van mis amigos y quedo solo. Soy huérfano en la institución, no tengo ningún familiar, soy el único policía.

Ahora, mi carrera es mi vida, soy muy apegado a la institución, doctrinario, disciplinario, y quiero que la Policía retorne a ser disciplinada, donde haya grandes cambios.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia