Seguridad nacional

Fiscalía arresta a jefe regional de Penitenciarías de Cochabamba

El Abra. Dennis Mejía fue acusado por reos de encubrir extorsiones de otros internos

Protesta. Reclusos de El Abra se oponen a la requisa por parte de la Policía, denuncian robos.

Protesta. Reclusos de El Abra se oponen a la requisa por parte de la Policía, denuncian robos. Fernando Cartagena.

La Razón (Edición Impresa) / Angélica Melgarejo, Juan José Cusicanqui / Cochabamba, La Paz

02:46 / 18 de septiembre de 2014

Después de tres días de la balacera que dejó cuatro muertos y 11 heridos en el penal de El Abra, el director regional de Régimen Penitenciario, Dennis Mejía, fue arrestado por la Fiscalía acusado de “socapar extorsiones”. La Policía anunció el cambio de personal del reclusorio.

El domingo, tras una fiesta en honor de la Virgen de Urkupiña autorizada por Mejía, se registró un enfrentamiento armado en el penal de El Abra, por una pugna de poder en la penitenciaría para administrar sumas elevadas por extorsión a reclusos, tanto por “derecho de piso” como por “alquiler” de celdas. Allí murieron Ariel Tancara Sandagorda, señalado como el cabecilla del grupo ilegal; Gustavo Tovar Ramírez; Humberto Gonzales Olmedo, y Sergio Arce Araníbar (El Lucifer), acusado de matar a Tancara. Además, 11 personas resultaron heridas.

El ministro de Gobierno, Jorge Pérez, tras ingresar ayer al recinto carcelario, informó que recibió una serie de denuncias de parte de los reos. “Han hecho una radiografía acerca de las personas fallecidas, qué ocurría, se mencionaron actos de extorsión y nombres. A raíz de esto, el Ministerio Público (de Cochabamba) ha operado de oficio, tomó declaraciones y se dispuso momentáneamente la aprehensión del Director Departamental de Régimen Penitenciario (Mejía)”, dijo.

El Ministerio Público, a través de un comunicado, aclaró que se procedió al arresto de Mejía, en función de las denuncias de los presos, mientras la comisión de fiscales que investiga el caso fundamentará la aprehensión.

Pérez, que por primera vez se refiere públicamente a este caso, aseguró que las labores investigativas continuarán y que se desarrollarán otras acciones en distintos lugares del penal, este trabajo será llevado a cabo por personal de la fuerza anticrimen e Inteligencia para corroborar la información recibida. Pérez informó que como primera acción las autoridades competentes hicieron el allanamiento de la oficina de Mejía, la que fue precintada.

Según fuentes ligadas a la Dirección General de Régimen Penitenciario, que pidieron el anonimato, se tiene previsto destituir al gobernador de El Abra, mayor Yuri Duk. El titular de Gobierno llegó a la penitenciaría cerca del mediodía, luego de que cuatro fiscales y cinco peritos del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) arribaran desde La Paz y Sucre para coadyuvar en las indagaciones.

En la madrugada, los reclusos de esa cárcel se opusieron a una requisa, debido a que denunciaron que se pierden objetos de valor. Para ello prendieron fogatas y exigieron la presencia de Pérez y Mejía en el lugar.

El Ministro de Gobierno se reunió con los privados de libertad por tres horas. Entre las denuncias de los reos no solo estaban las torturas por incumplir los cobros irregulares. “Uno de los internos asegura haber entregado 30.000 dólares al señor Tancara, en presencia del señor Mejía, y que lo habrían obligado con cuchillo en cuello a desistir de una denuncia. Hemos recibido varias quejas, comento solo un detalle”, afirmó Pérez.

También habló de amenazas en contra de los reclusos y sus familias, de extranjeros extorsionados y denuncias que “deben ser corroboradas”. Detalló que la destitución de Mejía fue parte de una conversación con el Director Nacional de Régimen Penitenciario. “Lo que corresponde es la remoción de Mejía para realizar las indagaciones”, aclaró.

Los privados de libertad dijeron que Mejía participó de la fiesta que se llevó a cabo el domingo, antes de la balacera. Añadieron que también estuvo la Juez de Ejecución de Penas de ese recinto carcelario. Horas después de que dejaran el penal y en medio del consumo de bebidas alcohólicas, se dio la balacera.

Las irregularidades apuntaron a Régimen Penitenciario, que otorgó el permiso para la fiesta religiosa. Mejía fue sacado de la penitenciaría enmanillado y en un vehículo policial. Cerca de las 15.40 lo trasladaron a oficinas de la fuerza anticrimen de Sacaba. Solo declaró que ese arresto “ha sido una manipulación interna, ahora resulta que Régimen Penitenciario tiene que administrar seguridad, introducir la droga y el alcohol. Además de eso hubieron denuncias de extorsión como si fuese Régimen quien tenía que controlar”. Adelantó que se defenderá conforme a las leyes vigentes.

Fiesta. De acuerdo con un policía que estaba de turno el domingo, en la fiesta no hubo consumo de bebidas alcohólicas. “Desconocemos cómo ingresaron las bebidas y el armamento. El personal designado en revisión y requisa hace un control minucioso”, indicó.

Según el comandante Departamental de la Policía, coronel Alberto Suárez, el personal policial encargado de la vigilancia en el penal de El Abra también podría ser removido del cargo, aunque no especificó cuándo.

“Con seguridad se hará una remoción del personal, depende de la Dirección Nacional de Régimen Penitenciario. (La autoridad respectiva) ya ha dado las instrucciones para que se hagan los cambios correspondientes”, informó Suárez.

Redoblan seguridad

Fuga

Efectivos de la Policía Boliviana redoblaron la seguridad en la cárcel de máxima seguridad de El Abra, debido a que un reporte de Inteligencia alerta de que tras la trifulca del domingo se tenía planificado una fuga masiva de reos. 

Ariel Tancara cobraba hasta $us 7.000

Los privados de libertad de El Abra solicitaron investigar no solo lo ocurrido el domingo en ese penal, sino también cómo vivían y cómo se hicieron dinero los reos que tenían poder, entre ellos Ariel Tancara. Para ello pidieron la presencia del defensor del Pueblo, Rolando Villena, y representantes de Derechos Humanos.

Tancara y sus “colaboradores” cobraban “derecho de piso” a cada preso nuevo y un “seguro de vida” mensual, en montos que oscilaban entre los $us 1.000 y 7.000, indicaron los reclusos. Ese dinero, agregaron, era depositado en cuentas bancarias de familiares de los reos que fallecieron el fin de semana, entre ellos los de Tancara.

Al grito de “no más abusos”, denunciaron que Norma Valda, Rosa García y Joset Tovar eran las personas y familiares que recogían el dinero de Humberto Gonzales Olmedo, Gustavo Tovar Ramírez y de Tancara. Con ese dinero se compraban carros y este último, incluso, adquirió una mansión en Sacaba, denunció un reo.

Un ciudadano chileno mostró recibos de giros realizados para los pagos hechos para evitar torturas. “Cuatro giros hice, de 1.000 dólares cada uno, sino me torturaban, me amarraban con cinta en mi celda y me pegaban”, dijo

“El Tancara quitaba todo hasta las mujeres”, indicó otro recluso. El Lucifer (Sergio Arce) le ha disparado, se ha vengado porque a su mujer le ha quitado y la ha embarazado, así que ha sido problema de faldas y no pugnas de poder, él lo ha baleado y parece que lo ha hecho con sus visitas, no sabemos quiénes fueron”, agregaron.

Ariel Tancara tenía 22 denuncias por robos agravados a librecambistas y remesas, secuestros y hasta tráfico de armas. Fue identificado como cabecilla de grupos delincuenciales e ingresó al penal en diciembre del 2009. Le faltaba dos meses para salir libre.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia