Seguridad nacional

Gobierno pide baja inmediata de 5 policías por extorsión a narcos

Santa Cruz. Fueron remitidos a la Fiscalía, se los acusa de secuestro y concusión

Efeméride. Efectivos de Umopar en Chimoré, Cochabamba, en el acto de 32 aniversario de la unidad antidrogas. Foto: Williams Farfán

Efeméride. Efectivos de Umopar en Chimoré, Cochabamba, en el acto de 32 aniversario de la unidad antidrogas. Foto: Williams Farfán

La Razón (Edición Impresa) / Williams Farfán / La Paz

03:00 / 26 de octubre de 2015

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, solicitó al Comando General de la Policía Boliviana la baja inmediata de cinco efectivos de la Unidad Móvil de Patrullaje Rural (Umopar) que extorsionaban a dos narcotraficantes en Santa Cruz de la Sierra.

La autoridad gubernamental informó a La Razón que se trata de tres oficiales y dos uniformados de bajo rango, que eran parte de la patrulla y que fueron aprehendidos tras un operativo, el sábado, en un trabajo conjunto entre la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) y la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) en Santa Cruz.

Romero aseguró que tras revelarse el ilícito de los cinco uniformados de Umopar, se decidió como Ministerio de Gobierno pedir las sanciones más duras y ejemplificadoras en contra de los efectivos que ensuciaron la imagen de la institución policial. Además, dijo, ya existe un procedimiento interno que permite agilizar el trámite para la baja: independientemente de ello los acusados ya están en la Justicia.

Vínculos. “Se tomaron tres decisiones, la primera fue hacer un operativo simultáneo y ágil con la coordinación de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), que logró aprehender a los acusados y esclarecer el caso. En segundo lugar, hemos solicitado la baja inmediata de la Policía porque ellos han deshonrado a la institución con sus actos, ya que los uniformados deben tener la vocación de servicio y no incurrir en delitos comunes, como hicieron el sábado”, sostuvo Romero.

Por último, aseguró que los uniformados ya fueron remitidos al Ministerio Público para que de forma ágil y drástica se puedan establecer las responsabilidades.

Romero informó que los efectivos no tienen antecedentes, trabajaban en una patrulla de Umopar que opera en Chimoré y se trasladaron a Bulo Bulo, Santa Cruz, sin conocimiento de su comandante. “Tenemos un procedimiento interno que nos permite agilizar el trámite de baja; pero, independientemente del procedimiento, lo importante es que están en manos de la Justicia boliviana”.

De acuerdo con las investigaciones preliminares al respecto, los agentes hoy procesados detectaron a varias personas que tenían en su poder más de un kilo de clorhidrato de cocaína, detalló el ministro Romero. Según informes de la Policía, continuó, los cinco efectivos extorsionaron a cuatro personas y les cobraron $us 2.000, monto que lograron recibir. Sin embargo, después volvieron a pedir otros $us 3.000 más para dejar en completa libertad a los traficantes de sustancias controladas.

“Preliminarmente tenemos la información de que los efectivos aprehendieron a dos narcotraficantes y empezaron a negociar con ellos. Por eso se les formuló la acusación de secuestro porque en vez de entregarlos a la Fiscalía, intentaron transar. Por esto se los acusa de concusión y secuestro”, explicó el Ministro de Gobierno.

Los cinco uniformados interceptaron a los narcotraficantes en la avenida G-77, zona del Cambódromo. Luego los policías con las personas aprehendidas dejaron los vehículos y se introdujeron al monte para presionarlas.

Se les habría entregado los primeros $us 2.000 en una casa de peleas de gallos por la zona del Cambódromo, según el reporte policial.

Ante los ilícitos cometidos en la Policía Boliviana, no solo por algunos miembros de la guarnición, sino hasta por excomandantes, en mayo, el presidente Evo Morales pidió elaborar una ley en sentido de que los efectivos de baja graduación que revelen actos de corrupción de sus superiores obtengan un premio, norma que a la fecha ya se encontraría en instancias del Gabinete Jurídico.

Entre las acciones contra hechos irregulares de efectivos policiales está lo que ocurrió en julio, cuando el ministro Romero de manera sorpresiva en un acto en Chimoré reveló que ordenó el relevamiento de todo el personal de la Dirección de Prevención y Robo de Vehículos (Diprove) de Cochabamba, por denuncias de corrupción, en que estarían implicados varios uniformados; esto aún es objeto de investigación.

Los 4 narcos enviados a la justicia

ProcesoEl ministro de Gobierno, Carlos Romero, informó que los cuatro narcotraficantes implicados en el caso también fueron aprehendidos y fueron llevados a celdas policiales para que declaren ante el Ministerio Público, ya que son acusados por tráfico de sustancias    controladas.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia