Seguridad nacional

De 13 radares, cinco se usarán para la lucha antinarcóticos

Defensa. Ocho aparatos estarán en manos de la aeronáutica civil

Conferencia. El ministro de Defensa, Reymi Ferreira, explica detalles de la compra de radares, ayer.

Conferencia. El ministro de Defensa, Reymi Ferreira, explica detalles de la compra de radares, ayer. Luis Salazar.

La Razón (Edición Impresa) / Williams Farfán / La Paz

04:05 / 13 de noviembre de 2015

Tras la confirmación de la compra de 13 radares franceses para el resguardo del espacio aéreo nacional, el Gobierno determinó que cinco de estos artefactos serán empleados en la lucha contra el tráfico de sustancias controladas en las fronteras.

El 9 de noviembre, el ministro de Defensa, Reymi Ferreira, suscribió el contrato de compra con el presidente de la compañía Thales Air Systems, Guy Delevacque, en un acto realizado en el Palacio del Elíseo, Francia, en presencia del presidente Evo Morales y de su colega francés, François Hollande.

Ferreira,  explicó que se hizo un ajuste en el contrato por un tema presupuestario y optimización de recursos, por lo que se estableció la compra de 13 unidades de radares, totalmente equipados. De estos aparatos, ocho serán destinados a operaciones civiles y cinco a operativos militares, es decir que se tendrá ocho radares secundarios y cinco de tipo primario. De este último uno será móvil, de acuerdo con la circunstancia o necesidad que tenga el Estado para ubicarlo.

Interdicción. “Se tiene previsto que con este equipamiento interconectado, vamos a poder dar una cobertura total al espacio aéreo boliviano, con énfasis a la zona de la Amazonía, del centro y sur del país, que son los corredores que utiliza el narcotráfico principalmente para ingresar a nuestro país en el transporte de droga hacia Brasil o Paraguay, todo proveniente del Perú”, dijo Ferreira.

El titular de Defensa arguyó que la compra tiene diferentes objetivos. Primero la lucha contra las drogas, principalmente por narcovuelos. Segundo, el resguardo de la soberanía y la defensa del Estado, no solo con el tema de la cocaína, sino incursiones y  sobrevuelos de aeronaves de otros Estados, sin conocimiento boliviano. Tercero, la lucha contra el contrabando. Y cuarto, para hacer un monitoreo control de los aspectos medioambientales y climáticos, éstos dentro de los radares considerados primarios.

En cuanto a los radares que tienen que ver con la actividad secundaria, la autoridad gubernamental detalló que estarán en aeropuertos que utilizan las aerolíneas nacionales y extranjeras. “Vamos a poder dar absoluta cobertura y seguridad a los principales aeropuertos del país”, adelantó.

Según Ferreira, la compra de los radares será beneficiosa para Bolivia, también en el aspecto económico, ya que muchas líneas aéreas no pasan por tierra boliviana por la falta de los artefactos y falta de seguridad, hecho que exigen esas compañías.

El 9 de noviembre, en la primera rúbrica del contrato realizado en Francia, se indicó que la inversión, oficializada para la compra de los radares,  ascendería a unos $us 215 millones, o unos 200 millones de euros. Sin embargo, Ferreira informó ayer que en el tema de optimización de recursos económicos, se acordó rebajar el monto inicial a solo $us 200 millones, unos 185 millones de euros.

En otro acápite del contrato, la autoridad de Defensa indicó que todo el sistema de radares que se adquirirá estará conectado con un centro de monitoreo a definirse, puede que esté en la ciudad de Cochabamba, aunque hay posibilidad que se pueda mover el lugar en el diseño final.

El diseño del tiempo de implementación del total de los radares en territorio boliviano será en 33 meses (dos años y nueve meses), plazo en el que debe terminarse de construir las obras civiles y el equipamiento. El inicio del término será la firma del contrato de préstamo y el comienzo del trabajo, fecha que aún no está definida. También se contempla la capacitación, transferencia de tecnología y un permanente flujo de repuestos.

La cláusula suspensiva del acuerdo

Contrato

El ministro de Defensa, Reymi Ferreira, destacó que en el contrato existe la cláusula suspensiva, en la que se indica que en el caso de que no se tenga el financiamiento, no se empezará a operar, ya que es un acuerdo de financiamiento mutuo.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia