Seguridad nacional

Chávez, primera jefa del Estado Mayor policial

General. Dice que tuvo que superar el machismo

Posesión. El Alto Mando de la Policía Boliviana, tras el ascenso al grado de general, en la foto oficial.

Posesión. El Alto Mando de la Policía Boliviana, tras el ascenso al grado de general, en la foto oficial. Luis Salazar.

La Razón (Edición Impresa) / Williams Farfán / La Paz

03:26 / 18 de abril de 2015

Rosario Chávez Alurralde se convirtió ayer en la primera general de la Policía Boliviana al mando del Estado Mayor, tras la imposición del grado por el ministro de Gobierno, Hugo Moldiz. Chávez dijo que tuvo que superar muchas dificultades, como el machismo.

Moldiz entregó los cordones e impuso el grado de general también a Luis Cerruto, actual Comandante General, Édgar Téllez, Gregorio Iván Javier, Julio César Reynaga y Hugo Baldivieso, en un acto realizado en predios de la Academia Nacional de Policías (Anapol).

“Estoy súper orgullosa y este ascenso es un compromiso con mi pueblo, el Gobierno y nuestra patria, por eso digo que seguiremos trabajando en beneficio de nuestra sociedad, vamos a hacer lo que nos dijo el Presidente, de trabajar para que la población pueda dormir tranquila”, declaró a La Razón Chávez, quien no ocultó su emoción al ostentar el máximo grado policial.

Trabajo. La jefa del Estado Mayor reveló que su aprendizaje, dentro de su carrera profesional, no fue fácil, ya que estaba en un ambiente donde habitualmente no estaban formándose mujeres. “Mi permanencia en la Anapol fue sacrificada, dura y de mucho esfuerzo, pues en el tiempo que ingresé a la Academia prevalecía un exacerbado machismo; sin embargo, supe sortear todos los obstáculos. Mi formación fue igual que la de mis compañeros camaradas varones, en todos los aspectos en la institución policial”, relató Chávez en una entrevista dentro de la institución del orden.

Contó también que ella, cuando tuvo el grado de capitán, fue una de las primeras mujeres que salía en Radio Patrullas 110, trabajo que no habría sido fácil, más cuando fue operadora, ya que en el momento en el que daba instrucciones por radio, de respuesta recibía “piropos”, lo que consideró como una broma para no tener ningún conflicto.

Ya en su vida profesional, Chávez señaló que pasó muchas dificultades por el hecho de ser mujer. “Ha sido difícil lidiar con visiones cerradas y machistas desde mis camaradas, la sociedad y las propias autoridades. Creo que este cambio de visión en el manejo del Estado nos permite encarar nuevas visiones”.

En la Policía Boliviana, las primeras mujeres en ascender al grado de general fueron Lily Cortez y Cristina Cerruto, en 2014. Ambas ocuparon direcciones nacionales dentro del Comando, pero no la jefatura del Estado Mayor. Para Chávez las generales citadas hicieron un buen trabajo y, sobre todo, abrieron la brecha para todas las féminas que son policías. La autoridad policial cree que aún existe el machismo en la sociedad boliviana, aunque reconoció que ya hay normas que luchan contra esa situación, pese a que se debe trabajar en este aspecto.

De acuerdo con la información proporcionada por la Dirección Nacional de Personal de la institución del orden, la Policía cuenta con al menos 4.605 mujeres policías en toda su jerarquía. Es decir, del universo policial, ese número constituye el 13% de un total de 35.592 efectivos en el país. La Jefa del Estado Mayor aseguró que trabajará para transformar la institución y tener una Policía profesional y creíble.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia