Seguridad nacional

Jueza ordena envío de 10 reos de Palmasola a Chonchocoro

Pugna. Son los cabecillas de la mayor tragedia en esa penitenciaría

La Paz. El presidente Evo Morales en el Palacio de Gobierno, antes de su conferencia de prensa de ayer.

La Paz. El presidente Evo Morales en el Palacio de Gobierno, antes de su conferencia de prensa de ayer. Ángel Illanes.

La Razón / Elisa Medrano / La Paz

04:51 / 29 de agosto de 2013

La jueza Jimena Flores determinó ayer la detención preventiva en contra de diez reos de Palmasola, acusados de ser los cabecillas del ataque en esa penitenciaria de Santa Cruz, que provocó 33 muertes. Además, dispuso su traslado a Chonchocoro.

El viernes, internos del sector B del pabellón Chonchocorito de Palmasola atacaron a los del sector A, por tener el control del lugar.  Hasta el momento, 33 personas murieron y otras 60 resultaron con quemaduras Ayer en la mañana, el presidente Evo Morales consideró que los cabecillas de la agresión deberían ser trasladados a Chonchocoro.

“Por lo menos, los cabecillas de esta disputa de poder dentro de Palmasola deberían ser trasladados a Chonchocoro y hay que tomar medidas fuertes”, expresó el Jefe del Estado en una conferencia de prensa en el Palacio de Gobierno. Explicó que considera que la situación en Palmasola es un tema muy serio, profundo y estructural.

En la noche, la jueza determinó que los diez reos acusados de encabezar la confrontación en el penal de Palmasola sean trasladados al recinto carcelario de la ciudad de El Alto. La audiencia de medidas cautelares demoró siete horas y se realizó dentro del penal de Palmasola, bajo estrictas medidas de seguridad.

Acusación. Los diez presos fueron acusados por la Fiscalía por los delitos de asesinato y lesiones graves y gravísimas. Otros 50 detenidos fueron aislados en el sector de régimen abierto, donde fueron rechazados por ser considerados revoltosos.

Tras un debate en el gabinete de ministros, según Morales, se vio que en Palmasola no hay hacinamiento y que el problema son las disputas entre reos. “Unos tienen grupos de poder armado, otros hacen plata o negocio, otros tienen contacto con la Fiscalía o con las autoridades del Órgano Judicial”, dijo la autoridad.

Según el Presidente, en las cárceles del país, como en la de Tarija, se manejan negocios, hay delincuencia y narcotráfico y no bastan los operativos policiales para detenerlos. Sin embargo, Morales manifestó que la crisis carcelaria en el país no se relaciona sólo con grupos de poder, sino también con hacinamiento por falta de acceso a la Justicia.

“No hay datos oficiales, pero ya me informaron que el 84% de los encarcelados están con detención preventiva y algunos ni siquiera tienen proceso, sólo están detenidos y, como no tienen plata, no pueden movilizarse, no hay una acción de la Justicia boliviana”, enfatizó.

Según la Pastoral Penitenciaria Católica, en Bolivia hasta 2012 había 14.272 privados de libertad, de los que 83%, 11.881 internos, estaba detenido preventivamente y sólo el 17%, 2.362 presos, tenía condena.

En criterio de Morales, el penal debería ser un castigo contra cualquier persona, para que cuando uno salga de ese encierro y se libere legalmente, diga “nunca más voy a volver a la cárcel”, aunque citó que existen pequeños grupos para quienes es fácil entrar y salir de los recintos penitenciarios.  En ese marco, anunció que habrá soluciones prontas a corto y a mediano plazo, lo cual, sin embargo, requiere de inversión económica.

Pero demandó a la población unos días más para que el Gobierno debata seriamente este tema y plantee, junto a las gobernaciones y las alcaldías, soluciones para reformar el sistema penitenciario. El ministro de Gobierno, Carlos Romero, convocó a autoridades regionales del país para este martes, en Santa Cruz de la Sierra, con el fin de debatir esta problemática.Entre los temas profundos que se deben debatir, dijo Morales, está la presencia de los niños en las cárceles.  “¿Cómo resolvemos este tema?”.

Motín en régimen abierto

Protesta

Los internos del PC-4 de Palmasola, de régimen abierto, protagonizaron un motín anoche, en rechazo al traslado de reos del pabellón Chonchocorito que protagonizaron un enfrentamiento el viernes. Piden que los lleven al PC-7, el sector de alta seguridad.

Llegan a 33 los muertos en la cárcel

Ayer fallecieron dos víctimas más del ataque protagonizado el viernes por reos dentro del pabellón Chonchocorito del penal de Palmasola, por lo que la cifra oficial de muertos asciende a 33. En horas de la tarde murió el ciudadano cubano Johan García Su, de 40 años, según indica un reporte de Erbol.

A él se sumó más tarde, según el portal de El Día, Jorge Vega Barba, de nacionalidad boliviana. Según los reportes, ambos fallecieron por las heridas que les provocaron el viernes, durante el ataque de internos de la sección B de Chonchocorito a la sección A.

El reo cubano recibía atención médica en la clínica Santa María, pero no resistió por la gravedad de sus heridas producidas con arma blanca. García llevaba nueve meses detenido en Palmasola, condenado por el delito de tentativa de homicidio. La víctima dejó en la orfandad a una menor de cinco años. Su actual pareja se encuentra en etapa de gestación.

Entretanto, Jorge Vega, de 36 años, murió a causa de las quemaduras que tenía en el 80% de su cuerpo, la mayoría de tercer grado. Había sido transferido desde el Hospital Japonés del Plan Tres Mil hasta la clínica Maurer, recinto donde murió.

Aún permanecen internados en distintas clínicas otros 30 reos, mientras que 31 son atendidos dentro del penal de Palmasola.  Además existen otros tres pacientes que están reportados como críticos y uno con pronóstico reservado, por lo que se teme que el número de víctimas mortales aún vaya en ascenso.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia