Seguridad nacional

Joven gana recurso para obtener su libreta militar sin ir al cuartel

Justicia. A través de un amparo, le pusieron tres requisitos. La resolución debe ser revisada en Sucre

Reclutamiento. Jóvenes hacen fila a fin de enlistarse para prestar su servicio militar en el Estado Mayor, junio.

Reclutamiento. Jóvenes hacen fila a fin de enlistarse para prestar su servicio militar en el Estado Mayor, junio. Ministerio de Defensa.

La Razón (Edición Impresa) / Williams Farfán / La Paz

03:26 / 19 de noviembre de 2015

Una resolución del Tribunal de Garantías de la Sala Civil 3a abrió la posibilidad de que José Ignacio Orías pueda obtener su libreta militar sin prestar su servicio de un año; le puso tres requisitos. Esta decisión debe ser revisada por el Tribunal Constitucional.

Orías, de 18 años, y su abogado Gabriel Guzmán presentaron ante la Justicia un amparo constitucional, debido a que el joven no quiere prestar su servicio militar por sus creencias, por lo que apelaron al recurso que el lunes fue declarado procedente en primera instancia por el presidente de la Sala Civil citada, Javier Bravo. La resolución aún debe ser revisada en el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP).

Guzmán explicó a La Razón que “se llevó a cabo la audiencia de amparo constitucional y este proceso está sujeto a una primera decisión, es decir que el Tribunal de Garantías le otorgó (a Orías) una resolución parcial, en la que le reconocieron su estatus de objeto de conciencia al servicio militar, pero con tres requisitos, y que vaya a un centro de reclutamiento militar para hacer valer este objeto de conciencia, previa revisión jurisdiccional”.

Detalló que el primer requisito dentro de la resolución emitida por la autoridad jurisdiccional es que Orías debe presentarse a un centro de reclutamiento con una declaración jurada, en la que indique cuáles son sus creencias y convicciones que le hacen objetar el servicio militar obligatorio instaurado en el país.

El segundo es presentar certificados de antecedentes, judiciales y policiales a la unidad que vaya o quiera acudir. El tercer requisito, “que no nos quedó muy claro”, es que piden que señale o acredite “sus creencias”, lo que se buscará hacer, anunció Guzmán.

El jurista indicó que estas peticiones podrán ser ejecutadas luego de que el TCP revise la resolución del Tribunal de Garantías emitida en La Paz. Según informes de las Fuerzas Armadas, este tema es analizado por el Comando en Jefe y el Departamento Jurídico, además de las autoridades respectivas del Ministerio de Defensa.

El defensor de Orías expresó que lo que se busca es que se reconozca como persona individual su derecho a la objeción de conciencia, para que, en ese marco, pueda obtener una libreta de servicio militar, pero con ese estatus.

El jurista también aclaró que la resolución de la autoridad jurisdiccional estaba basada en convenios internacionales, como la resolución de 2005 emitida por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Guzmán afirmó que la resolución se aplicó con base en normas internacionales, porque “no hay un procedimiento establecido actualmente en el país, dentro del proceso ordinario o en las Fuerzas Armadas, que reconozca el tema planteado por mi cliente, de objeción de conciencia”.  El abogado manifestó que esperarán la sentencia final del TCP con paciencia, ya que esa instancia podría demorar hasta seis meses o más en emitir una resolución final.

Orías justificó su accionar y dijo que espera que otros jóvenes con sus convicciones lo imiten, para defender sus derechos. “A mí me importa la sociedad y la comunidad del país, obviamente se busca obtener un precedente que aumente las libertades de todos los bolivianos”, sostuvo.

Aseguró que esperará una decisión final para actuar de acuerdo con la ley y que no “se rendirá”, ya que de una u otra forma continuará con su lucha para obtener su libreta de servicio militar, aunque el amparo constitucional sea rechazado en Sucre.

El Decreto Ley 7755 del Servicio Nacional de Seguridad, del 1 de agosto de 1976, era el único reglamento que regía sobre el servicio militar en lo referido a la objeción de conciencia, pero en 2006 fue retirado del ordenamiento jurídico por la Sentencia Constitucional 0007/2006, del 31 de enero, por ser inconstitucional en su origen, ya que fue aprobado en el gobierno de facto del general Alfredo Ovando.

José Orías: ‘Se busca tener un precedente que dé libertades a la gente’

El joven, de 18 años, presentó un amparo constitucional para obtener su libreta militar sin acudir a un cuartel por un año.

— ¿Por qué tomó la decisión de no acudir al cuartel?

— Todo empezó cuando yo reflexioné en diferentes situaciones y una de ellas fue qué es el honor y la gloria. Pensé que el honor es defender lo que tú crees y ese día me quedó claro que debo defender mis principios, independientemente de si logré algo o no, ya que de eso se trata el honor, y no podía imaginar vivir de esa forma. Yo sentí la necesidad de hacerlo.

— ¿Qué busca con el amparo constitucional que presentó en la Justicia?

— A mí me importa la sociedad y la comunidad del país, obviamente se busca obtener un precedente que aumente las libertades de todos los bolivianos. Incluso, tal vez, hasta hacer modificaciones en leyes.

— ¿Cree que se deben cambiar las leyes respecto al tema del servicio militar?

— Hay un proceso del servicio militar obligatorio que debería ser cambiado para implementar, en su lugar, el tema de la objeción de conciencia, que lo presenté hace días. Incluso creo que se lo debería introducir en la Constitución Política del Estado.

— ¿Cree que su accionar debe ser imitado por más personas de su edad?

— A mí me encantaría que muchas personas que piensan como yo puedan tomar el mismo camino o decisión, para que defiendan sus derechos como personas y también puedan ayudar a la sociedad.

— ¿Cuál es el objetivo principal de su petición?

— Con este proceso busco que me entreguen mi libreta de servicio militar sin que vaya un año al cuartel, además de no pagar el impuesto que piden en el Ministerio de Defensa para obtener el documento, que es requerido para muchas instancias, como estudios y trabajos en el país.

— ¿Cuándo y dónde inició el trámite para obtener su libreta militar?

— En junio empecé el proceso en las instancias correspondientes, cuando me apersoné a tratar de hacer un proceso amistoso con el Ministerio de Defensa, en el que incluso entregué una carta formal a su titular. Ahí explicaba mis posturas morales y argumentos de la Constitución Política, pero en ese lugar se me negó la petición, y por eso tuve que acudir a la Justicia.

— ¿Cómo ve el proceso en la Justicia boliviana?

— Ahora el proceso que gané está en Sucre, en el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP); lucharé hasta las últimas instancias y buscaré los caminos necesarios para obtener mi libreta con los motivos expuestos. Si la Justicia, en última instancia, me rechaza el pedido, igual seguiré hasta obtener el documento de forma legal.

Perfil

Nombre: José Ignacio Orías Calvo

Nació: En La Paz

Profesión: Estudiante

Estudiante de Comunicación

José Orías estudió primaria y secundaria en el colegio Alemán de la zona Sur de la ciudad de La Paz. Actualmente se forma en la carrera de Comunicación Social de la Universidad Católica Boliviana (UCB), con el fin de trabajar en los medios masivos y cine. También es deportista y practica ciclismo y tenis, entre otros.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia