Seguridad nacional

Suboficial Gil deja celda militar luego de 357 días

FFAA. El efectivo ahora tiene arresto domiciliario

Regocijo. El exsuboficial Jhonny Gil tras el reencuentro con sus familiares, en su casa de Pampahasi.

Regocijo. El exsuboficial Jhonny Gil tras el reencuentro con sus familiares, en su casa de Pampahasi. Alejandra Rocabado.

La Razón (Edición Impresa) / Williams Farfán / La Paz

03:18 / 08 de mayo de 2015

Tras permanecer 357 días en una celda militar, el exsuboficial de Ejército Jhonny Gil fue trasladado ayer a su domicilio, para que guarde detención domiciliaria y se defienda del juicio que se le sigue por pedir la descolonización de las Fuerzas Armadas (FFAA).

Gil permaneció en una carceleta de la Policía Militar del Estado Mayor desde el 15 de mayo de 2014, luego de participar, entre marzo y abril del mismo año, en una inédita movilización de los efectivos de baja graduación de las FFAA. Por ello también fueron aprehendidos dos efectivos de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB), los suboficiales Franklin Colque y Freddy Sucojayo, quienes aún siguen detenidos en una celda castrense de El Alto desde julio.

“Me siento muy fortalecido, es casi un año que estuve detenido, desde el 15 de mayo, todo por pedir igualdad de oportunidades, que no haya más discriminación y racismo en una institución fundamental de la patria”, declaró Gil a los periodistas con la voz entrecortada. Aseguró que, pese a la detención preventiva, continuará con la lucha para acabar con la diferencia de clases sociales que existe en la institución militar.

Vocero. “Todavía no terminó acá el proceso, solo es el inicio y estoy dispuesto a asumirlo. Por eso me tienen que demostrar que fui el promotor de esta movilización, ya que solo era el vocero de mis camaradas que han propuesto la modificación en la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas (LOFA)”, sostuvo Gil.

Informó que en enero fue dado de baja definitivamente de las FFAA y no apeló esa determinación, pese a que ya cumplió 25 años de servicio. Ahora se dedicará a su profesión de auditor, adelantó. Añadió que no tiene resentimiento contra la institución castrense, pero sí en contra de la cúpula que maneja las FFAA.

Gil también pidió a sus camaradas de la FAB, Colque y Sucojayo, que tengan fuerzas, ya que aún siguen privados de su libertad. “Les pido que tengan mucha fortaleza y que Dios los siga cobijando, porque la justicia divina es más grande que la terrenal”, dijo.

César Rojas, abogado del exuniformado, anunció que el proceso contra su cliente continúa, pese a que está lleno de vicios de nulidad. Denunció que el juicio está suspendido nueve meses, motivo por el cual se presentará una acción de actividad procesal defectuosa, con la que se pedirá la nulidad de obrados. Agregó que sigue un proceso penal a dos militares del tribunal por vulnerar derechos.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia