Seguridad nacional

Banzer usó romería en Santa Cruz para su golpe

Pasaron 44 años del golpe de Estado de Hugo Banzer Suárez. Se recuerdan los hechos que propiciaron el septenio de violaciones a los derechos humanos

Tanqueta. Un vehículo blindado en la 6 de Agosto; atrás, el Monoblock (UMSA).

Tanqueta. Un vehículo blindado en la 6 de Agosto; atrás, el Monoblock (UMSA). La Razón-Archivo.

La Razón (Edición Impresa) / Ricardo Aguilar / La Paz

04:41 / 21 de agosto de 2015

El golpe de Hugo Banzer fue preparado con tácticas de desestabilización, una de ellas fue la manipulación de la fe de las personas. Se robaron las joyas de la Virgen de Cotoca (Santa Cruz) para culpar a los “comunistas” y hacer una romería de desagravio.

Si el marxismo sabía que había que crear las condiciones subjetivas para hacer una revolución, el fascismo tampoco ignoraba esto para sus golpes de Estado. Por eso, Banzer conspiró junto a Víctor Paz Estenssoro, del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), y Mario Gutiérrez, de la Falange Socialista Boliviana (FSB), empleando distintas estrategias que condujeron al golpe del 21 de agosto de 1971. Hoy se recuerdan 44 años del suceso.

La madrugada del 17 de agosto de 1971, las joyas de la Virgen de Cotoca desaparecieron de la Catedral de Santa Cruz por órdenes de los seguidores de Banzer, quien ingresó ilegalmente a Bolivia desde Argentina. Es difícil afirmar con contundencia si miembros —laicos o religiosos— de la iglesia cruceña estuvieron implicados en la acción desestabilizadora que desembocó en la victoria de Banzer del 19 de agosto (día en el que comenzó el golpe en Santa Cruz), aunque para el periodista Remberto Cárdenas no hay ninguna duda de que hubo fieles cruceños vinculados con el plan de Banzer.

ROBO. Lo cierto es que el robo indignó a los creyentes y el golpismo y la jerarquía eclesiástica culpó del delito a “los comunistas”. Desde noviembre de 1970, Bolivia se encontraba en un proceso político inédito. El gobierno de Juan José Torres, un militar que tomó el poder por efecto de un levantamiento popular, había nacionalizado la mina Matilde y decía: “Los ricos no pueden esperar nada de esta revolución”. Hablaba de “defender la soberanía ante el imperialismo”, y de nacionalizar la industria azucarera (que afectaría intereses económicos cruceños). Adicionalmente, la constitución de la Asamblea Popular (AP), conformada por organizaciones sindicales y partidos de izquierda, debía tener el cogobierno con Torres. La AP tenía un discurso aún más revolucionario que el de Juan José   Torres, pues proponía la expulsión de la CIA, la restitución de las relaciones con Cuba, en ese entonces rotas, y establecer un gobierno de la clase trabajadora. La suma de todo esto dio los pretextos a Banzer para ejecutar el golpe.

Táctica. La romería de desagravio a la Virgen de Cotoca (de la capital hacia Cotoca) fue el escenario para enardecer a la mayoría creyente de Santa Cruz contra el gobierno y contra la Asamblea Popular. En esta procesión se infiltraron juventudes autodenominadas “cristianas” que en realidad eran las vanguardias de la Falange coordinadas por el Comité Cívico Pro Santa Cruz.

La romería estuvo acompañada de “cánticos patrios”, según el reporte del matutino católico Presencia, lo que resulta inusual en una celebración religiosa. El mensaje era claro: si los “comunistas” se atrevieron a robar a la Mamita de Cotoca, entonces son capaces de lo peor, había que derrocar a Torres, refiere el diario. Según Remberto Cárdenas, la táctica del robo de las joyas tenía el objetivo de provocar “ansiedad y desesperación” en la población para que no se opongan al golpe.

De acuerdo con El Diario (19 de agosto de 1971), fueron 10.000 los peregrinos que acompañaron la procesión encabezada por el obispo Luis Rodríguez. Luego de esa manifestación, militares y civiles leales a Banzer tomaron las instalaciones de la Universidad Gabriel René Moreno. Mataron al portero y a un docente maoísta sin que haya resistencia (el sistema universitario vivía los efectos de la Revolución Universitaria desde abril de 1970). Otras acciones de fuerza fueron la toma de la Radio Piraí y Altiplano.

Para el 20 de agosto de 1971 se daba por hecho que el golpe llegaría irrevocablemente a La Paz, donde se preparaba una resistencia ciudadana que no tuvo éxito, pues la Asamblea Popular no contaba con un brazo militar y las Fuerzas Armadas apoyaban al entonces coronel Banzer.

El clima de opinión de esos días estaba marcado por la certeza de que dirigentes del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) y de la Falange Socialista Boliviana (FSB) se preparaban para tomar el poder junto con un grupo de jefes militares que rechazaba las medidas dictaminadas por el general Juan José Torres y la AP. A pesar de estas certezas, nadie pudo frenar la acción golpista.

El 23 de mayo, el entonces ministro del Interior Jorge Gallardo ya lo denunciaba (Presencia). Según la autoridad, el plan era utilizar a los comités cívicos para generar convulsión. Los ejecutores eran Raúl Lema Peláez, Guillermo Bedregal, Ernesto San Martín y Jorge Álvarez Plata. Todo en coordinación con FSB de Mario Gutiérrez, involucrado de lleno. Otros conspiradores fueron Carlos Valverde Barbery, Ciro Humboldt y Ambrosio Peláez.

Banzer supo usar la fe, aunque esto no es novedad. Revoluciones y golpes, por lo general, tuvieron lugar en festividades católicas. La Paz se sublevó en julio de 1809 (Virgen del Carmen) el MNR el 9 de abril de 1952 (Semana Santa) y Natusch Busch en Todos Santos.

Plantean crear una ‘comisión de la verdad’

Dirigentes de la Plataforma de Luchadores Sociales contra la Impunidad y la Memoria Histórica, además del Movimiento de Mujeres Libertad y la Fundación Boliviana contra la Impunidad presentarán a las 09.30 de hoy un proyecto de ley que establece las bases para crear una “comisión de la verdad” que se plantea el desafío de efectuar una investigación que termine por esclarecer los delitos cometidos durante los 18 años de dictaduras militares que se registraron en el país entre 1964 y 1982. 

Homenaje. Los dirigentes de estas entidades sociales informaron ayer, a través de un comunicado, que la entrega del  proyecto normativo tendrá lugar en instalaciones de la Asamblea Legislativa Plurinacional. Los activistas informaron que tras entregar el documento se trasladarán a El Prado de La Paz, donde están las carpas que un grupo de ciudadanos instaló, hace tres años y cinco meses, para reclamar al Estado la reparación de daños sufridos por efecto de las dictaduras. Allí se realizará un homenaje a las personas que fallecieron hace 44 años, durante el golpe de Hugo Banzer.

Primera entrevista al dictador Banzer una vez en el poder

El 22 de agosto de 1971, Presencia publicó la primera entrevista a Hugo Banzer. “Minutos después de dirigirse al público que se situó en la plaza Murillo desde las primeras horas de la tarde de ayer (21 de agosto), el Cnl. Hugo Banzer ratificó que su gobierno seguirá el nacionalismo puro”, se lee en la introducción.

Líneas abajo, las respuestas del dictador a las preguntas del matutino católico (Los paréntesis serán nuestros). 

— Presencia (P): ¿Justifica la cantidad de muertos para conseguir el gobierno? (Cálculos periodísticos cifraron en cerca de 200 los fallecidos del 21 de agosto de 1971; no hay un recuento oficial).

— Banzer (B): Como le dijo Don Quijote a Sancho: ‘Vale la pena perder la vida para conseguir la libertad’.

— P: ¿Está detenido Juan José Torres? (El expresidente fue asesinado en 1976 en Buenos Aires).

— B: Tengo entendido que se encuentra aislado.

— P: ¿Cuáles serán las líneas generales en política internacional?

— B: Abriremos las puertas a todos los países que quieren cooperar a Bolivia. (Banzer vetó a los bolivianos visitar Cuba y la Unión Soviética, además los países europeos del Pacto de Varsovia).

— P: ¿Y la política interna?

— B: Estará dirigida a resolver los problemas de la gran mayoría de los habitantes de Bolivia: los campesinos. (El 29 de enero de 1974 se produjo la masacre del Valle Alto-Cochabamba).

—P: ¿Sus relaciones con la Argentina?

— B: Mi gobierno estrechará vínculos, porque la Argentina quiere ver en Bolivia un aliado fuerte y desarrollado (Banzer es egresado del Colegio Militar Argentino).

— P: Dijo que rechazará tanto la izquierda y la derecha (sic).

— B: Aplicaremos un nacionalismo puro y leal a la patria.

— P: ¿Se puede lograr una tercera fuerza nacional?

— B: Haremos todo el esfuerzo posible para lograrlo.

— P: Se sabe que existen prisioneros, ¿qué se hará con ellos?

—B: Tenemos un orden jurídico: la justicia se encargará de ellos.

—P: ¿El paredón es justicia?

— B: De ninguna manera: tenemos los Tribunales de Justicia..

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia