Seguridad nacional

Morales pide preparar actos para celebrar la victoria del acullico

Hasta el 9 de enero, los Estados miembros de la ONU pueden objetar, abstenerse o apoyar el masticado de coca. El Presidente afirma que se logrará la despenalización.

El ministro Romero en su despacho, conversa con La Razón. Foto: Archivo.

El ministro Romero en su despacho, conversa con La Razón. Foto: Archivo.

La Razón / Ernesto Calizaya / La paz

00:00 / 06 de enero de 2013

El presidente Evo Morales llamó ayer a organizar una “gran concentración” para celebrar la despenalización del acullico (masticado de la hoja de coca). En su criterio, el país logrará modificar la Convención de 1961, que prohíbe esta práctica tradicional.

El Jefe de Estado indicó que la campaña internacional emprendida por el Gobierno boliviano para legalizar el consumo de la hoja de coca en su estado natural tuvo resultados positivos, específicamente en torno al acullico, y aseguró que entre el 10 y 11 de este mes se tendrán novedades.

En ese marco, demandó al Consejo de Federaciones Campesinas de los Yungas (Cofecay) y de la Asociación Departamental de Productores de Coca de La Paz (Adepcoca) organizar junto a los alcaldes, asambleístas departamentales y nacionales un evento para informar sobre los resultados de la campaña internacional.

“Vayan organizando una gran concentración para informar en detalle cómo hemos ganado la batalla internacional para legalizar el pijcheo (acullico) de hoja de coca en Bolivia”, pidió ante cientos de pobladores de Chulumani (Sud Yungas), donde ayer entregó una cancha de césped sintético.

Destacó que será la fuerza del pueblo boliviano la que promoverá el cambio en la legislación internacional, dijo que en el pasado nadie se atrevió a solicitar que la Convención Única de las Naciones Unidas sobre Estupefacientes de 1961 modifique el artículo que veta el masticado de la hoja.

Por tanto, calificó de histórico este hecho y lamentó que recién ahora algunos países como Perú quieran sumarse a esta iniciativa.

Bolivia denunció la Convención de 1961 en junio de 2011 y oficialmente quedó fuera de este mecanismo en enero de 2012, cuando solicitó a Naciones Unidas su readhesión, con la reserva que pide respetar el acullico.

En este periodo, Morales y el canciller David Choquehuanca lideraron una campaña para explicar a la comunidad internacional los argumentos del país para la defensa de la hoja. Para una negativa, más de 60 países tendrían que oponerse a la reserva hasta el 9 de enero, y a la fecha sólo tres lo hicieron expresamente.

Carlos Romero: ‘Estamos optimistas (por el acullico), hay conciencia asociada a los usos de la coca’

— ¿Se espera una respuesta favorable de las Naciones Unidas para la despenalización del acullico (masticado de coca)?

— Estamos optimistas de que así será porque hay una conciencia mayoritaria a nivel de los representantes de Estados, en sentido de las características de la cultura milenaria en nuestro país, asociada a los diferentes usos de la coca —especialmente el acullico—; pero también estamos preocupados porque, si bien hemos dado señales muy significativas en cuanto a la lucha contra el narcotráfico y la erradicación de cultivos excedentarios de coca, todavía tenemos pendiente el tema del estudio de la superficie de cultivos necesaria en Bolivia y queremos dar un paso acelerado para que sea otra señal y no haya ningún elemento que pueda poner en entredicho las acciones del Estado boliviano.

— ¿Qué impide la presentación de ese estudio?

— Hicimos una convocatoria y pese a que existían universidades que se habían comprometido a presentarse, no lo hicieron. Se hizo una segunda convocatoria y se presentó sólo una empresa que acredita un equipo multidisciplinario para hacer este estudio y seguramente los trámites administrativos los vamos a concluir los primeros días de este mes.

— ¿Cuál será su alcance?

— Queremos hacer una presentación pública ante la comunidad internacional de cuáles son los términos de referencia, las variables, la metodología, las acciones y el cronograma de este estudio, y ojalá con todos estos elementos, habiendo cumplido todo lo que está a nuestro alcance, tengamos una respuesta correspondiente en el marco de las Naciones Unidas.

— ¿Es posible esa presentación antes del 10 de enero?

— Estamos en condiciones de hacerlo, (…) el problema es que en estas fechas los personeros de organismos externos viajan a sus países. Entonces, estamos haciendo las consultas, si ellos pueden acreditar alguna representación, estamos en condiciones de hacerlo.

— Mencionó avances en cuanto a la lucha antidroga, sin embargo se sostiene que Bolpebra es el área más vulnerable, ¿qué acciones se tomarán en esa zona?

— Bolpebra es el área más vulnerable porque a la expansión de cultivos de coca excedentaria en el lado peruano se suman muchas pistas clandestinas.

Hay un débil control estatal por parte de los tres países (Bolivia-Perú-Brasil). Básicamente necesitamos establecer un sistema de control radarizado, disponer de una estructura interinstitucional de control migratorio móvil, que no sólo pueda cumplir tareas de seguimiento al espacio aéreo, sino también terrestre y lacustre, porque los ríos son otro canal de penetración de droga que se produce en Perú y nos hace muy vulnerables.

— Respecto a la radarización, se informó de negociaciones con Brasil y Francia, ¿cuál será el camino más viable?

— Espero que podamos concretar una reunión con los ministros de Brasil y Perú la segunda semana de enero en La Paz y que ahí podamos tomar decisiones (…). Una posibilidad es adquirir radares con un crédito concesional de Brasil; se planteó el tema y quedaron en analizarlo, la respuesta llegaría este mes.

— ¿La oferta de Brasil de ceder a Bolivia el uso de su infraestructura para el monitoreo del espacio aéreo y controlar vuelos irregulares está vigente?

— La posibilidad más inmediata, que no se anula con la anterior, es utilizar la infraestructura de Brasil —tecnología, equipos de monitoreo, hardware e instalaciones—, (...) enviar técnicos bolivianos a Brasil para que utilicen esas instalaciones y a la vez se capaciten, mientras paralela y progresivamente Bolivia se dote de infraestructura propia.

— ¿El monitoreo estará enfocado solamente a la detección de aviones de narcos?

— En este caso el control tendría que aplicarse en estrategias de defensa del espacio aéreo frente a los vuelos irregulares que promueve el narcotráfico y con posibilidad inclusive de derribo de esas aeronaves irregulares y de destrucción de las pistas clandestinas.

— ¿Se prevé utilizar infraestructura y radares de Brasil?

— Brasil tiene 172 radares instalados dentro de su territorio y en fronteras. Tendríamos que suscribir algunos protocolos adicionales para permitir que el espacio aéreo boliviano pueda ser controlado con tecnología brasileña pero por técnicos bolivianos, de manera que no se vulnere la soberanía de ese espacio.

Perfil

Nombre: Carlos Romero

Profesión: Abogado

Cargo: Ministro de Gobierno

Político

Abogado, investigador en temas constitucionales, problemática agraria e indígena. Es analista social y escritor. Ocupó cargos dirigenciales en la UMSA, dirigió el CEJIS,  fue constituyente por Santa Cruz y titular de cuatro ministerios, incluido el de Gobierno.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia