Seguridad nacional

Nueva cúpula militar asume con desafíos en DDHH

Acto. El Presidente tomó posesión a cinco nuevas autoridades en la estructura de las Fuerzas Armadas

Acto. El presidente Evo Morales saluda al nuevo Comandante en Jefe de las FFAA y a su mando.

Acto. El presidente Evo Morales saluda al nuevo Comandante en Jefe de las FFAA y a su mando. Ángel Illanes.

La Razón (Edición Impresa) / Paulo Cuiza / La Paz

00:02 / 15 de diciembre de 2013

El flamante comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, almirante Víctor Baldivieso, asumió ayer el compromiso de inculcar en esta institución el respeto a los derechos humanos y no descartó una reunión con el Defensor del Pueblo para tratar los casos de decesos en recintos militares.

Lo hizo poco después de haber jurado al cargo, en un acto en el que el presidente Evo Morales también posesionó al general Luis Fernando Aramayo Mercado como jefe del Estado Mayor General de las FFAA; al general Omar Jaime Salinas Ortuño como comandante Accidental del Ejército; al general Víctor Hugo Meneses Gómez como comandante Accidental de la Fuerza Aérea Boliviana; y al contralmirante Gonzalo Alcón Aliaga como comandante Accidental de la Armada Boliviana.

“Vamos a hablar con ellos (con la Defensoría), los derechos humanos siempre se tienen que respetar en la sociedad (...). La siguiente semana vamos a programar una visita y coordinar actividades en procura de evitar actos en contra de los derechos humanos”, dijo Baldivieso.

En julio, el defensor del Pueblo, Rolando Villena, insistió en reunirse con el entonces comandante en jefe de las FFAA, Edwin de la Fuente, para tratar temas de vulneración de derechos humanos en los recintos militares, agravados con la muerte de efectivos en situaciones aún no establecidas.

Ante la consulta de cómo evitar más decesos en recintos militares, Baldivieso respondió que a través de la concientización mediante talleres, tanto a militares egresados como a los que están en función de mando, “para evitar en todo momento la vulneración de los derechos humanos”.

Al menos 20 uniformados, entre oficiales, cadetes y conscriptos, fallecieron al interior de recintos militares, según datos de la Defensoría. Por ello, Villena solicitó en noviembre al vicepresidente Álvaro García Linera gestionar una reunión entre esa institución y las FFAA para dar curso a la intervención de la Asamblea Legislativa.

Evaluación. El comandante saliente, De la Fuente, aseveró en su discurso que en su gestión se cumplió “más allá de lo pensado” y luego destacó la creación de nuevas estructuras dentro de la institución castrense, como la División de Planificación y el Centro de Investigaciones  y Estudios Estratégicos.

Ponderó la erradicación de cocales por parte de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), pese a los hechos acaecidos en la localidad de Apolo en octubre, cuando presuntos cocaleros emboscaron a efectivos de esa institución con el resultado de cuatro muertos. También destacó el incremento de la tropa militar, aprobada hace días por la Asamblea Legislativa, en un número superior a los 9.000 efectivos. El exjefe militar también destacó la llegada en 2014 de dos helicópteros Superpuma y seis helicópteros chinos para fortalecer a las FFAA.

Morales, en tanto, agradeció a los generales salientes por la labor realizada, y su aporte en tareas de lucha contra el contrabando y el narcotráfico. “Toda nuestra solidaridad con los miembros de las familias de los militares y policías que han perdido la vida en la lucha contra el contrabando y sobre todo contra el narcotráfico”, dijo. Agregó que “si no habrían Fuerzas Armadas no habría patria” y pidió a los comandantes continuar esa ruta.

Baldivieso indicó que las FFAA no solaparán ningún hecho que contravenga el respeto a los derechos humanos y después insistió en que esa institución aplicará mecanismos de control para que sus oficiales tengan en mente ese principio. En julio, las FFAA respondieron a Villena que no era pertinente abordar los casos de militares fallecidos en cuarteles porque éstos son tratados en la Justicia Ordinaria.

Baldivieso y el proceso de cambio

Apoyo

El nuevo comandante en jefe de las FFAA, Víctor Baldivieso, ratificó el apoyo de esa institución al proceso de cambio liderado por el presidente Evo Morales.

Unión

Baldivieso, en su discurso, recordó las palabras de Morales en sentido de que las FFAA y las organizaciones sociales son una “yunta” para garantizar la liberación, no sólo social y cultural, sino también económica del país. Al final, tuvo problemas al hablar en aymara.

Plantean que la gestión del comandante sea de 5 años

En la posesión del Alto Mando Militar, el presidente Evo Morales observó el tiempo de gestión, de un año, que tiene el Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas. Por ello planteó que la autoridad de esa jerarquía permanezca en funciones cinco años.

Como justificación, Morales sostuvo que un nuevo comandante tiene su propia visión con respecto a la autoridad saliente y que ese cambio incluso afecta al personal castrense. “Se trata de planificar, se trata de ver con mucha responsabilidad la seguridad territorial del Estado. No es suficiente uno o dos años, eso aprendí”, dijo el Jefe del Estado en su discurso.

El nuevo comandante en jefe, almirante Víctor Baldivieso, sostuvo que “un año es poco para una gestión”. Indicó que la nueva Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas contempla la sugerencia. “Vamos a socializar por supuesto. Esto está sujeto a una interpretación del servicio”, acotó.

Evo observa uso político de Defensoría

Después de cuatro días de que el defensor del Pueblo, Rolando Villena, denunció altos niveles de vulneración de derechos humanos en la Policía y Fuerzas Armadas, el presidente Evo Morales le reclamó a éste por el uso político electoral de la Defensoría.

“No comparto con algunas declaraciones del Defensor del Pueblo. Ni Policía ni Fuerzas Armadas hay para el Defensor, (hay) entiendo un comportamiento de carácter político partidario, es su derecho, pero no debería usarse a la Defensoría electoralmente”, cuestionó Morales durante la posesión del Alto Mando Militar en el Palacio de Gobierno. Morales protestó por un cierto olvido de la Defensoría a cuidar los derechos de policías y militares muertos y heridos en operativos contra el contrabando o el narcotráfico.

“Siento que el Defensor debería decir la verdad. Cuando había campesinos muertos estaba ahí el Defensor, pero ahora no. Tenemos policías y militares heridos y muertos en esta lucha (contra el contrabando y narcotráfico), y ahí no siento que alguien diga algo por (defender) nuestras instituciones”, manifestó Morales.

Según un informe defensorial, la Policía es la primera institución en vulnerar los derechos humanos. Rodolfo Machaca, secretario general de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSTUCB), señaló que por cuestión de ética el Defensor debería renunciar a su cargo.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia