Seguridad nacional

28 reos de Palmasola murieron por asfixia, dos por golpes en la cabeza y uno golpeado y luego asfixiado

Una comisión de especialistas concluyó que la asfixia se produjo debido a los gases tóxicos como consecuencia del incendio, aunque una segunda hipótesis menciona la posibilidad de asfixia por las emisiones de las garrafas que otros presos abrieron en el lugar.

La Razón Digital / Milenka Villarroel / La Paz

18:13 / 26 de agosto de 2013

Un informe elaborado por siete médicos, dos peritos en medicina forense y dos laboratoristas del Ministerio Público sobre las causas de las muertes de los 32 privados de libertad en el penal cruceño de Palmasola, concluye que 28 se asfixiaron, dos murieron por traumatismo encéfalo craneal (TEC)  y uno sufrió varios golpes y luego se asfixió.

El documento aun no precisa la causa del deceso del preso que perdió la vida ayer, debido a que aún no se le había practicado la autopsia de ley.

La asfixia, según los especialistas, fue producto del gas tóxico que se concentró en los ambientes del penal que fueron incendiados durante la disputa, aunque otra hipótesis señala que varios presos murieron intoxicados incluso antes, debido a las emisiones de las garrafas que fueron abiertas en el lugar, lo que impidió que reaccionen para salvar sus vidas durante el posterior incendio.

Los resultados coinciden con algunos de los testimonios brindados por sobrevivientes de la pelea y personas que aún aguardan a que sus familiares se recuperen en centros médicos de la capital oriental.  Es el caso de Flavia (nombre ficticio) que el sábado habló con La Razón en la sala de espera del Hospital San Juan de Dios y narró lo sucedido con su hijo José.

“Él me contó que se despertó cuando sintió el olor a humo y a gases. Cuando se levantó, las garrafas estaban todas abiertas. Él se levantó y huyó al segundo piso con dos amigos a los que ayudó envolviéndolos con sábanas para que no se quemaran ni sintieran el olor. Allí vio cómo tres personas utilizaban una garrafa para quemar a la gente”.

Daniel Vaca, padre de otro de los heridos que se recupera en el mismo nosocomio, narró que su hijo estaba durmiendo cuando fue golpeado con un garrote en la cabeza. “Él despertó atontado, entonces ya habían prendido fuego en el lugar, (los agresores) habían usado una garrafa como lanza llamas y él tuvo que correr y subió al tercer piso pero el humo no le dejaba ver ni respirar, hasta que rompió una ventana y por ahí escapó. Está grave pero no está a punto de morir”, contó.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia