Seguridad nacional

Penal de Palmasola aún no logra ser un ‘centro de rehabilitación’

Los reos de la cárcel de Palmasola, que cuenta con una población de 5.400 personas, corroboraron a este diario la inexistencia de políticas de rehabilitación que permitan a quienes alcanzan su libertad reinsertarse efectivamente a la sociedad.

Iniciativas. Puestos de venta en el penal de Palmasola. Se trata más del impulso de los propios internos antes que de un apoyo institucional sostenido. Foto: Iván Condori

Iniciativas. Puestos de venta en el penal de Palmasola. Se trata más del impulso de los propios internos antes que de un apoyo institucional sostenido. Foto: Iván Condori

La Razón (Edición Impresa) / Iván Condori / Santa Cruz

02:22 / 10 de febrero de 2014

El penal de Palmasola aún no puede ser llamado un “centro de rehabilitación”; testimonios de los internos lo corroboran. Varios delincuentes en Santa Cruz hoy son reincidentes y esto se explica, en parte, porque no hay una real reinserción social en la cárcel.

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN), coronel Jhonny Requena, confirmó que 45 aprehendidos por la Policía en un solo mes formarían parte del ejército de 104 presos que en noviembre de 2013 fueron liberados con medidas sustitutivas otorgadas por jueces de la capital oriental.

La autoridad policial lamentó la facilidad con que los internos obtienen su libertad condicional y la benevolencia de los administradores de justicia. Atribuyó la oleada de violencia registrada en Santa Cruz a los exinternos que están libres.

Los reos de la cárcel de Palmasola, que cuenta con una población de 5.400 personas, corroboraron a este diario la inexistencia de políticas de rehabilitación que permitan a quienes alcanzan su libertad reinsertarse efectivamente a la sociedad.

Julián, que cumple una condena de diez años por abuso sexual, afirmó que en el pabellón abierto de Palmasola no existe ninguna actividad de parte del Estado para lograr la rehabilitación de los reclusos.

Los presidiarios señalaron  que no reciben ninguna terapia ocupacional de parte de las autoridades del Gobierno.

Carpintería. “Hay algunos internos que se dedican a la carpintería, tallado en madera, pintura y artesanías, pero lo hacen de manera individual”, destacó uno de los internos.

El director nacional de Régimen Penitenciario, Javier Aramayo, sin referirse a las falencias en materia de rehabilitación en las penitenciarías, anunció que se trabaja en políticas relacionadas con terapias ocupacionales para los reclusos a través de la formación académica y la asistencia social.

Adelantó  acuerdos con las universidades públicas del país, para que éstas a través de sus diferentes carreras presten servicios académicos a los privados de libertad y también asistan al sistema penitenciario.

“Los mismos profesores de la UAGRM (Universidad Autónoma Gabriel René Moreno)  serán los encargados de pasar clases para validar los estudios”, indicó el director.

Carlos, preso por robo agravado, manifestó que hay muchas necesidades en Palmasola. “La Iglesia Católica ha instalado una carpintería y una sastrería para apoyar a la población carcelaria, de ahí en más no existe ningún otro apoyo”.

Aramayo dijo que sostiene  reuniones con entidades económicas de Santa Cruz para fortalecer proyectos productivos hacia la reinserción social de los internos a través de la generación de fuentes laborales.

Buscan dinero para una panadería

Iván Condori

La inexistencia de recursos económicos y el escaso apoyo de parte de Régimen Penitenciario no permiten echar a andar la panadería construida por un grupo de internos del penal de Palmasola.

Los reos contaron que esta infraestructura fue construida en la gestión 2013, como área de terapia ocupacional. “Fue un trabajo arduo de los compañeros que buscan crear su propia rehabilitación, pero faltan recursos para comprar la maquinaria que se requiere para su funcionamiento”, dijo uno de los internos.

El galpón está listo para la instalación de las máquinas necesarias. “Estamos a la espera de la cooperación de alguna institución para hacer efectiva la compra de los implementos que requiere la panadería”, indicaron los reclusos.

Otro grupo de internos que se dedica a trabajos de carpintería lamentó la restricción del ingreso de gasolina y tíner, elementos esenciales para el preparado del barniz.

El hacinamiento impide la formación de los reclusos

Iván Condori

El hacinamiento y los conflictos en las cárceles del país no permiten la implementación de políticas de rehabilitación para la reinserción de los privados de libertad a la sociedad, remarca el exdirector nacional de Régimen Penitenciario, Wilson Soria.

Por el momento es complicada la creación de terapias ocupacionales para los convictos en materia educativa, laboral, psicológica y religiosa, porque no existen las condiciones, destacó.

“Mientras no se sanee el problema del hacinamiento, siempre vamos a enfrentar esa gran deficiencia en materia de rehabilitación y esto se exterioriza cuando el reo que obtiene su libertad y sale a las calles hace lo mismo que hacía antes de ser detenido”, indicó la exautoridad.

Según Soria, lo ideal es la implementación de la fase pospenitenciaria, con la participación de instituciones que hagan de puente entre el recluso a punto de salir y la sociedad.

Trabajo. “En esta fase se prepararía al convicto para que cuando salga pueda integrarse a la sociedad a través del acceso a un fuente de trabajo, el apoyo de la familia y los amigos, evitando así volver a las calles”, refirió.

Otra de las sugerencias es la creación de ciudadelas penitenciarias, que consiste en la construcción de amplios ambientes dentro de los penales de Santa Cruz, La Paz y Cochabamba, para la instalación de talleres educativos, productivos, artísticos y deportivos. “Hay que darle al privado de libertad un mejor acceso a la recuperación”, sostuvo.

Soria dejó entrever que actualmente existen terapias ocupacionales implementadas por organizaciones no gubernamentales (ONG), instituciones religiosas y otros sectores. “Lo que pasa es que no alcanza en la magnitud del número de los privados de libertad; uno de los grandes problemas es la falta de espacios suficientes”.

‘Los únicos que vienen son los evangelistas y la Iglesia’

Juan, que pasea por las calles estrechas del Pabellón 4 para matar el tiempo, se sorprendió cuando se le consultó sobre las terapias de rehabilitación que recibe: “¿Qué es eso? Por que aquí no hay nada de ello, es más, los únicos que vienen son los evangelistas y la Iglesia Católica,

Que se acercan para hablarnos de Dios”

Una deuda de la Justicia y de Régimen Penitenciario

“Es necesario que Régimen Penitenciario haga políticas de reinserción social; y la Justicia, otro tema pendiente, debe trabajar en la aplicación de medidas sustitutivas a quienes realmente las merezcan como consecuencia de la aplicación de políticas de reinserción social”, señaló el defensor del Pueblo en Santa Cruz, Hernán Cabrera..

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia