Seguridad nacional

Perú dice que caso Belaunde no es político, sino judicial

El peruano presentó ayer documentación a la Conare

Detenido. El empresario peruano Martín Belaunde, en las oficinas de la FELCC de La Paz, en enero.

Detenido. El empresario peruano Martín Belaunde, en las oficinas de la FELCC de La Paz, en enero. Foto: José Lavayén

La Razón (Edición Impresa) / Williams Farfán / La Paz

00:00 / 14 de febrero de 2015

El embajador del Perú en Bolivia, Benjamín Chimoy, ratificó que el proceso en contra de Martín Belaunde es judicial y no político. Jorge Valda, abogado del empresario, presentó ayer la apelación al fallo de la Comisión Nacional del Refugiado (Conare) que rechazó el pedido de refugio.

Las declaraciones surgen después de que el 16 de enero Belaunde formalizara su pedido de refugio ante la Conare de Bolivia, el cual fue rechazado por este organismo en primera instancia, el 26 de enero.

“Este caso es totalmente judicial y de cooperación entre ambos países, y en esto no interviene la política, la diplomacia, sino para apoyar la cooperación judicial.

Los magistrados peruanos deberán exponer sus argumentos de igual manera que lo hacen las diferentes partes en el proceso, pero el tema está totalmente judicializado, no es un caso político sino judicial”, informó ayer Chimoy a los periodistas, tras un acto oficial del cuerpo diplomático acreditado en Bolivia.

Formalidad. Al respecto, Valda rechazó las aseveraciones del diplomático y explicó un abanico de puntos que demuestran una persecución política en contra de su cliente. “Por qué el Ministro de Justicia del Perú se reúne con los fiscales acompañado del asesor del presidente Ollanta Humala y les ordena a los fiscales que le hagan creer que Belaunde podrá defenderse”.

Otra observación que planteó apunta a la interrogante de por qué la exesposa de Belaunde, Victoria Altuna Moreno, es perseguida penalmente solamente por ser familiar del empresario. Asimismo, por qué Humala llama, personalmente, a su par boliviano Evo Morales para pedir que expulse a Belaunde, lo que no sería parte de su competencia.

“Por último, por qué el Tribunal de Justicia de Perú dispone, tras cuatro años de investigación, que no hay una prueba que acredite el delito de peculado, rechaza el pedido de extradición y el mismo presidente de la Corte Suprema de Justicia afirma que no se someterán a voluntades políticas y que no existen delitos a carta en el Perú”.

Belaunde es acusado en Perú por delitos vinculados con la corrupción, por ello el Ministerio Público del Perú solicitó investigar los delitos de malversación de fondos y enriquecimiento ilícito que pudo cometer el empresario. Desde el 11 de septiembre de 2014 hay una orden de captura internacional.

Valda confirmó a este diario que ayer presentó a las 11.30 la apelación al fallo de la Conare que rechazó en primera instancia su solicitud de refugio; en éste, aseguró, se demostrará que Belaunde sí es un perseguido político en Perú. Los pilares de la apelación son las preguntas expuestas por Valda.

Belaunde actualmente tiene detención domiciliaria dictada por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Bolivia, dictada por la Sala Plena desde el 21 de enero, esto a pedido de la Justicia peruana, mientras elaboraba el expediente de pedido de extradición, pero la semana pasada éste fue rechazado por la Corte Suprema de Perú.

Por eso Belaunde solicitó su libertad irrestricta y eso fue rechazado por el TSJ por falta de documentos legalizados. El 10 de febrero esta instancia requirió a su similar peruano la certificación; Valda ya presentó los papeles.

Pedido de libertad

Proceso

El presidente del Tribunal Supremo, Jorge von Borries, afirmó  que la Sala Plena no fue convocada para tratar el tema del peruano Martín Belaunde, pero el decano Rómulo Calle dijo que el caso se lo tratará después de Carnaval.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia