Seguridad nacional

Las esposas de suboficiales anuncian huelga de hambre

FFAA. Denuncian cambio intempestivo de destino a los militares

Medida. Los uniformados de todo el país iniciaron medidas de presión para hacer estudios superiores.

Medida. Los uniformados de todo el país iniciaron medidas de presión para hacer estudios superiores. Fernando Cartagena.

La Razón (Edición Impresa) / Luis Mealla / La Paz

00:00 / 19 de abril de 2014

Esposas de los suboficiales y sargentos de las Fuerzas Armadas (FFAA) anunciaron ayer la instalación de un segundo piquete de huelga de hambre, esta vez en Cochabamba. Reclaman una ley para que sus cónyuges estudien y asciendan al grado de oficiales técnicos.

“Hasta ahora no nos han explicado los cambios de destino que se han dado a partir de hoy (por ayer), ni por qué se cerró la Escuela de Perfeccionamiento Técnico Aeronáutico (EPTA); no nos han dado ninguna explicación lógica y ahora lo único que pedimos es que el Presidente (Evo Morales) nos  escuche”, sostuvo una de las representantes de este sector que pidió no ser identificada para evitar represalias.

A inicios de este mes, militares de baja graduación plantearon, a través de un proyecto de ley, la eliminación de sus rangos con la perspectiva de ascender a oficiales técnicos para realizar estudios académicos superiores, al igual que los oficiales y acceder a cargos jerárquicos en las FFAA.

Proyecto. Empero, la propuesta fue rechazada y los dirigentes de la Asociación Nacional de Suboficiales y Sargentos (Ascinalss) aseguraron que fueron víctimas de amenazas  de sus superiores por exigir “la descolonización” de la institución.

En tanto, fuentes militares anunciaron ayer a La Razón que este lunes el comandante en Jefe de las FFAA, almirante Víctor Baldivieso, brindará una conferencia de prensa para emitir un informe y posición al respecto.

En pasados días también se denunció que fueron dados de baja al menos 60 sargentos que estaban becados en la Escuela Militar de Ingeniería (EMI), porque tomaron algunas medidas de presión. Lo mismo ocurrió con el personal militar que pasaba clases en la EPTA de la ciudad de Cochabamba.

“Lo único que pedimos las esposas  de los suboficiales y sargentos de las Fuerzas Armadas es que se cumpla la Constitución, la Ley Antirracismo y de Transparencia, cosa que en la institución no existe”, agregó la dirigente.

En señal de protesta, los afiliados a Ascinalss se replegaron a sus unidades y sus esposas instalaron un primer piquete en La Paz. Ante ese panorama, el Gobierno, a través del ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana,  advirtió que no tolerará “sindicatos” en filas ni instituciones militares.

“Una Fuerza Armada que delibera es una amenaza para la sociedad. No podemos tolerar sindicatos, tenemos otros espacios, lo que no significa que no se reconozcan sus derechos constitucionales”, precisó la autoridad.

Pese al anuncio, los suboficiales y sargentos abandonaron sus fuentes de trabajo y se replegaron. Incluso, un representante de ese sector, que prefirió el anonimato, señaló que desde el lunes no irán a sus fuentes laborales.

Producto de este repliegue, existe una amenaza de que los vuelos del Transporte Aéreo Militar (TAM) se cancelen, puesto que uniformados de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) hacen el mantenimiento de las naves, despacho y la recepción de pasajeros. Desde esa línea aérea militar descartaron el extremo y aseguraron que el  servicio no sufrirá ninguna alteración.

Detalles del conflicto

Demanda

Piden eliminar sus rangos para ascender a oficiales técnicos y hacer estudios superiores.

Cantidad

En las tres fuerzas, los militares de bajo rango son más de 11.000.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia