Seguridad nacional

Persiste el conflicto policial en Oruro por cambio de destinos

Reunión. El diálogo con las autoridades no alcanzó ningún acuerdo

Protesta. Los efectivos policiales mantienen su vigilia en predios del Batallón de Seguridad Privada.

Protesta. Los efectivos policiales mantienen su vigilia en predios del Batallón de Seguridad Privada. Juan Mejía.

La Razón (Edición Impresa) / Juan Mejía / Oruro

02:22 / 25 de septiembre de 2015

Las negociaciones, que se instalaron ayer en Oruro, entre una comisión de la Inspectoría General de la Policía Nacional y efectivos del Batallón de Seguridad Privada no alcanzaron acuerdos. Los uniformados rechazan los cambios de destino que se dispusieron.

Los policías de esta unidad, que se encarga de la vigilancia de instituciones privadas, se encuentran parapetados en el edificio donde funciona su batallón junto a sus esposas e hijos. Piden a las autoridades policiales que reconsideren la determinación que afecta a cerca de la mitad de los efectivos.

Según uno de los afectados, ellos tienen la información de que ante el fracaso de las negociaciones se habría determinado intervenir la movilización con otras unidades. Afirmó que esta acción representa un riesgo de enfrentamiento y podría afectar a los familiares que están acompañando la medida de presión.  “Estamos preparados; si ellos vienen con gases, tenemos gases; si ellos vienen con armas, tenemos armas”, afirmó uno de los movilizados.

Diálogo. El comandante departamental de la Policía en Oruro, coronel Rodolfo Tapia, explicó que se han hecho los mayores esfuerzos para alcanzar un acuerdo entre la comisión que llegó desde La Paz y los representantes. No obstante, reconoció que no hubo ningún acuerdo.

“Algunos ya han aceptado y han recogido sus memorándums, pero entendemos la preocupación de las esposas y de nuestros camaradas. No tenemos la mínima intención de enfrentarnos con ellos y descartamos cualquier intervención”, se comprometió el jefe policial.

En respuesta, los policías de seguridad privada rechazaron esa versión y aseguraron que ningún uniformado aceptó el cambio de destino.

El grupo de esposas que acompaña la medida de presión manifestó su preocupación por los memorándums y adelantó que no desistirá de su protesta hasta que consiga una respuesta favorable, según una representante, que no quiso revelar su nombre por miedo a represalias.

De acuerdo con los movilizados, en el ámbito nacional hay al menos 4.500 efectivos en esta unidad. En Oruro existen 365 y 140 tienen la orden de traslado a otras regiones, mientras que el resto continúa con sus funciones de vigilancia en bancos y empresas privadas.

El martes, la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP) intentó dispersar la movilización con el uso de gases lacrimógenos. Durante el operativo, fueron las mujeres las que se llevaron la peor parte, ya que fueron rociadas con agentes químicos en los ojos, golpeadas y arrastradas. Denunciaron que esta acción se desarrolló a pesar de la presencia de niños.

El inspector general de la Policía Boliviana, general César Reynaga Rojas, quien llegó a Oruro con la misión de solucionar el planteamiento de los uniformados, aseguró que se consideró la demanda de éstos.

“Ellos piden no ser destinados, pero ese destino es una parte normal de lo que significa el trabajo mismo del policía. En este momento este grupo no está trabajando en las empresas porque éstas han rescindido contrato; además, el salario del policía es cubierto con el pago de estas empresas por el servicio de seguridad”, indicó.

Las principales motivaciones para la protesta son el factor económico y la desintegración de las familias. Según la versión de una de las esposas, en otros distritos del país se debe considerar un mayor gasto de alquiler de vivienda y también alimentación, monto que no podrán asumir porque sus maridos reciben un salario que oscila entre Bs 2.600 y Bs 2.700.

Motivos para el rechazo

Económico

Los policías y sus esposas argumentan que ir a otro departamento implica  un mayor costo que no pueden cubrir.

Familiar

Por otro lado, argumentan que un cambio repentino les obliga a desintegrar a sus familias.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia