Seguridad nacional

Si Belaúnde no se justifica, su causa será diplomática

Refugio. La Ministra de Justicia condiciona el caso del peruano

Citación. Periodistas bolivianos y extranjeros esperaron ayer la llegada de Martín Belaúnde al Conare.

Citación. Periodistas bolivianos y extranjeros esperaron ayer la llegada de Martín Belaúnde al Conare. Miguel Carrasco.

La Razón (Edición Impresa) / R. Atahuichi, W. Farfán / La Paz

03:40 / 06 de enero de 2015

El Gobierno adelantó que el caso del peruano Martín Belaúnde —buscado en su país y posiblemente escondido en Bolivia— será “una cuestión diplomática” si es que el extranjero no justifica su solicitud de refugio en Bolivia. El hombre no se presentó ayer ante el Conare en La Paz.

La ministra de Justicia, Sandra Gutiérrez, se refirió ayer al posible ingreso ilegal del ciudadano y a su eventual situación posterior. “Si este personaje (Belaúnde) no cumple con los requisitos para que esté presente acá y si es que ingresó de una manera ilegal, entonces se lo tendrá que devolver, pero esto ya es una cuestión diplomática”, manifestó la autoridad.

Empresario y exjefe de campaña del presidente de Perú, Ollanta Humala, Belaúnde debía presentarse ayer en oficinas del Consejo Nacional del Refugiado (Conare) en La Paz para explicar los motivos de su solicitud presentada el 15 de diciembre de 2014. No lo hizo, y una fuente del organismo consideró en una conversación con el diario       La Razón que aquél no podrá ser aprehendido por la Policía Boliviana mientras no se conozca ni se resuelva su condición de solicitante de refugio en un plazo de 120 días.

Trámite. El artículo 4 de la Ley 251, de Protección a Personas Refugiadas en Bolivia, establece que “ninguna persona refugiada o solicitante de tal condición, cuya solicitud se encuentre pendiente de resolución firme, podrá ser devuelta a su país de origen o a otro país donde su vida, seguridad o libertad peligre por cualquiera de las causales (…)”.

El peruano —que  hoy podría ir a declarar ante el Comité Técnico del Conare— es buscado por la Justicia de su país desde el 29 de mayo de 2014, cuando un juez dictó su prisión preventiva de 18 meses por delitos de corrupción en el caso “La Centralita”.

Es acusado de utilizar su empresa Ilios Producciones para ocultar el desvío de fondos públicos. Planificaba campañas para desacreditar a los enemigos políticos e investigadores de César Álvarez, expresidente regional de Áncash (Perú).

Ante esa situación, decidió pasar a la clandestinidad y mandó un mensaje dirigido al Palacio de Gobierno peruano. “Gratis no me voy a ir a la cárcel”, declaró en una entrevista difundida el 9 de noviembre de 2014. La ministra Gutiérrez indicó que, a la fecha, su despacho no recibió documentación alguna sobre la solicitud, ni de parte del Conare ni de parte de autoridades del Perú. “El hecho que haya solicitado (refugio) se debe analizar; previa revisión de toda la documentación presentada (se verá) si corresponde o no (aprehenderlo). Nosotros como Bolivia no nos vamos a convertir en un país que refugie a delincuentes”, aseveró.

Andrés Zúñiga, abogado de al menos cuatro refugiados políticos en Bolivia, señaló que el Gobierno debe respetar las leyes y convenios internacionales, y no se debe aprehender a Belaúnde por la solicitud que hizo, trámite que activó el derecho protectivo.

Según los matutinos peruanos, Humala afirmó que el Poder Judicial pidió traer a tres personas, implicadas en el caso: Rodolfo Orellana, Benedicto Jiménez y Martín Belaúnde. De este último se sabe que ingresó al país, como también salió en varias ocasiones.

Nada en el tribunal

Solicitud

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) aún no recibió ninguna solicitud de extradición del peruano Martín Belaúnde. “Este Tribunal no recibió ninguna comunicación oficial de la Cancillería”, dijo el magistrado Fidel Tordoya.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia