Seguridad nacional

Róger Pinto escapó de Bolivia y el Ejecutivo espera informe de Brasil

Se anunció que el político brindará una conferencia de prensa en Brasilia

La Razón / Miguel Gómez / La Paz

01:12 / 25 de agosto de 2013

El senador Róger Pinto escapó del país y se encuentra en Brasil, según fuentes extraoficiales. La Ministra de Comunicación señaló que para el Gobierno, el opositor sigue en la embajada brasileña y que se solicitó una versión oficial del Ejecutivo de la nación vecina.

La noticia cundió en las redes sociales cuando el periodista José Pomacusi informó, ayer por la tarde, en su cuenta de Twitter: “Primicia total: Róger Pinto ya no está en Bolivia”. Horas más tarde, colegas y políticos comenzaron a ratificar el hecho y a mandar tuits de apoyo al pandino. Uno de ellos fue el exgobernador beniano Ernesto Suárez: “Por fin pudo reunirse con su familia un gran amigo, un perseguido político ...en buena hora querido chonta Pinto!!!!!!!! (sic)”.

Pinto se encontraba en la Embajada de Brasil de la ciudad de La Paz, en la avenida Arce, desde el 28 de mayo de 2012, cuando solicitó asilo al mandato de Dilma Rousseff, bajo el alegato de que es un perseguido político; petición que le fue concedida. El asambleísta tiene en su contra al menos 13 procesos judiciales por supuestos actos de corrupción (ver infografía). Inclusive, fue condenado a un año de prisión por un tribunal pandino, por un daño económico al Estado de más de Bs 11 millones, cuando fungía como director de la Zona Franca de Pando.

Sorpresa. Aproximadamente a las 16.00 de ayer, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, en breve contacto telefónico con La Razón, y con tono sorprendido, afirmó que desconocía datos sobre la fuga del parlamentario de Convergencia Nacional (CN). “No tengo ninguna información, quizás más tarde se sepa con precisión”. Paralelamente, y nuevamente en Twitter, la ministra de Comunicación, Amanda Dávila, salía al paso con un tuit.

“Para el gobierno boliviano, el senador Roger Pinto continúa, oficialmente, en la embajada de Brasil en Bolivia (sic)”. Poco después  lanzaba un mensaje directo al periodista que inició la comidilla. “Pomacusi dice que Pinto ya no está en Bolivia. Esa información, en poder de sus allegados, debe ser confirmada por Brasil vía diplomática”. A las 17.00, enviaba otra “declaración web”: “El gobierno boliviano no dio, porque la ley se lo impide, ningún salvoconducto a Pinto, para Brasil ni otro país”.

Pinto vivía en la embajada brasileña porque el Ejecutivo no le otorgó el salvoconducto para viajar a Brasil. El canciller boliviano, David Choquehuanca, a finales de julio, aclaró que no se podía emitir el documento. “El senador Pinto tiene procesos por delitos comunes, está en manos de la Justicia, la normativa internacional dice que los que tienen procesos o sentencias por delitos comunes no son merecedores de asilo”.

Pero ayer por la tarde, con el pasar de las horas, más fuentes ratificaron la salida del político pandino. La agencia EFE citó a una fuente próxima al caso que pidió reserva en su identidad por razones de seguridad y por lo delicado del asunto. “Está ya en Brasil y en las próximas 48 horas convocará a una rueda de prensa, que posiblemente será en Brasilia”.

Luis Vásquez, abogado de Pinto, señaló a La Razón que no podía comunicarse con su defendido. No obstante, Fernando Tiburcio, abogado del legislador opositor en Brasil, comunicó al portal Oxígeno que la noticia está confirmada y que se preparará una conferencia de prensa. El diario El Deber informó que el involucrado partió el viernes por la noche. La red Erbol indicó que, según una fuente diplomática, el político llegó a Brasil a las 12.30, hora boliviana, y que se reunirá con sus familiares en la capital Brasilia.

La ministra Dávila recalcó a La Razón que la salida de Pinto del país sólo podía ser ratificada o desmentida a la Cancillería boliviana mediante un informe o comunicado diplomático de Brasil, lo que ya fue solicitado por el Gobierno. “No podemos realizar especulaciones”. Y a las 19.00 escribió otro tuit: “Si el senador #Pinto ya no estuviese en Bolivia, su status habría cambiado de ‘refugiado’ a prófugo de justicia, sujeto a extradición (sic)”.

El senador se instalaría en ciudad del Acre

Hija del político afirma que su familia también se encuentra en Brasil

Carlos Corz - El senador  Róger Pinto radicará, junto a su familia, en una ciudad del estado del Acre (Brasil), informó su hija Denise, quien evitó dar detalles sobre la ubicación de su padre hasta la noche de ayer y se limitó a señalar que, efectivamente, está en Brasil.

Denise indicó, en contacto telefónico con La Razón, que también se encuentra en la nación vecina y que espera, junto a su familia, reunirse en breve con su progenitor, quien estuvo desde mayo de 2012 en la embajada brasileña en La Paz, a la espera de un salvoconducto que le permitiera viajar y acogerse al asilo político concedido por el gobierno de Dilma Rousseff.

“Lo único que mi papá ha podido decir es que él está bien, está sano, está en seguridad y esa es la única información que tenemos como familia”, reveló Denise, quien luego aseguró que el contacto fue desde Brasil, por la red internet.

Asimismo, afirmó que no sabía de la acción ejecutada y que el martes fue la última vez que vio a su padre en la legación diplomática de La Paz. “Ya hemos tomado la decisión de quedarnos en Brasil, en el estado del Acre; todavía no sabemos en qué ciudad, pero creemos que es mucho más conveniente”, manifestó y añadió que el lunes se ofrecerá una conferencia de prensa en Brasilia para explicar la situación de Pinto y la forma en que abandonó Bolivia.

La ministra de Comunicación, Amanda Dávila, informó, mediante su cuenta de Twitter, que el Gobierno solicitó un informe oficial a Brasil. Pinto tiene al menos 13 procesos judiciales en el país y logró el asilo en Brasil bajo el argumento de persecución política.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia