Seguridad nacional

Romero niega que en Bolivia haya presencia de cárteles

Droga. El Ministro de Gobierno dice que no recibió reporte oficial de Perú sobre el cártel de Sinaloa en el país

Interdicción. El titular de Gobierno, Carlos Romero, tras presentar ayer cocaína confiscada.

Interdicción. El titular de Gobierno, Carlos Romero, tras presentar ayer cocaína confiscada. Wara Vargas.

La Razón (Edición Impresa) / Juan José Cusicanqui / La Paz

03:48 / 29 de noviembre de 2013

La presencia del cártel de Sinaloa o de otros cárteles de narcotráfico en el país fue desvirtuada ayer por el ministro de Gobierno, Carlos Romero. No obstante, la autoridad advirtió de la llegada de emisarios de grupos externos que buscan contactos o enlaces en Bolivia para el negocio ilícito.

De esa forma el titular de Gobierno salió al paso de información difundida esta semana por el diario peruano La República, en sentido de que un piloto boliviano que fue abatido días atrás en la selva del vecino país, cuando intentaba transportar droga, era parte de una filial del cártel de Sinaloa que supuestamente opera en Bolivia. La nota citó a fuentes de la Dirección Antidrogas de la Policía de Perú (Dirandro).

“No tenemos ningún reporte oficial de las autoridades peruanas (en ese sentido). Hay una versión periodística que tendrá una fuente, seguramente será seria, pero no tenemos ningún reporte oficial de que ha sido abatido un señor ligado a un cártel”, dijo Romero.

El ministro hizo la afirmación cuando presentó en El Alto tres casos de decomiso de cocaína. Estaba acompañado por el viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres, y de los comandantes de la Policía, general Alberto Aracena, y de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN), coronel Mario Centellas.

El miércoles, tras conocerse el reporte del diario peruano, el viceministro Cáceres indicó a este diario que pedirá un informe oficial a la Dirandro para llevar la investigación respectiva. El lunes, esta autoridad señaló que en la zona fronteriza de Bolivia y Perú hay cerca de 70 pistas clandestinas que son utilizadas por narcotraficantes.

Romero también se refirió al piloto abatido a tiros por policías antidrogas peruanos, Ángel Roca Rivera. Indicó que por los antecedentes que tiene registrados la FELCN, este señor estuvo preso en Bolivia por delito de narcotráfico en 1993, aunque luego fue beneficiado con el decreto de los “narcoarrepentidos”. Agregó que Roca trabajó junto al narcotraficante Lima Lobo, en Beni, y no descartó que haya tenido relación con narcos colombianos. Recalcó que no se tiene información de que haya pertenecido a algún cártel.

“Si fuera un caso tan grave de un cártel que estaría operando entre Bolivia y Perú, lo mínimo que hubiera habido es una comunicación de las autoridades peruanas”, advirtió Romero cuando negó la presencia de cárteles.

Además, para descartar operaciones de cárteles en el país el Ministro de Gobierno citó al menos tres argumentos. El primero indica que en ninguna zona de Bolivia hay ausencia del Estado, pues esa situación implicaría que las normas hayan sido “desalojadas” o no se las cumpla o que las instituciones que la representan hayan sido desalojadas del territorio.

El segundo, acotó, en el país no hay una estructura militar armada con un poder económico para controlar a toda una población. Cuando citó el tercer argumento Romero apuntó que los cárteles tienen protección política, aspecto que tampoco se presencia en el país.

“No hay un informe oficial (de la presencia del cártel de Sinaloa) respaldado en una investigación objetiva, ni una comunicación siquiera de parte de las autoridades peruanas. En nuestro caso no hemos verificado de que existan cárteles funcionando en Bolivia, más bien hemos descartado esta posibilidad”, manifestó Romero.

El lunes, Informe La Razón publicó una investigación sobre narcotráfico en Bolivia y Perú. Las autoridades del área indicaron que hay entre tres y cuatro narcovuelos diarios en la zona fronteriza selvática de ambos países. Además, remarcaron que hay reuniones binacionales para coordinar labores.

Bolivia y Perú firman acuerdos

Actas

Autoridades de Perú y Bolivia, durante la Reunión Ordinaria de la Comisión Binacional Fronteriza en Lima, suscribieron acuerdos de cooperación en defensa, reportó EFE.

Delegados

El jefe de la II División del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas del Perú, James Thornberry, y el viceministro de Defensa de Bolivia, Adolfo Sandoval, debatieron la trata y tráfico de personas, contrabando, narcotráfico e ingreso ilegal de extranjeros, entre otros.

El Gobierno espera que apoyo de la UE aumente

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, afirmó que el Órgano Ejecutivo espera tener un apoyo más amplio de la Unión Europea (UE) en materia antidrogas. “Estamos en la expectativa de recibir un apoyo más significativo de la Unión Europea. La misión que vino en anteriores días (a Bolivia) nos ha expresado ese compromiso y esa posibilidad y ojalá podamos concretarlo, es un trabajo que lo estamos haciendo de manera muy interactiva con ellos”, declaró Romero.

El lunes, la Unión Europea demandó al Gobierno diseñar una política pública sobre la coca, luego de haberse publicado a mediados de este mes los resultados del estudio integral de la hoja, trabajo que establece que en el país hace falta cultivar 14.705 hectáreas de coca para cubrir la demanda de 3.082.000 consumidores. La investigación indica que tres de cada diez bolivianos consumen el vegetal.

Confiscan 147 kilos de clorhidrato de cocaína

Efectivos de la Fuerza  Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) decomisaron 147 kilos de clorhidrato de cocaína en tres operativos realizados en el departamento de La Paz, informó ayer el ministro de Gobierno, Carlos Romero.

La autoridad gubernamental indicó que este cargamento iba a ser trasladado a Brasil, a través de la zona fronteriza de Puerto Suárez, en el departamento de Santa Cruz, y que el mismo tenía un valor aproximado de $us 1,7 millones en territorio del vecino país. Los policías antidrogas confiscaron la cocaína en los operativos San Roque, Pocoata y Ventilla.

“Hablamos de organizaciones proveedoras de la droga desde el Perú que realizaban el traslado de la mercancía a través de las ciudades bolivianas de La Paz, Cochabamba, Santa Cruz y Puerto Suárez, y de gente que iba a recibir la cocaína en frontera con la República Federativa del Brasil”, refirió Romero y advirtió que las investigaciones apuntan  a hallar los nexos en ambos países.

Al dar a conocer los datos estadísticos de tareas de interdicción, el titular de Gobierno informó que, hasta el 25 de noviembre, la FELCN decomisó 92,4 toneladas de droga, entre pasta base de cocaína, clorhidrato y marihuana.

Además hizo conocer que la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) erradicó 10.591 hectáreas (h) de coca excedentaria e ilegal en el país. Detalló que 6.900 h corresponden al trópico cochabambino, 3.100 h a Yungas de La Paz y 507 h a Yapacaní e Ichilo, en el departamento de Santa Cruz.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia