Seguridad nacional

Sargentos se repliegan ante represalias a sus dirigentes

FFAA. Rechazan la baja de militares. El Gobierno advierte que no tolerará sindicatos en la institución armada

Protesta. Suboficiales y sargentos de la Fuerza Aérea frente a la II Brigada, en Cochabamba, ayer.

Protesta. Suboficiales y sargentos de la Fuerza Aérea frente a la II Brigada, en Cochabamba, ayer. Fernando Cartagena.

La Razón (Edición Impresa) / Williams Farfán / La Paz

03:38 / 18 de abril de 2014

Suboficiales y Sargentos de las Fuerzas Armadas se replegaron ayer de sus unidades en protesta por las represalias a sus dirigentes que se movilizaron para exigir una descolonización en la institución castrense. El Gobierno advierte que no tolerará “sindicatos” en filas militares.

El conflicto empezó el 3 de abril, cuando los militares de baja graduación presentaron un anteproyecto de ley en el que plantean la eliminación de sus rangos para que puedan ascender a oficiales técnicos y que les dejen realizar estudios superiores, al igual que los oficiales, para acceder a cargos jerárquicos en las Fuerzas Armadas (FFAA).

“Como primera medida que hemos tomado es abandonar nuestras fuentes de trabajo y nos replegamos en todo el país a las respectivas sedes de la Asociación Nacional de Suboficiales y Sargentos (Ascinalss) de los nueve departamentos”, informó uno de los representantes de los militares que pidió el anonimato, por temor a represalias.

Explicó que la medida se debe a que se dio de baja a al menos 60 sargentos que estaban becados en la Escuela Militar de Ingeniería (EMI), además del personal militar que pasaba clases en la Escuela de Perfeccionamiento Técnico Aeronáutico (EPTA).

“En la EMI se les dio de baja porque antes tomaron algunas medidas de presión y se lo hizo mediante un sumario, todos los cursos fueron dados de baja. Son tres cursos y de las tres fuerzas. En Cochabamba, la noche del miércoles intervinieron la EPTA miembros del Ejército y ya no hay ingreso, se lo clausuró”, remarcó el entrevistado por este diario.

Al referirse a este conflicto, el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, criticó las acciones de los uniformados. “Una Fuerza Armada que delibera es una amenaza para la sociedad”, advirtió la autoridad. “No podemos tolerar sindicatos, tenemos otros espacios, lo que no significa que no se reconozcan sus derechos constitucionales”, acotó la autoridad.

Advirtió también que es necesario preservar la disciplina, unidad del mando y respeto a las normas. “Si los soldados deliberan, estamos frente a una amenaza, esos soldados tienen armas; si no responden a la confianza de la sociedad, están enfrentado el riesgo de quebrar un orden institucional, por tanto tienen que enfrentarse a la justicia”.

Este diario intentó obtener la respuesta del comandante en Jefe de las FFAA, almirante Víctor Baldivieso, pero no se pudo, ya que en la Unidad de Comunicación se indicó que desconocían esta situación.

Esposas de los uniformados movilizados instalaron un piquete de huelga de hambre en La Paz, en contra de las bajas emitidas en los centros de formación. En Cochabamba, iniciaron una vigilia para que no se expulse a sus cónyuges que protagonizaron las movilizaciones dos semanas atrás.

Entre otras de las medidas de presión que asumirán los militares está que desde el lunes no retornarán a sus fuentes laborales. Producto de este repliegue, se indicó extraoficialmente que los vuelos del Transporte Aéreo Militar (TAM) se suspenderán, ya que los sargentos y suboficiales de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) hacen el trabajo de mantenimiento de las naves, despacho y recepción de pasajeros.

Sin embargo, fuentes oficiales del TAM afirmaron que los vuelos e itinerarios en la aerolínea se desarrollan con normalidad, pese al repliegue de los militares de baja graduación de esta repartición castrense.

Evalúan un posible diálogo

Análisis

Los uniformados de baja graduación que se movilizan anunciaron que durante esta jornada realizarán la evaluación de una posible reunión con el Comando en Jefe, pero el repliegue continuará.

Trabajo

En las tres fuerzas, los militares de bajo rango en todo el país sobrepasan los 11.000 uniformados, representados por la Asociación Nacional de Suboficiales y Sargentos.

Diputados espera plan de nueva LOFA

El presidente de la Cámara de Diputados, Marcelo Elío, afirmó ayer que aún no llegó a esa instancia legislativa el proyecto de cambios a la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas (LOFA) y está a la espera de ella para su tratamiento.

“Yo creo que se verá (en esta gestión) pero no conocemos todavía ningún anteproyecto sobre este tema. Tiene que basarse fundamentalmente en criterios que se expresen desde las altas esferas que tiene precisamente la plana mayor de las Fuerzas Armadas”, sostuvo Elío cuando fue consultado si este año podrían reformar la norma castrense. Sobre el repliegue, dijo que éste debe solucionarse internamente, ya que es un tema de disciplina.

El 4 de abril, el comandante en Jefe de las FFAA, almirante Víctor Baldivieso, afirmó a los medios de comunicación que esta nueva norma castrense está en plena etapa de elaboración y socialización dentro de las FFAA, en la que participan todos los miembros correspondientes, este trabajo ya se lo hace tres meses.

Gobierno dice que deben ir ante la Justicia

Ante el repliegue de los militares de baja graduación, el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, sostuvo que los uniformados indisciplinados de las Fuerzas Armadas (FFAA) deben ir a la Justicia.

“Es necesario preservar la disciplina, unidad del mando y respeto a las normas. Si los soldados deliberan estamos frente a una amenaza, esos soldados tienen armas; si no responden a la confianza de la sociedad, están enfrentando el riesgo de quebrar un orden institucional, por tanto tienen que enfrentarse a la Justicia”, advirtió Quintana quien criticó las protestas en Cochabamba.

El conflicto con los uniformados se reactivó ante la posible baja de los representantes de estos uniformados que se movilizaron para exigir la descolonización de las FFAA, protesta que no es permitido dentro la doctrina militar. Su ley orgánica establece que las FFAA son la institución armada fundamental y permanente del Estado boliviano y que sustentan como principios doctrinarios; preservar el mandato constitucional, la paz y la unidad nacional y la estabilidad de las instituciones democráticas del Estado, además de sustentarse en la cohesión de sus estructuras, su misión y organización vertical, basadas en principios fundamentales de disciplina, jerarquía, orden y respeto a la Constitución y sus leyes. En el artículo 4º de la citada norma interna se establece que “las Fuerzas Armadas como institución no realiza acción política partidista. Sus miembros gozan de los derechos, libertades y garantías ciudadanas y actuarán como electores de acuerdo con las disposiciones legales correspondientes (...)”.

Asimismo, el artículo 120 establece que los miembros de las FFAA en servicio activo se sujetarán a las siguientes disposiciones: “a. Prohibición para publicar, dictar conferencias o emitir opiniones orales o escritas, sobre temas que comprometan secretos militares y afecten la moral o la disciplina”.

El artículo 245 de la Carta Magna también refiere que la organización de las FFAA descansa en su jerarquía y disciplina y que es esencialmente obediente, no delibera y está sujeta a las leyes y a reglamentos militares

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia