Seguridad nacional

Las abarcas, parte del uniforme de las Fuerzas Armadas

Además del argumento histórico, su uso tiene el propósito de brindar descanso y comodidad a la tropa que utiliza las botas, también para evitar laceraciones en los pies u otro tipo de infecciones.

Un modelo de las abarcas que forman parte de la indumentaria militar. Foto: Mariana Pérez

Un modelo de las abarcas que forman parte de la indumentaria militar. Foto: Mariana Pérez

La Razón Digital / Mariana Pérez / La Paz

10:56 / 22 de julio de 2013

Los primeros soldados bolivianos usaban en vez de botas, rústicas abarcas, una especie de zapatillas hechas de goma que hoy permanecen como parte del uniforme militar. Son entregadas no sólo a la tropa, sino también a los diferentes mandos, por lo que periódicamente son requeridas, principalmente a microempresas.

El director general de Logística del Ministerio de Defensa, coronel Germán Duran, consideró que las Fuerzas Armadas mantienen tradiciones a lo largo de la historia y una de ellas es, precisamente las abarcas que, según testimonios históricos, utilizaron los soldados en la Batalla de Aroma de noviembre de 1810 y en la Guerra del Pacífico de 1879.

Soldado con abarcas, 1879.

Un ejemplo de ello se observa en el documento “Memoria gráfica. Reintegración Marítima de Bolivia” (2013), que muestra a uno de los al menos 3.000 indígenas que lucharon en la contienda bélica contra Chile con uniforme militar rústico, rifle, corneta y por supuesto, las abarcas (ver imagen de la derecha).

En las áreas rurales son de uso común, por ello, tal vez, se explica que los combatientes indígenas las llevaban. Duran explicó que, además del argumento histórico, su uso tiene el propósito de brindar descanso y comodidad a la tropa que utiliza las botas, también para evitar laceraciones en los pies u otro tipo de infecciones.

Según las condiciones climatológicas y la pertinencia, se llega a instruir su empleo para realizar algunas operaciones tácticas y especiales, como se da en el caso de los satinadores de la Escuela de Cóndores Bolivianos (caracterizada por la instrucción en buceo, operaciones especiales de sabotaje, golpes de mano, contraterrorismo), señaló Duran.

El Ministerio de Defensa adquiere las abarcas de diferentes microempresas, mediante licitación,  con especificaciones de calidad puntuales en su fabricación. El material de las piezas debe ser de  goma prensada o vulcanizada, con trilla de ocho milímetros, plantilla de suela costurada a la planta con correas de cuero, y hebillas regulables.

Cada par debe contar con la certificación del Instituto Boliviano de Normalización y Calidad (Ibnorca) y la inscripción “Dotación del Ministerio de Defensa” y “Prohibida su venta”.

“Todo es fabricación boliviana, todo es producción nacional. El Sistema de Administración de Bienes y Servicios indica que debemos dar prioridad a pequeños y micro empresarios, a las asociaciones de productores y comunidades productivas”, precisó Duran y añadió que la adquisición y dotación es anual a todo el personal de las Fuerzas Armadas.

De acuerdo al Programa Anual de Operaciones 2013, publicado en la página web del Ministerio de Defensa, uno de los objetivos de la gestión es lograr un “adecuado abastecimiento logístico”, y se detalla la “Recepción y distribución de Artículos de Clase II: Botas, abarcas de goma y accesorios de limpieza, tela camuflada, cinturones de fibra sintética, tubos de dentífrico, entre otros” para el personal de la tropa.

La duración de las abarcas es de tres a cinco años y los modelos varían según la empresa fabricante. “Somos en la mayoría de las veces conservadores de nuestras tradiciones, por eso utilizamos nuestra prenda.  Cualquiera diría ¿Por qué una abarca, si no sirve? No. Esta prenda es muy importante, muy significativa para el combatiente”, destacó.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia