Seguridad nacional

Un delito común dio las pistas para capturar a ‘El Killer’

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, reveló esta mañana más detalles sobre el operativo de captura de Felipe Froilán Molina Bustamante, alias El Killer, sentenciado por el asesinato del líder socialista Marcelo Quiroga Santa Cruz. Dijo que civía en una casa acondicionada con sistemas de seguridad y que  al momento de su captura mostró una actitud desafiante.

Infografía: La Razón

Infografía: La Razón

La Razón Digital / Carlos Corz / La Paz

10:19 / 01 de febrero de 2016

Una investigación sobre un delito común llevó a encontrar pistas y luego a dar con el paradero de Felipe Froilán Molina Bustamante, alias El Killer, sentenciado por el asesinato del líder socialista Marcelo Quiroga Santa Cruz. Se encontraba escondido en una vivienda de la zona Sur de La Paz que había sido acondicionada como guarida de seguridad y que se encontraba equipada incluso con cámaras de vigilancia.

La información la proporcionó esta mañana el ministro de Gobierno, Carlos Romero, en una conferencia de prensa en el Comando de la Policía Boliviana. Aunque no ofreció mayores detalles, dijo que la denuncia de un delito común vinculado a la familia del hasta ayer prófugo de la justicia permitió encontrar pistas y detener al sentenciado en 2007 a 30 años de cárcel sin derecho a indulto.

“Un hecho criminal de alguna manera involucraba, en situación de víctimas, a sus familiares. A través de ese procedimiento investigativo y cruzando algunas pistas y algunas fuentes (se lo encontró)”, detalló.

La vivienda en la que se escondía se encuentra ubicada en Cota Cota, en la zona Sur de la ciudad de La Paz. “El lugar está caracterizado por una baranda alta, cámaras de vigilancia y un mirador en el frontis;  había sido prácticamente acondicionada para esconder a una persona y cumplir tareas de vigilancia”, explicó la autoridad.

En el interior la situación de seguridad no era diferente. Se había construido un doble tumbado de 40 por 40 centímetros y una pared falsa para cubrir el escondite. De hecho, según detalló Romero, fue complejo llegar hasta el escondite, ya que se tuvo que hacerse un forado para descubrirlo y detenerlo, poco después de que descendiera de un vehículo que era conducido por su hija de 21 años e ingresara al inmueble.

Fue detenido en poder de un arma blanca  y un teléfono celular. Su actitud al momento de la captura fue desafiante, contó la autoridad. “La reacción del señor Killer: (se) ha mostrado bastante soberbio, seguro, ha desafiado a los policías….protestaba contra el operativo y lo calificaba de poco profesional”.

Durante la acción policial, que movilizó a 80 uniformados en tres anillos de seguridad, fueron detenidas tres personas: su esposa, su hija y la trabajadora doméstica. Romero anunció que fueron detenidas bajo los cargos de complicidad y encubrimiento, aunque –aclaró- serán las autoridades correspondientes las que definan su suerte legal.

El Juzgado 2° de Partido en lo Penal Liquidador de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz  pronunció la Sentencia 129/2007 del 12 de diciembre de 2007, mediante la cual Franz Pizarro Solano, José Luis Ormachea España y Felipe Froilán Molina fueron sentenciados a 30 años de cárcel sin derecho a indulto por ser autores de los delitos de alzamiento armado contra la seguridad y soberanía del Estado, terrorismo y encubrimiento, así como responsables del delito de asesinato en grado de complicidad (de Quiroga Santa Cruz y otros sindicalistas).

El Killer debía cumplir su condena en el penal de Chonchocoro, en La Paz. El Ministro de Gobierno informó que por instrucción presidencial el capturado fue trasladado a la cárcel de máxima seguridad.

Más información

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia